Análisis

Análisis de Tower of Guns

Por David Alonso Hernández
-

Versión comentada: PS4

Tower of Guns llega a PS Plus en abril dispuesto a convertir nuestras PS3 y PS4 (y también Xbox One y PC) en un auténtico campo de batalla en primera persona. ¡Vamos a ver si lo consigue!

Los juegos que han llegado a PS plus en abril son de lo más variado, y entre las propuestas que podemos disfrutar este mes en PS3 y PS4 se encuentra Tower of Guns (que ha llegado también a Xbox One y PC), el Shooter creado por Terrible Posture Games, un estudio formado por Joe Mirabello, que trabajó anteriormente en títulos como Kingdoms of Amalur, y Mike Mirabello, que encarga del apartado sonoro.

Evidentemente, el hecho de que el juego esté desarrollado casi en su totalidad por una única persona es algo realmente admirable, pero también es cierto que no podemos esperar de Tower of Guns ese aire a superproducción (tampoco lo pretende), sino un título sin demasiados alardes que busca entretener de forma rápida y directa.

Para tratar de conseguirlo, Mirabello ha apostado por el género de la acción en primera persona y ha dotado a su obra de un aire muy "noventero", con reminiscencias de títulos como Doom o Quake, de los que recupera algunos elementos en el plano jugable.

Dispara bien y no mires a quien

Esta búsqueda de la diversión sin complicaciones se deja notar desde el primer momento, ya que el juego prácticamente carece de historia (incluso se puede desactivar por completo), por lo que la única información que necesitamos saber es que nos toca avanzar por una sucesión de escenarios, bastante pasilleros, mientras disparamos a todo lo que se mueve y evitamos que acaben con nosotros. Suficiente, ¿no?

Uno de los puntos fuertes de Tower of Guns es, precisamente, su diseño de niveles, que se generan de manera procedural y hacen que, en cada partida, algunos elementos y la posición de los enemigos sea distinta... aunque siempre igual de "puñetera".

Y es que el número de enemigos (robots, en su gran mayoría) es siempre muy alto, lo que sumado a un escasísimo número de coberturas consigue que el ritmo de juego sea bastante elevado. Vamos, que aquí eso de esconderse en una esquina y disparar no funciona, y siempre toca avanzar mientras esquivamos el fuego enemigo moviéndonos lateralmente o saltando, mientras no paramos de disparar nuestras armas.

Hablando de ellas, al principio del juego solo podemos escoger entre dos (más una habilidad especial), pero según avanzamos y recogemos orbes y dinero del escenario podemos acceder a un elenco más variado (y extravagante), así como a más habilidades, como por ejemplo la posibilidad de realizar un triple salto.

Variedad... con fecha de caducidad

Como podéis comprobar, sobre el papel Tower of Guns tiene muchos elementos que garantizan una amplia longevidad (diseño de niveles procedural, variedad de armas y mejoras...) pero la verdad es que su fórmula no acaba de cuajar.

Y es que, pese a todas estas virtudes, pronto nos encontramos con que la mecánica apenas varía con el paso de los distintas fases, por lo que pronto la monotonía se deja notar en el desarrollo.

A esto contribuye un extraño y confuso diseño de enemigos, y unos escenarios demasiado lineales y vacíos, que hacen que pronto perdamos el interés en seguir avanzando.

Tampoco el apartado técnico, correcto, aunque bastante sencillo, ayuda a paliar esta sensación. Y lo cierto es que, muy pronto, notamos que al juego le falta "algo". Quizá la inclusión de más variantes o una mayor variedad de modos hubiese ayudado en este sentido... ¡Una pena!

Valoración

Un Shooter que recuerda a los clásicos del género en los 90, y que ofrece acción rápida y directa. Lástima que se haga repetitivo demasiado pronto, y que se quede corto en opciones y modos de juego.

Hobby

71

Bueno

Lo mejor

Diversión sin complicaciones desde la primera partida. La diseño procedural de los escenarios.

Lo peor

El desarrollo se vuelve repetitivo en poco tiempo y se echan en falta más opciones y modos de juego.

Lecturas recomendadas