Análisis

Análisis de The Walking Dead Assault

Por David Alonso Hernández
-

Tras hacernos disfrutar con su cómic, dejarnos pegados a la tele con la tercera temporada de su serie y sorprendernos con su juego para PS3, Xbox 360 y PC, The Walking Dead Assault llega ahora a iPhone, iPad e iPod Touch para llenar de salpicaduras nuestra pantalla táctil.

2012 ha sido un magnífico año para The Walking Dead, al menos en lo que a repercusión mediática se refiere. Y es que al éxito de crítica y público de la tercera temporada de la serie televisiva (para mí la mejor de las tres sin ningún tipo de duda), hay que sumar el premio a mejor juego del año en los prestigiosos Spike VGA 2012 para The Walking Dead de Telltale Games, la emocionante aventura compuesta por 5 capítulos descargables que podemos disfrutar en PS3, Xbox 360 y PC.

Con el claro objetivo de subirse a este exitoso "carro zombi" llega ahora The Walking Dead Assault, un título de acción y estrategia para iPhone, iPad e iPod Touch que se aleja completamente del estilo del juego de Telltale Games, y que incluso reniega un tanto de la serie para intentar engatusar a los fans más acérrimos del cómic de Robert Kirkman.

Para conseguirlo, el título de Gamagio y Skybound toma como objetivo primario sorprendernos con una enorme fidelidad respecto a la obra de Kirkman, sobre todo en lo que respecta a su apartado artístico y a su historia, algo que los seguidores del cómic agradecerán enormemente.

Cuando Rick despertó del coma

El primer ejemplo de esta búsqueda de la fidelidad por parte de Assault lo vemos nada más empezar el juego, cuando asistimos al despertar de Rick Grimes en un hospital desolado, exactamente igual que sucede en el cómic original.

A partir de ese momento, nuestro primer objetivo es ayudar a Rick a escapar de un centro sanitario que, como tendrá la desgracia de comprobar enseguida, está infestado de zombis que tratan de hincarle el diente sin descanso.

Desde una perspectiva elevada, que podemos acercar, alejar y rotar a voluntad con los clásicos "pellizcos" a la pantalla, manejamos a Rick tocando en el punto donde queremos que se desplace. Avanzar con precaución es vital, ya que nuestra visibilidad es reducida y nunca sabemos que nos puede deparar la siguiente esquina o habitación.

Formando un grupo de supervivientes

Tras finalizar la primera misión pasamos a una pantalla de gestión donde podemos mejorar nuestra vitalidad, capacidad de munición o, lo más importante, reclutar nuevos miembros para afrontar los niveles posteriores con un grupo de hasta 4 supervivientes.

Todos los personajes que desbloqueamos son viejos conocidos del cómic y de la serie de televisión; Shane, Andrea o Glenn son algunos de los primeros en sumarse a la "fiesta", y cada uno de ellos porta un arma de fuego y otra cuerpo a cuerpo, así como una habilidad especial diferente, que podemos activar cada cierto tiempo y nos otorga ventajas como recuperación de salud, mejoras en la puntería o camuflaje.

Elegir al grupo idóneo es vital para afrontar con garantías de éxito las distintas misiones, que están ambientadas en diferentes momentos del cómic, y nos instan a realizar tareas como acabar con todos los caminantes de una zona o rescatar a otros supervivientes.

Y es que la estrategia es una parte muy importante en el desarrollo, y siempre tenemos que decidir cuidadosamente en cada momento nuestra siguiente acción: avanzando con un solo miembro, "tocándolo" y señalando donde queramos que vaya, moviendo a todo el grupo a la vez dejando el dedo apoyado unos instantes en un lugar en concreto, buscando cobertura, evitando el uso de armas de fuego para no atraer a más caminantes, activando distracciones, como alarmas de coches, para despistar a los zombis... las posibilidades de acción son bastante grandes, y es posible completar los niveles de distintas maneras, incluyendo el casi nunca efectivo ataque "a saco", posicionándonos cerca de los enemigos para que nuestro grupo dispare automáticamente.

Sin embargo esta libertad, que es una de las mayores bazas de Assault, es también uno de los inconvenientes del juego, ya que muchas veces el desarrollo se vuelve un poco confuso y es complicado trasladar al juego nuestras intenciones, haciendo que nuestro grupo dispare sin que lo buscáramos o que cueste conseguir que se desplacen a un lugar en concreto, echando por tierra así toda nuestra estrategia.

Además, y en contraste con las posibilidades de acción, los objetivos de las misiones pecan de ser poco variados, por lo que casi siempre nos toca eliminar un número determinado de caminantes, recoger suministros y, de vez en cuando, rescatar a otras personas o interactuar con otros grupos de supervivientes.

Esta falta de originalidad en el desarrollo de niveles unida a los problemas de "confusión" de los que os hablábamos antes, que se hacen más acusados en las fases y en los niveles de dificultad avanzados, cuando los enemigos son muy numerosos, hacen que el juego enganche al principio pero que no consiga retener el mismo nivel de interés durante toda su vida, sobre todo si no somos grandes fans del cómic de Kirkman.

El cómic cobra 'no-muerte'

Al igual que sucede con su historia, el juego apuesta por la máxima fidelidad respecto al cómic a la hora de mostrar la acción en nuestra pantalla táctil. Así, la mayoría de elementos se presentan en blanco y negro, destacando en color algunos objetos clave o la sangre.

Aunque, por motivos estratégicos, lo mejor es jugar desde una perspectiva es elevada, al hacer zoom descubrimos unos escenarios con bastante detalle y unos personajes bien modelados, y que se desenvuelven con bastante soltura.

La verdad es que el 'aspecto cómic' está bastante logrado y, además, tras cada misión o, en ciertos momentos de la acción, nos salpican algunas viñetas que nos ponen en situación o nos avisan, por ejemplo, de la llegada de una oleada importante de zombis, detalle que los fans de la obra de Kirkman agradecerán sin duda.

Y es que son precisamente los grandes aficionados al universo de The Walking Dead (sobre todo los del cómic) los que más van a disfrutar de Assault, un buen título de acción y estrategia que, pese a tener algunos errores, está bastante bien resuelto y tiene como mayor atractivo su enorme lealtad a las aventuras en papel de Grimes y compañía.

Valoración

Con una gran fidelidad respecto al cómic, la mezcla de acción y componente estratégico está bien resuelta, aunque a veces el desarrollo se vuelve un poco confuso. Falta algo de variedad en las misiones.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Su aspecto e historia son casi calcados al cómic y las posibilidades de acción son grandes.

Lo peor

A veces es difícil controlar al grupo y falta variedad en las misiones. Está en inglés.

Lecturas recomendadas