Análisis

Análisis de Zeno Clash II

Por Daniel Quesada
-

Este nuevo juego de rol descargable nos invita a explorar un mundo donde los problemas se arreglan a puñetazos y mazazos. ¿Habéis practicado vuestros uppercuts?

Al ver el título de Zeno Clash II muchos os preguntaréis "pero, ¿hubo una primera parte?" Para los usuarios de consolas, ese juego pasó bastante desapercibido (sólo apareció como descargable en 360), pero en PC sí se convirtió en una interesante sorpresa dentro del entorno del rol en tiempo real. Esta segunda entrega llegó a PC hace unas semanas y ahora aterriza como descargable para PS3 y Xbox 360, a un precio de 15 euros/1200 Microsoft Points. La historia arranca donde acabó el juego original: Ghat y Rimat son dos valerosos guerreros que han de buscar al PadreMadre, algo así como su líder espiritual. Para ello, deberán encarar al Golem, un poderoso guardián que parece poseer un poder más allá de su comprensión.

A partir de esas premisas se articula un juego con ligeros toques de rol, pero que principalmente se podría considerar una aventura de acción. Pero Zeno Clash II tiene sus peculiaridades, pues se juega (siempre controlamos a Ghat, pero Rimat nos acompaña en los combates y las escenas de corte) en perspectiva subjetiva y su sistema de combate se basa más en la lucha cuerpo a cuerpo que en el uso de armas a distancia. Sí, hay pistolas, fusiles y otros objetos en esa línea, pero la munición es muy escasa y os veréis irremediablemente obligados a practicar vuestros uno-dos con los puños y vuestras esquivas frente a los ganchos de los rivales. Una vez dominado, el sistema de pelea resulta bastante satisfactorio y permite encadenar fintas con golpes muy contundentes que lanzan a los pobres enemigos por los aires.

Lamentablemente, el catálogo de ataques no es demasiado amplio y eso nos lleva a repetir una otra vez las combinaciones que sean más efectivas contra unos rivales que, por otra parte, no son unos lumbreras, que digamos. Algo se apaña con las armas cuerpo a cuerpo que podemos adquirir (cadenas, mazas o hasta un curioso guante que proyecta la energía del sol), pero da la sensación de que las peleas podrían haber llegado más allá. Sobre todo, si tenemos en cuenta lo reiterativo que se vuelve todo al combatir cada dos por tres.

Colegas de gresca

Como comentábamos al principio, nosotros solo vemos a Ghat (sus manos, más bien) durante la mayoría de la aventura. Ahora, cuando tienen lugar los enfrentamientos más peliagudos, podemos "invocar" a su compañera Rimat o a otros personajes para que nos ayuden en combate. ¿Y cómo reclutamos a esos otros personajes? Pues a base de dar con ellos y pedirles que se unan a nuestra causa, algo que sólo harán si hemos invertido puntos de experiencia en mejorar nuestro poder de convicción (también podemos invertirlos en mejorar nuestro ataque o defensa, por ejemplo). Lo curioso es que esos puntos de experiencia no se obtienen combatiendo o explorando, sino recolectando unos tótems que encontramos por el escenario.

Esta tarea es un tanto cansina, en buena medida porque Zeno Clash II nos propone guiarnos con el que debe ser el mapa más escueto de la Historia. Nada de rutas ni puntos clave, sólo las áreas generales de nuestro entorno. Al menos, nuestros objetivos principales y secundarios se marcan con una flecha sobre la pantalla, pero no sabemos si estos se encuentran a 10 metros o a 1000.

No es lo único por lo que os podréis sentir perdidos. Si no habéis jugado a la primera parte, os daréis de bruces con un montón de personajes que hablan de cosas de las que no tenéis ni idea, sin introducciones ni nada parecido. La única "pista" se encuentra en el tutorial de combate, donde unas voces en off (el juego está en inglés con subtítulos en castellano, por cierto) lanzan algunos retales de la trama.

Vacaciones en Zenozoik

Hay que reconocer que los diseñadores de Zeno Clash II son realmente creativos. Zenozoik, el amplio mundo en el que se desarrolla el juego (tardaremos algo más de 10 horas en abarcar todo el entorno), está plagado de ambientes coloridos, surrealistas y sugerentes, donde encontramos criaturas que parecen sacadas de una pesadilla de Dalí: hombres con cabeza de elefante, extrañas gambas bípedas, humanoides con apósitos metálicos... En general, el diseño artístico es superior al de la media de juegos del género, pero el acabado técnico es otro cantar. Mientras que la versión de PC estaba mucho mejor rematada, las texturas de los juegos de consola son horriblemente básicas, las animaciones faciales más bien justitas y el sistema de iluminación, poco contrastado. Parece como si todo el mundo estuviera iluminado por los focos de un estadio, sin matices en las sombras.

Es una pena, porque los entornos y los personajes resultan interesantes y realmente pica la curiosidad por entrar en nuevas regiones del mapeado. ¿De verdad no podían haber sacado más partido al Unreal Engine 3?

Trotamundos online

Aunque se puede superar perfectamente Zeno Clash II en solitario, éste nos da la opción de añadir a un segundo jugador online para que nos acompañe en la aventura. Da igual que estéis en distintos puntos de la aventura. Si eres tú el que va rezagado, el juego avanzará hasta el momento de la trama en el que está el compañero. Habrá quien sienta que ese sistema es injusto porque te obliga a "saltarte" la aventura, pero teniendo en cuenta que seguramente no encontrarás muchos usuarios con este juego, es mejor tener esta opción que ninguna.

Y es que mucho nos tememos que este juego va a pasar absolutamente desapercibido. Tiene una historia suficientemente interesante, diseños de personajes chulos y cierta creatividad en el sistema de combate, pero está muy, muy atrás en el apartado técnico y en los mecanismos de exploración. A pesar de todo, si comulgas con las aventuras roleras más extravagantes, deberías darle una oportunidad, pues posee bastantes incentivos de interés. A fin de cuentas, ¿cada cuánto tiempo has tenido un PadreMadre que es un hombre-pájaro?

Valoración

Una buena colección de ideas sobre el papel, que se ven bastante empañadas por la discreta realización técnica. En el rol de acción hay propuestas mucho mejores, pero a este precio tiene un pase...

Hobby

59

Regular

Lo mejor

La creatividad en los diseños de personajes y entornos. Las peleas tienen su gracia.

Lo peor

El apartado técnico sería flojo hasta en PS2. Se vuelve bastante repetitivo.

Lecturas recomendadas