Principal Battlefield 1 They Shall Not Pass
Análisis

Battlefield 1 They Shall Not Pass - Análisis del DLC

Por David Martínez
-

Versión comentada: PC

They Shall not Pass inaugura los cuatro DLC que forman el pase de temporada de Battlefield 1. Cuatro mapas, un nuevo modo de juego, el ejército francés y nuevas armas y vehículos se suman a un multijugador brutal, que recrea la Primera Guerra Mundial como nunca se había hecho.

They shall not pass (no pasarán) es el grito que hicieron famosos los soldados franceses durante la Primera Guerra Mundial, mientras resistían el avance de las tropas del Imperio alemán. No confundir con el lema republicano que se hizo famoso durante la defensa de Madrid en la Guerra Civil Española. 

Ahora también es el título del primer DLC para Battlefield 1, que llegará el próximo 14 de marzo para todos aquellos jugadores que tengan el Premium Pass  y que una semana después estará disponible para el resto. ¿Y cuál es su contenido? Pues se trata de cuatro nuevos mapas, un modo de juego adicional, un behemoth, 10 armas (6 principales y 4 cuerpo a cuerpo) una nueva clase elite y la inclusión del ejército francés entre las tropas del multijugador.   

La guerra en Francia

Los cuatro mapas, en detalle, cubren distintos aspectos de la guerra. Las colinas de Verdún recrea una de las batallas más cruentas de la guerra, que tuvo lugar en 1916. Se trata de una ladera labrada por las trincheras, castigada por la artillería, y que se encuentra en llamas. En Verdún vamos a sufrir los horrores de la guerra como nunca en Battlefield 1

Fuerte de Vaux explora los combates en interiores, con túneles y estancias que requieren un estilo de juego rápido, donde los fusiles de precisión y las ametralladoras ligeras de las clases explorador y apoyo palidecen. Y por su parte, Brecha está ambientado en la ladera de una montaña, en que las amapolas han crecido sobre los escombros, y aquí el uso de vehículos y armas de largo alcance tiene sentido. Por último, Soissons recrea un pequeño pueblo situado en medio de la campiña gala, y también es uno de los mapas más grandes del DLC.

Todo este contenido adicional para Battlefield 1 se traduce en interminables horas de juego, ya que los cuatro mapas se agrupan en dos operaciones: Más allá del Marne (en que la infantería y los vehículos acorazados comparten el campo de batalla) y el Yunque del diablo, que se centra en los combates a pie. Y por supuesto, podemos jugarlos en modo Conquista o Rush.  

El nuevo modo Frente 

Pero lo mejor es estrenarlos con un nuevo modo de juego: Frente. Este juego es una combinación de las mecánicas de Rush y Conquista, que conocemos del Battlefield 1 original: Los dos ejércitos se enfrentan en igualdad de condiciones y su objetivo es hacer que el frente avance hasta el cuartel general del enemigo. Para hacer que la línea de combate se vaya moviendo, primero debemos tomar una bandera, y después volar por los aires dos estaciones de telégrafo. Para que se entienda mejor, es como el modo Rush, pero con la posibilidad de volver atrás en el mapa, y con más objetivos que tomar. 

Si jugamos en modo operaciones, podremos pilotar un nuevo behemoth, el tanque súper pesado Char 2C, que resulta ser el más poderoso de todo el juego. Al igual que el tren acorazado, el zeppelin o el barco, soporta varios jugadores en distintos puestos de artillería, pero el tanque puede moverse con más libertad por el campo de batalla, y su batería de cañones es devastadora. Para hacerle frente, la nueva clase de soldado elite (el asaltante de trincheras) es un soldado con armadura, granadas y una maza de pinchos, que puede soportar gran cantidad de impactos. 

¿Merece la pena el DLC?

En general, They Shall not Pass para Battlefield 1 es un buen DLC. Desde el punto de vista histórico, era necesario incluir el ejército francés en el catálogo de tropas disponibles, lo mismo que recrear la batalla de Verdún. Y desde el punto de vista estrictamente jugable, se agradece la presencia de nuevas armas y vehículos -junto a los uniformes adicionales- para añadir más profundidad a las batallas. Y si ya hemos “machacado” el juego original, podemos acceder a 10 nuevos niveles, con sus desbloqueos. 

Son sólo cuatro mapas -con una experiencia que no difiere demasiado del multijugador original- y un nuevo modo, pero mantienen fresca nuestra experiencia en el estupendo multijugador de Battlefield 1. DICE, además, nos ha adelantado sus planes para el contenido de todo el pase de temporada. Tras They Shall not Pass, llegarán el frente ruso, Gallipoli y Apocalypse (una recopilación de las batallas más sangrientas de la Primera Guerra Mundial, con armas experimentales y la sensación de haber descendido al infierno). Y con eso se completa una experiencia de guerra global. Enmarcado dentro de estos planes, el primer DLC de este "shooter" cobra más sentido aún. 

Valoración

Cuatro nuevos mapas, un modo adicional y la inclusión del ejército francés, añaden más profundidad al mejor FPS bélico del año. Aunque la experiencia no cambia demasiado respecto al original, se agradece visitar campos de batalla tan relevantes como Verdún.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

La inclusión del ejército francés y el mapa de Verdún, junto a dos nuevas operaciones: Más allá del Marne y el Yunque del diablo.

Lo peor

El nuevo modo Frente no es muy diferente de rush. Los cuatro mapas multijugador se pueden quedar cortos para un DLC.

Lecturas recomendadas