Análisis

Crítica de Coriolanus

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Marcio regresa a su patria como gran triunfador tras vencer a los invasores. Sin embargo, sus políticas le hacen impopular entre sus conciudadanos, que le condenan al exilio. Coriolanus, en un ataque de furia, se une a sus rivales para atacar a su país y se pone a las órdenes del que hasta ahora había sido su enemigo.   2011 - DIRIGIDA POR: Ralph Fiennes - PROTAGONIZADA POR: Ralph Fiennes, Gerard Butler, Vanessa Redgrave y Jessica Chastain. Estreno multiplataforma en España: en cines en VOSE, en DVD y en descarga en las plataformas Yomvi, Wuaki TV, Ono, Imagenio, Nubeox y Filmin en versión doblada: 25 de enero.

La fuente original es una tragedia en cinco actos en verso y prosa de William Shakespeare que fue escrita hacia el año 1608 e impresa en el infolio de 1623. En ella se habla de la vida de Coriolano que Shakespeare leyó en la traducción de Thomas North (1579) de las "Vidas paralelas" de Plutarco, hecha sobre la francesa de Jacques Amyot.

Ralph Fiennes, cuya cinta nos llega muy tarde (de hecho está a punto de terminar su segunda película titulada The Invisible Woman) ha tenido el acierto de rodearse de un equipo talentoso para hacer brillar de nuevo el texto del dramaturgo si bien es cierto que lo actualiza introduciéndolo en una nueva Roma que bien podría asimilarse a los Balcanes. De hecho el rodaje de la película tuvo lugar en Reino Unido, Belgrado y Pancevo (Serbia) y Kotor (Montenegro).

 

Su originalidad radica en que respeta en gran medida el texto original, el reparto de los papeles e incluso el nombre de las ciudades trasladando la acción a un espacio-tiempo distinto al original, lo que choca bastante en un principio (sobre todo por la densidad del texto y el uso de la retórica).


Coriolanus cuenta con un guión del reconocido John Logan (Gladiator, El último samurai), y cuenta con un gran reparto encabezado por el propio Ralph Fiennes (Skyfall, En tierra hostil), así como Gerard Butler (Un buen partido, Exposados), Vanessa Redgrave (Expiación, Abajo el telón), Brian Cox (El origen del planeta de los simios, Match Point) y Jessica Chastain (La noche más oscura, El árbol de la vida).



La guerra ayer y hoy

Lo más interesante de la película es, cómo no, la actualidad de cualquiera de los libretos de Shakespeare, pero en concreto de este "Coriolano" que se adapta por primera vez a la gran pantalla (gran mérito el de Fiennes al estrenarse corriendo muchos riesgos). La película comienza desconcertando al espectador con imágenes de un noticiario en las que podemos ver por primera vez a Marcio (Ralph Fiennes), un hombre de guerra que no quiere ganarse el amor del pueblo: solo desea lo mejor para su Roma y tiene una idea muy clara de cuál es su rol: el de soldado entregado en cuerpo y alma a la batalla.

Hay un claro contraste de canon enfrentándose el clasicismo con la contemporaneidad, pero qué poco hemos cambiado: aunque Fiennes nos muestra ametralladoras en lugar de lanzas (por cierto, excelente sonido el de la campaña militar), lo que nos interesa es la poderosísima presencia de un hombre que vive por y para la guerra.

Tras mostrar un cruento enfrentamiento entre las tropas de Roma y las de los Volsgos liderada por Aufidio (Gerard Butler), se producirá un combate singular entre ambos que le dará la victoria a Marcio, si bien no acaba con la vida de su rival.

Cuando ganar no es suficiente

Su regreso es celebrado por todos, de modo que se le concede el sobrenombre de Coriolano. Es en ese momento en el que se plantea aspirar al Senado. Para ello hace lo que nunca pensó que podría hacer: relacionarse con el vulgo para pedir su voto. Sin embargo, la traición se cierne sobre él y el pueblo se rebela poniéndose en su contra debido a la perfidia de dos instigadores (Bruto y Sicinio) y a la postre es desterrado. En este punto aunque Fiennes intenta mostrar la volubilidad de la masa, hay que reconocer que le falta pulso dramático (Ágora o Argo, por poner un ejemplo reciente, mostraba mucho mejor el peligro de la turba desatada).

A partir de este momento, se desata la tragedia: sediento de venganza Coriolano se transforma en el peor enemigo de Roma y se alía con su enemigo para destruir todo aquello por lo que antes había luchado. La soberbia y su orgullo herido le dan alas para desatar su furia contra los suyos. Solo alguien se interpone entre él y la devastación: su madre, una sublime Vanessa Redgrave que es sin duda el personaje más fuerte y más interesante de la película y el único capaz de atrapar por las riendas a Coriolano con sus fabulosos parlamentos.

Muy conmovedor también Brian Cox en el papel de Menenio, como encarnación de la fidelidad del amigo y consejero de Coriolano hasta el último minuto. Jessica Chastain, que encarna a la esposa de Coriolano y de alguna forma representa la candidez y la paz pasa muy desapercibida en un guión en el que no tiene mucho peso específico, pero sobre todo por la inmensa sombra que proyecta sobre ella Redgrave.

Así pues, estamos ante un relato poderoso, en la que aún así echamos en falta un poco más de ritmo, especialmente en su primera mitad. Quizá eso eche para atrás a muchos espectadores, pero los más pacientes disfrutarán de una película muy acertada.

Valoración

Interesante punto de partida para Ralph Fiennes como director. Regala una interpretación excepcional y se rodea de talento para actualizar a un Shakespeare inmortal.

Hobby

77

Bueno

Lo mejor

Los momentos de ira de Coriolanus y una Vanessa Redgrave que declama como los ángeles (mejor en V.O)

Lo peor

Cuesta entrar en la película al principio, se entona hacia la mitad del metraje.

Lecturas recomendadas