Análisis

Crítica de El hipnotista

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: El hipnotista es la adaptación de la obra homónima de dos escritores suecos. Dos escenarios de un crimen convergen en el asesinato de una familia. La falta de pistas hace que el comisario Joona solicite la ayuda del famoso hipnotizador Erik Maria Bark, para interrogar al único superviviente: un chico de quince años gravemente herido. La investigación toma un cariz inesperado cuando el hijo de Bark es secuestrado.2012 - DIRIGIDO POR: Lasse Hallström - PROTAGONIZADO POR: Tobias Zilliacus, Mikael Persbrandt, Lena Olin, Helena af Sandeberg, Jonatan Bökman, Oscar Pettersson, Eva Melander y Anna Azcarate. Ya en cines.

El hipnotista supone la versión en imágenes de la novela de Lars Kepler, pseudónimo utilizado por la pareja formada por Alexander Ahndoril y Alexandra Coelho Ahndoril. Los autores, que se habían labrado ya una reputación como escritores de prestigio por separado, decidieron no revelar su identidad en un principio para evitar opiniones preconcebidas y prejuicios respecto a su obra.

"El hipnotista", publicado en 2009 es el primer volumen de la que será una saga de ocho libros que ha ido creciendo con "El contrato" y posteriormente con "La vidente".

La película está dirigida por el realizador sueco Lasse Hallström, cuya dilatada carrera le ha llevado a firmar multitud de títulos, muchos de ellos relacionados con obras literarias. Se dio a conocer en los años ochenta gracias a su película Mi vida como un perro, que consiguió dos nominaciones a los Oscar y tras realizar un buen número de películas en su país, se hizo un hueco en Hollywood gracias a la película ¿A quién ama Gilbert Grape? a la que siguieron Algo de qué hablar y la aclamada Las normas de la casa de la sidra, la adaptación de una novela de John Irving

 

Más tarde llegarían Chocolat, basada en la novela de Joanne HarrisAtando cabos, adaptación del libro de Annie Proulx. Posteriormente ha seguido tocando diferentes registros en películas dispares como Giacomo Casanova, protagonizada por el malogrado Heath Ledger, La gran estafa, Siempre a tu lado, Hachiko, Querido John, basada en el bestseller de Nicholas Sparks y La pesca de salmón en Yemen, una nueva adaptación, en este caso del trabajo literario de Paul Torday.

 


 

En su retorno al cine sueco, Hallström se ha decantado por el género del thriller, tomando como punto de partida una novela con un gran sentido del ritmo y de la acción. Su principal virtud es la de contar con un arranque fabuloso, que deja al espectador lo suficientemente enganchado a la cinta como para dejarse llevar durante el metraje hasta llegar a esclarecer la truculenta muerte de una familia, a priori ejemplar.

 

Asistimos al brutal apuñalamiento de un hombre y a continuación al escenario del crimen principal: el de su casa, en el que el asesino ha pasado a cuchillo al resto de los intergrantes de la familia. In extremis, un joven de quince años es rescatado. Para conseguir acceder a sus recuerdos, el comisario de la policía (Tobias Zilliacus) requerirá a un hombre con la capacidad de hacer entrar en regresión al joven, que desvelará las claves que les lleven a desvelar la identidad del agresor.

 


 

Se echa de menos que aparezca de nuevo esa genialidad del comienzo en el resto de la cinta, porque tanto el montaje como la fuerza de las imágenes se queda grabado en la retina, pero, sin embargo, la evolución del metraje se adentra cada vez más en el drama familiar, desinflándose totalmente en el tercio final.

 

Lo que sin duda consigue el cineasta es generar una atmósfera de lo más inquietante gracias a la fotografía, voluntariamente fría y grisácea que entra en diálogo con la historia que se nos cuenta y sobre todo con la pareja protagonista compuesta por el hipnotista (Mikael Persbrandt), un hombre destrozado tras haber caído en desgracia y su controladora esposa, incapaz de confiar en él. Por cierto, ella es Lena Olin, la esposa en la vida real del propio Hallström.

 

 

Su relación se mueve por terrero resbaladizo hasta que tienen que hacer frente al secuestro de su hijo, hecho que les llevará a poner a prueba su matrimonio. Las conexiones entre las dos tramas son un tanto forzadas y es aquí donde el argumento encuentra su mayor tendón de Aquiles, dejando bastantes cabos sueltos.

 

El hipnotista sabe a poco. Acostumbrados como estamos ya a la literatura nórdica y a sus transcripciones en imágenes, da la sensación de que la cinta se ha quedado a medio gas, con ciertos giros de guión que no terminan de satisfacer la necesidad de acción que genera el propio arranque de la película.

 

Con todo, consigue mantener el interés del espectador prácticamente hasta el final por ser más bien poco convencional, si bien el desenlace ya entra en el terreno de lo previsible. Eso sí, el hielo, la nieve y en general, la ambientación, hace que se olviden los calores del verano por completo.

Valoración

Gélido thriller que comienza de una forma espectacular para rebajar el tono y desenvolverse en su tramo final en el drama familiar. Original aunque no redonda materialización de la novela del matrimonio que escribe bajo el pseudónimo de Lars Kepler.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

El arranque de la acción y los intérpretes. Mantiene el interés durante todo el metraje.

Lo peor

Al final no se guardan un triunfo en la manga y se echa de menos el factor sorpresa.

Lecturas recomendadas