Análisis

Crítica de Operación UNCLE de Guy Ritchie

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Operación UNCLE (The Man from UNCLE) - DIRIGIDA POR: Guy Ritchie - PROTAGONIZADA POR: Henry Cavill, Armie Hammer, Alicia Vikander, Elizabeth Debicki, Hugh Grant, Jared Harris, Christopher Sciueref, Susan Gillias, Luca Calvani y Nicon Caraman. Ya en cines.ARGUMENTO: El agente de la CIA Napoleon Solo y el agente de la KGB Illya Kuryakin se parecen entre sí mucho más de lo que creen. Obligados a apartar sus diferencias, ambos se unen para formar un equipo que llevará a cabo una misión conjunta para intentar poner fin a una misteriosa organización criminal internacional que pretende desestabilizar el frágil equilibrio de poder resultante de la proliferación de armas y tecnología nuclear.

Napoleón Solo, un agente de la CIA, y el agente de la KGB Illya Kuryakin regresan a las pantallas, ahora del cine, de la mano de Henry Cavill (El hombre de acero) y Armie Hammer (El llanero solitario. La nueva cinta de Guy Ritchie se inspira en la serie El agente de CIPOL, que guarda importantes paralelismos con la saga Bond para poner en pie una propuesta tremendamente estética que entretiene desde el primer momento.

 

Y lo hace además con vocación de crear una nueva franquicia en torno a la pareja de agentes, que no tienen más remedio que colaborar juntos en una arriesgada misión para salvar al mundo (faltaría más). Las amenazas nos suenan ahora un poco añejas, en tiempos de guerras de la información o armas bacteriológicas, pero casan con el espíritu original de la serie en que se basa y la ambientación de la película.

 


 

¿Su misión? Cercar a la organización criminal internacional liderada por una viuda negra tan espectacular como fanática Victoria (Elizabeth Debickicuya actividad se centra en desestabilizar el precario equilibrio en el que se mueve la política con la proliferación de las armas y la tecnología nuclear.

 

A nivel estilístico Guy Ritchie sigue siendo minimalista creando secuencias de acción maravillosamente bien rodadas en las que se intercalan todos los elementos clásicos de las cintas de espías sesenteras: desde la música intrigante de Daniel Pemberton hasta las pantallas partidas o los efectos fotográficos que realzan las siluetas de los impecables trajes de los agentes...

 


 

En el marasmo de remakes y reboots al menos Ritchie tiene la osadía de apuntar algo lejos trayendo algo que huele a fresco, aunque solo sea porque se ha quedado un poco más atrás en el tiempo. Recuperar una serie de los 60 se antoja más interesante que revivir las que tuvieron éxito hasta hace apenas diez años. No nos ha dado tiempo a sentir el cambio de era.

 

En este caso sí, de hecho hay algo incluso de juego de niños en una trama en la que recuperamos los viejos odios entre soviéticos y estadounidenses, a los que el propio Ritchie y Lionel Wigram con quien coescribe el guión sacan punta en diversos gags humorísticos que contribuyen a aligerar la ya de por sí digestiva propuesta.

 


 

La química que tienen en pantalla los intérpretes confirma el acierto del trabajo del director de casting Reg Poerscout-Edgerton que ha sabido ver el talento que hay más allá del evidente atractivo de Henry Cavill, Armie Hammer y Alicia Vikander (que nos dejó alucinados en Ex_Machina) y que contribuye a reafirmar las grandes posibilidades de que Operación UNCLE sea la primera entrega de una serie de películas centrada en el grupo de élite.

 

Menos acertado parece el fichaje de Hugh Grant, que apenas aparece como el cemento que une a estos "ángeles de Charlie", y que, como Charlie, transmite más bien poco.

 

 

Como principal fortaleza, el diseño de producción de la película es apabullante: un mosaico de enclaves, sets de rodaje, vestuarios, maquillajes y atrezzo que nos hacen viajar en el tiempo tanto o más que los títulos de crédito finales. Es como encontrar una cajita de música en una torre de CDs.

 

Con su colorista propuesta veraniega que destaca de entre los títulos más bien discretos que están arribando a carteleras, Ritchie nos hace pasar un rato de lo más agradable dejando reposar un poco al Sherlock de Robert Downry Jr. para quien Wigram ya está escribiendo una tercera entrega. Vale, quizás la trascendencia queda de lado, pero en general Operación UNCLE deja un buen sabor de boca y ofrece justo lo que esperábamos, lo cual, a estas alturas, sabe a bombón.

Valoración

Refrescante entretenimiento veraniego con grandes aspiraciones estéticas y trasfondo revival sesentero. Pasa divinamente.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

La ambientación, el grano de la película, las pantallas partidas y la química del reparto.

Lo peor

Parece un poco trasnochada al retomar la guerra fría y el enfrentamiento EE. UU. vs. URSS

Lecturas recomendadas