Análisis

Crítica sobrenatural de Los amos del barrio

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En un tranquilo barrio residencial se produce un asesinato. A raíz de este hecho, cuatro vecinos se unen en una patrulla de vigilancia para descubrir quién es el culpable. Todo cambia cuando se cruza algo sobrenatural en su camino que no pueden explicar.2012 - DIRIGIDA POR: Akiva Schaffer - PROTAGONIZADA POR: Ben Stiller, Vince Vaughn, Jonah Hill y Richard Ayoade. Ya en cines.

¿Tenéis ganas de ver una comedia intrascendente para echaros unas risas con los colegas? Pues seguid buscando porque estamos ante una de las películas más engañosas de este año: ni divertida, ni ingeniosa, ni intrascendente porque encima de todo lo anterior tiene la osadía de pretender meterte una moralina sobre la importancia de las relaciones con los amigos. Lo que os decimos: de locos...

Los amos del barrio, en el mejor de los casos, produce indiferencia cuando no ganas de ir a pedir la devolución del precio de la entrada. Es increíble que esto se estrene en salas comerciales cuando otras películas se quedan en el tintero. Pero será mejor que os expliquemos por qué nos ha decepcionado tanto.

¿En esto se ha convertido la comedia para adultos?

El principal problema que salta a la vista desde el comienzo mismo de la película es la falta de ingenio de los diálogos que suele suplirse con una carga escatológica desmesurada, lo cual lastra todo el sentido del humor a las escenas supuestamente hilarantes. Solo en momentos puntuales el libreto de Jared Stern (Los pingüinos del Sr. Popper), Seth Rogen y Evan Goldberg (que ya nos habían deleitado previamente con Supersalidos y Superfumados, entre otras perlas) consigue arrancar una sonrisa... Y lo consiguen cuando dejan a un lado los chistes fálicos, espermáticos y/o pretendidamente escandalosos por su violencia o su contenido sexual. 

Parece imposible que hagan falta tres personas para sacar adelante semejante despropósito que no le saca ningún partido a la vis cómica de los actores en la que reposa todo el peso de la película.

De un grupo de humoristas como los que están al frente del reparto, se espera algo más, ¿esto certifica la defunción humorística de Ben Stiller? Puede que sí, a la vista del resultado. No consigue transmitir absolutamente nada de la camaradería que se supone que tiene con sus compañeros de reparto. Vince Vaughn (Cuestión de pelotas, Psycho) sigue intentando demostrar que es gracioso, a pesar de que tiene la vis cómica de un palo de escoba. Jonah Hill (El canguro, Django Desencadenado) sigue encasillado en el papel de "gordito gracioso" que lo catapultó a la fama en Supersalidos mientras que Richard Ayoade, cuyo talento cómico en Los informáticos era evidente, queda relegado aquí al papel de mera comparsa.

Los límites de lo políticamente incorrecto, que puede ser gamberramente divertido si se hace bien, se cruzan en Los amos del barrio para llegar al mal gusto y a lo desagradable sin justificación alguna.

Combinación explosiva

Muy mal tienes que montártelo para tener un punto de partida así y aburrir al espectador: un grupo de pobres diablos se enfrentan a una colonización alienígena, para lo que crean una patrulla vecinal que es un pequeño desastre.

La película navega entre las aguas de la ciencia-ficción y esa comedia adulta que decíamos que no termina de cuajar.

En cierto momento del comienzo recuerda a la notable Attack The Block pero se queda muy lejos de acercarse siquiera a la frescura de aquélla o a las solventes escenas de suspense y acción que la conforman.

Por el contrario, Los amos del barrio no lleva a ninguna parte, ni siquiera en el mini-drama que introduce con calzador para contarnos los problemas de Evan (Ben Stiller) para ser padre y que supone la excusa ideal para la conclusión final de la película: tan innecesaria como el resto del metraje.

Valoración

Mediocre comedia que se torna aburrida y carente de sentido, con diálogos lamentables y giros soeces fuera de tono que no vienen a cuento.

Hobby

35

Malo

Lo mejor

El trabajo de la distribuidora: colar esto en los cines tiene mérito...

Lo peor

La parrafada final sobre el valor de la amistad es el colmo de los colmos.

Lecturas recomendadas