Análisis

Crítica de Spider-man: El desafío del dragón (1979)

Por Daniel Quesada
-

ARGUMENTO: Min Lo Chan, un antiguo compañero de Jonah, le pide ayuda para dar con unos antiguos compañeros a los que algunos creen que él asesinó. En esta búsqueda se ve involucrado Peter Parker, que deberá viajar hasta Hong Kong para resolver como Spider-man una lucha de poderes en la sombra. 1979 - TORPEMENTE DIRIGIDA POR Don McDougall - INTERPRETADA POR Nicholas Hammond, Robert F. Simmon, Rosalind Chao y Benson Fong.

Las películas de Bruce Lee de comienzos de los 70 habían traído una fiebre por las artes marciales que contagió al propio Spider-man. El desafío del dragón era la tercera (y última) película basada en la serie de televisión del hombre araña y buscaba cerrar la trilogía a lo grande. Esta vez, Peter Parker se veía involucrado en una conspiración mafiosa que distribuiría media peli en Nueva York y la otra media en Hong Kong.

No íbamos a encontrar supervillanos ni grandes matones en la sombra. Esta vez tocaba enfrentarse a muchos esbirros con cinturón blanco de artes marciales. Pero también aparecía un nuevo interés romántico para Petey: la encantadora Emily Chan, sobrina del veterano que pide ayuda a Jonah.

 

Su romance con el protagonista está más forzado que el de una película cualquiera de Michael Bay, pero por suerte no roba demasiado metraje. Caso aparte es el del resto de conversaciones, porque en Spider-man: El desafío del dragón se habla más que se respira. Pero nada de conversaciones fluidas o con algún chascarrillo, más bien parece que están leyendo la declaración de la renta.

 

Lo único que se salva es el breve momento en el que aparece... ¡Ted Danson! El actor aún no había saltado a la fama con Cheers y aquí interpreta a un militar sin demasiada trascendencia en la trama general. El resto parece propio de un folletín de la época. Se nota que el director de la peli, Don McDougall, provenía de series como Bonanza o Ironside (¡ojo, también participó en la serie de El Planeta de los Simios!), las cuales tenían un ritmo muy diferente a lo que cabría esperar en una peli de superhéroes.

Le picó una tortuga radiactiva

Bueno, vamos a por las escenas de acción, que ya hay ganas. Es una peli en Hong Kong, tiene que haber buenas coreografías de peleas, ¿verdad? Pues no, no las hay. Creo que en total no hay más de 15 segundos de lucha en todo el film. Hay varios encuentros con "esbirros iniciados en el kung fu", pero solo en uno Spidey intercambia un par de patadas. En los otros, el superhéroe se pone en pose de ataque, los malos hacen lo propio, se miran con intensidad... Y Spider-man lanza una red que los atrapa. Fin y "gatillazo". Un poco como lo del espadachín y el disparo de Indy en En busca del arca perdida, pero sin gracia.

En otro par de ocasiones, el héroe se pone en plan ninja y acecha al maloso de turno, intentando buscar el momento exacto para atacarle. Debe de tirarse como 30 segundos moviéndose de un lado a otro antes de atacar, mientras se nos tortura "once and again" con la melodía principal de la peli, una suerte de bom-chaka-wam-wam de la época. Cuando ya nos hemos rendido y comenzamos a mirar los mensajes de Whatsapp, a Spidey le da por atacar. Uno de los combates acaba de forma contundente: el héroe tira un fajo de periódicos al rival y lo hace perder el equilibrio, cosa que todo el mundo sabe que noquea a un matón curtido. ¿No os parece contundente? Bueno, tened en cuenta que en esa época la prensa escrita tenías más páginas.

 

 

Hay otro par de encontronazos con tipos duros. De nuevo, Spidey acecha. Va a darles lo suyo y lo del vecino, tiene el lanzarredes a punto... Pero el malo le lanza un dardo tranquilizante y acaba con Spidey. Ojo, que se lo lanza como a 50 metros de distancia y le acierta. Al hombre araña, que con su sentido arácnido puede esquivar balas como moscas en los cómics. ¿Lo peor? ¡Que pasa dos veces! Sí, Peter se lleva dos "dardazos" en la peli y acaba casi tan dormido como los espectadores.

 

Pero, ¿es que no tiene poderes? Sí, de hecho usa su sentido arácnido un par de veces para ver con todo detalle el aspecto y los movimientos de enemigos que se acercan tras una pared. Eso sí, esquivar dardos, no puede.

 

El resto de los poderes distan bastante de ser Espectaculares o Asombrosos. Parker no se balancea ni una vez en toda la película y solo trepa por las paredes al final, en una secuencia que sí se arriesga a meter algún plano subjetivo bastante pintón. Pero vamos, no esperéis agilidad, ni piruetas, ni nada parecido, solo un Spidey al que parece costarle esfuerzo saltar encima de una mesa y mantener la pose sin escurrirse.

 

No todo es malo. La verdad es que Spider-man: El desafío del dragón resulta curiosa en los planos que muestran el Hong-Kong de la época, con las multitudes haciendo tai-chi en el parque o los turistas paseando por Aberdeen cual Ryo Hazuki. De hecho, resulta más convincente como documental de la época que como película de acción, os lo digo en serio.

 

Y es que, en realidad, esta obra supuso el último estertor de la serie de TV, que acababa de ser cancelada. Lo que iban a ser dos capítulos especiales ambientados en Asia se fusionaron en una última aventura para el trapamuros setentero. Acababa así una forma más inocentona y simple de plantear a los superhéroes, que sigue desprendiendo un cierto encanto, a pesar de que el tiempo haya pasado sobre ella apisonándola como si fueran Hulk y el Rhino cogidos de la mano.

¿Tienes más ganas de tu amistoso vecino? Sigue leyendo...

Estamos analizando todas las películas de Spider-Man, desde las menos profesionales de los años 70 hasta el reboot de Marc Webb. No te lo pierdas en nuestro reportaje especial del hombre-araña.

Valoración

Había buen material para una película de acción decente, pero la película se obstina en alargar las partes que menos interesan. En general, le técnica es muy amateur.

Hobby

38

Malo

Lo mejor

Sale Ted Danson durante 30 segundos. Algunos planos de la Hong Kong de la época.

Lo peor

Hay más acción en un episodio de Amar es para siempre. Los efectos especiales son... Especiales.

Lecturas recomendadas