Análisis

Crítica tenebrosa de Hotel Transilvania

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Drácula es el sobreprotector padre de la joven Mavis así como el fundador del lujoso Hotel Transilvania, un sitio donde los monstruos pueden mantenerse alejados de los humanos. El problema llega cuando aparece Jonathan, que se enamora de Mavis.2012 - DIRIGIDA POR: Genndy Tartakovsky - EQUIPO DE DOBLAJE: Santiago Segura, Alaska, Mario Vaquerizo, Clara Lago y Dani Martínez. Estreno en España 26 de octubre.

Hotel Transilvania deja un sabor agridulce por una sencilla razón: le falta sentido del humor y le sobra moralina. Los más pequeños seguramente se lo pasarán pipa sin más porque verán bichos, monstruos, esqueletos y todos los aspectos lúgubres que tanto les enganchan ahora: armaduras que se mueven solas, yetis gigantescos, emparedados de gusanos... Una mezcla estupenda para una escapada al cine con ellos.

Los mayores pueden sentirse atraídos por el hecho de que Genndy Tartakovsky (creador de El Laboratorio de Dexter, Samurai Jack o Las Guerras Clon), todo un referente en el mundo de la animación, sea el director. Éste es su primer largometraje.

Aunque Hotel Transilvania es original en su planteamiento de darle la vuelta a la tortilla mostrando el acoso a los monstruos por parte de los humanos y, en concreto, de los turistas cámara en mano a los que todos hemos padecido en alguna ocasión, la película no puede evitar caer en varios tópicos que le restan interés: la trama de la sobreprotección de la adolescente Mavis y cómo no: la madre ausente.


Por si fuera poco seguimos arrastrando la idealización del amor romántico y la supuesta necesidad femenina de "ser rescatada". Al menos en esta ocasión el acento final se pone en la diversión y se reencauzan algunas de las líneas argumentales, que por lo demás tienen poco interés para los adultos: un guiño a Woody Allen, una pullita a Crepúsculo, la comprensión hacia la dedicación paterna del hombre lobo y poco más salvo "el mensaje": dejad que los chicos vivan su vida...

Los puntos fuertes

El diseño de los personajes y la factura técnica de la animación es uno de los principales atractivos de esta singular película que agrupa a la mayoría de los mostruos conocidos: el hombre invisible, la momia, una familia de hombres lobo, y muchos más, serán los invitados de Drácula para celebrar el 118 cumpleaños de su hija.


El aire descarado y fresco lo trae Jonathan, un joven excursionista siempre en busca de aventuras, que se cuela en el complejo de Drácula para ponerle las cosas difíciles al controlador padre de Mavis, que se desvive por inculcarle a su hija un miedo enfermizo a los humanos.

Un doblaje que deja mucho que desear

La cuestión es muy sencilla: si tienes buenos actores de doblaje, o simplemente buenos actores que se inician en este campo como Clara Lago, muy bien, pero si introduces a personajes famosos porque sí, seguramente rompan el ritmo de la película. Éste es el claro caso de Frank y Eunice, que han sido doblados con gran desacierto por Alaska y Mario Vaquerizo. Aparte de restarles gran parte de su carga humorística, chirrían desde el primer momento.

Por otra parte, otro de los grandes problemas que se ciernen sobre el doblaje español de Hotel Transilvania es la manía de pensar que el acento andaluz es gracioso. Puede que sea así en ciertos momentos, pero entonces, hazlo bien... porque una familia de hombres lobo con acento andaluz puede llegar a funcionar (si se hace en condiciones).

Lo que se echa de menos

Además de originalidad y sentido del humor más fresco, se echa en falta sacarle partido a los personajes: si tienes a un montón de monstruos reunidos en un mismo espacio deberían estar pasando cosas a cada instante, pero la cinta se centra demasiado en el subrayado de la relación padre-hija recordando las lagunas de Ice Age 4.

En la reciente Frankenweenie de Burton hemos tenido una excelente muestra de lo que es un homenaje a la galería de personajes de nuestras historias de terror favoritas, con mucho más pulso narrativo.

La sensación general es que no se les saca partido a muchos de los personajes que de por sí son muy atractivos y podrían haber dado más juego, aunque la sonrisa, te la sacan. Atención a los créditos finales, que son muy chulos.

Valoración

Correcta película de animación para pasar el rato, sin mayor trascendencia, con un diseño de personajes de lo más atractivo y destellos de humor más o menos afortunados según la ocasión.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Los momentos más imaginativos como la aparición de la "mantechilla".

Lo peor

Los números musicales, el rollo sobre la sobreprotección y algunas decisiones del doblaje.