Análisis

Hobby Consolas, hace 20 años: Killer Instinct en Super Nintendo

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

Con Killer Instinct, Nintendo quiso decir al mundo: "dejaos de Saturn y PlayStation, con Super Nintendo tenéis la tecnología más puntera sin soltar pasta de más". Muchos hicieron caso y su revolucionaria lucha demostró que tenía razón.

La batalla era encarnizada en octubre de 1995. Las consolas de 32 bits comenzaban a soltar su artillería pesada, mientras las consolas de 16 bits querían demostrar que seguían siendo las reinas. Super Nintendo soltó una de sus cartas maestras en el número 49 de Hobby Consolas, cuando llegó un título que había estado dando mucho que hablar desde que se anunció para recreativa. ¿Un título de Nintendo que era sangriento? ¡Sí, y muy bestia, gracias al buen hacer de Rare! Killer Instinct aterrizó arrasando.

Era uno de los títulos más esperados de SNES, en primera instancia por su revolucionaria tecnología. Ya habíamos visto los gráficos pre-renderizados de Donkey Kong Country, pero esta vez se pasaba del aire cartoon a una lucha descarnada, más "adulta", que demostraba la tecnología que era capaz de mover la consola sin despeinars, a pesar de que el original provenía de una recreativa de última generación.

Ey, recordemos que la potencia sin control no sirve de nada. Por suerte, Killer Instinct era más que una cara bonita. Su sistema de lucha, claramente influenciado por Mortal Kombat, desarrolló una personalidad propia, gracias a sus espectaculares y meteóricos combos, sus movimientos finales y sus Supreme Victorys.

Por supuesto, muchos de vosotros lo recordaréis no solo por ser un estupendo juego, sino por incluir el CD de música "Killer Cuts", un poco de "chunda chunda" de la época que era todo un regalazo en una época en la que estábamos muy poco acostumbrados a las ediciones especiales. No es de extrañar que, teniendo en cuenta todos estos aspectos, sea considerado por muchos como uno de los mejores juegos de Super Nintendo.

Pincha aquí para leer nuestro análisis del nº 49 de Hobby Consolas:

El éxito de Killer Instinct fue incontestable y dio pie a varias secuelas: Killer Instinct 2 salió en recreativas y a puntito estuvo de llegar a Super Nintendo, pero finalmente fue en Nintendo 64 donde vimos el resultado final, con el nombre de Killer Instinct Gold. Con el paso del tiempo y tras la compra de la compañía por parte de Microsoft, Rare comenzó a perder fuelle, pero supo recuperar el esplendor de la saga con el reciente Killer Instinct de Xbox One. ¿Seguiremos disfrutando de sus Ultra Combos y C-c-c-c-combo Breakers?

La semana que viene seguiremos buceando en octubre de 1995, pero mientras, podéis repasar estos otros análisis históricos de la antigua Hobby Consolas:

Valoración

Vibrante, brillante y muy divertido. Una muestra del potencial que aún escondía Super Nintendo.

Hobby

95

Excelente

Lo mejor

La rapidez de sus personajes y su aspecto. Su altísima jugabilidad

Lo peor

El tamño de los personajes podría ser mayor. Los irregulares escenarios.

Lecturas recomendadas