Análisis

Del juego al cine: crítica de Alone in the Dark

Por Mario Jiménez
-

ARGUMENTO: Edward Carnby es un detective de lo paranormal atormentado que vivió una infancia complicada en la que sufrió experiencias sobrenaturales. Ahora, tras descubrir un artefacto creado por una civilización perdida, los acontecimientos se precipitan y una horda de monstruos pretende invadir la Tierra. 2005 – DIRIGIDA POR Uwe Boll – PROTAGONIZADA POR Christian Slater, Tara Reid, Stephen Dorf, Will Sanderson, Ed Anders

Plasmar un videojuego (Alone in the Dark en este caso) en la gran pantalla no es sencillo. Normalmente, el atrevido director que se anima a hacerlo tiene dos opciones: seguir a pies juntillas el argumento del juego o recrearlo libremente intentando ser medianamente fiel. Uwe Boll (considerado por muchos como el nuevo Ed Wood, uno de los peores directores de todos los tiempos), prefirió no seguir ninguna de estas dos premisas, pariendo una adaptación del juego de Infogrames totalmente vergonzosa.

Poca relación hay con los juegos en los que se inspira. Sí, Edward Carnby es el héroe en ellos y su compañera Aline Cedrac también salía en The New Nightmare. Pero todo lo demás es aprovecharse de la buena fe de unos fans de la saga que, aún así, dieron la espalda al filme. Éste apenas logró recaudar 8 millones de dólares en taquilla (y ya resulta sorprendente que llegara a estrenarse en cine en lugar de hacerlo directamente en DVD).

Calificar el género al que pertenece resulta también complicado. Es evidente que Boll tenía en su mente una cinta de terror, con un ambiente opresivo y unos “malos” terroríficos (que, por cierto, casualmente se parecen mucho a los de Alien), pero es una auténtica pena que toda esa idea se quedara precisamente ahí, en su mente. Lo que al final llegó a la pantalla es una película que, por no tener, no tiene definido ni el género: ni es terror, ni es drama, ni es comedia, por mucho que el guión sea inefable, lleno de estereotipos, frases manidas y personajes que son incapaces de encadenar más de 10 palabras seguidas.

Actores, director y viceversa

Christian Slater y Tara Reid, los actores principales, ambos en declive ya en el momento de rodar el largometraje, no transmiten ningún tipo de sensación al espectador. Su actuación resulta distante, mediocre. Quizá porque los personajes a los que interpretan lo son también, ya que, tal y como están planteados, no ofrecen ninguna oportunidad al lucimiento personal o las dotes artísticas. Afortunadamente.

Uwe Boll (que también ha tenido el desatino de conducir proyectos “videojueguiles” como The House of the Dead o En el Nombre del Rey) opta por abusar de los momentos de acción al más puro estilo americano, con un despliegue de balas, militares, cristales rotos y explosiones dignos de la “mejor” película de Steven Seagal. Así, se suceden las situaciones poco creíbles y la falta de explicaciones sobre el argumento. De hecho, hay momentos en que resulta complicado saber qué es lo que está pasando y por qué.

Ante tal sucesión de despropósitos (que se prolongan durante 95 minutos), uno sólo tiene dos opciones: decidir que su tiempo es demasiado valioso y parar la película antes de que sea demasiado tarde; o sentarse con la firme intención de disfrutar descubriendo la ingente cantidad de topicazos y momentos trasnochados que tiene esta cinta (sin ir más lejos, muestra una escena amorosa entre los dos protagonistas ¡ambientada con la canción “Seven Seconds” de Neneh Cherry y Youssou N´Dour!).

A no ser que sea lo último que te obliguen a hacer en el mundo, te recomendamos que no la veas porque aún cuando pienses que la cosa no puede ir a peor, empeorará, te lo aseguramos…

Por cierto, recuerda que vamos a incluir las críticas de todas las películas basadas en videojuegos en nuestro especial Del juego al cine. ¡No os las perdáis!

Valoración

La película es una sucesión de despropósitos sin ningún tipo de unión entre unos y otros. Los actores se pierden en una vorágine de escenas de acción innecesarias y un argumento cargado de tópicos.

Hobby

40

Malo

Lo mejor

Que ya hace 7 años que se estrenó y aún no se ha extinguido la raza humana.

Lo peor

Todo, pero sobre todo la dirección.

Lecturas recomendadas