let_it_die_1
Análisis

Let it Die - Análisis del juego de Suda 51 para PS4

Por José L. Ortega
-

Versión comentada: PS4

Suda 51 vuelve a hacer de las suyas con Let it Die, un juego totalmente gratuito para los usuarios de PS4. Aunque en su interior aguardan las temidas microtransacciones, el irreverente creativo nos ofrece un juego divertido y con mucha más profundidad de la que pueda parecer en un principio.

Por sorpresa, durante la última edición de PlayStation Experience se anunciaba que Let it Die, el nuevo título surgido de la estrambóticamente de Goichi Suda (Suda 51 para los amigos) ya estaba disponible para descargar de forma instantánea desde Playstation Store.

Un free-to-play que aúna varios conceptos causantes del éxito de otros importantes productos, pero con la estética particular y distintiva de las obras del responsable de Shadows of the Damned, No More Heroes o Lollipop Chainsaw. ¿Queréis pasar un buen rato sin pasar por caja? Suena bien.

Explicar todo lo que ofrece Let it Die no es nada sencillo. A priori podría resultar un juego que busca una diversión simple y directa, pero ofrece mucho más. Afortunadamente, el título cuenta con un extenso tutorial en el que una representación de la muerte ataviada con gafas de sol y una tabla de skate nos va dando de forma progresiva los consejos y las nociones básicas para llegar a lo alto de la Torre de Barb. Un propósito nada fácil de conseguir.

Un roguelike en toda regla

Porque Let it Die es un roguelike en toda regla. Un juego en el que se aprende a base de golpes, y solo apto para los más pacientes. Que la muerte sea nuestro consejero -y uno de los personajes más carismáticos de los últimos tiempos- no es una casualidad. El estudio Grassoppher Manufacture no ha elegido a 'Uncle Death' por casualidad para esa tarea. Moriremos muchas veces. La Torre de Barb se divide por pisos, y a medida que vayamos escalando sus diversas plantas, nos encontraremos en cada ocasión con enemigos más exigentes y puñeteros.

Por ello, la mecánica principal es la de tratar de mejorar las capacidades de nuestro personaje por medio de lo que denominamos como 'farmeo'. Al comienzo de nuestro periplo escogemos a un personaje (masculino o femenino) que avanza por los angostos escenarios del juego prácticamente como Dios lo trajo al mundo.

Armados solamente con unos buenos nudillos tenemos que hacer frente a los primeros enemigos de Let it Die. A medida que vamos limpiando la zona y deleitándonos con las incesantes y exageradas salpicaduras de sangre marca de la casa, no debemos olvidarnos de registrar a nuestros enemigos para hacer suyas sus armas o pertrechos. Aunque lamentablemente, ambos elementos tienen una durabilidad muy escasa, por lo que debemos aprender a gestionar su uso cuando más necesario resulte.

let_it_die_2

El mayor lunar de Let it Die es precisamente su sistema de combate, que bebe de la influencia de Dark Souls. Tenemos dos ataques principales, asignados uno a cada brazo. En ellos podemos portar -de forma temporal, como decimos- diversas armas que, en ciertos casos nos han recordado a Dead Rising, como puños americanos con sierras mecánicas o lanzacohetes aderezados con confetis.

También tenemos la posibilidad de realizar esquivas por medio de volteretas o contraataques a ciertos golpes, pero la ejecución de estas acciones resulta ciertamente torpe y poco intuitiva. Además, la cámara no ayuda demasiado.

Microtransacciones

La tozudez de sus combates y la mala leche que gastan algunos enemigos y trampas que nos planta el desarrollo, hará que acabemos bajo tierra. Y aunque la muerte es verdaderamente graciosa en Let it Die, su penalización es más dura de lo habitual en un videojuego. Tenemos ante nosotros un free-to-play, pero muchas de sus características están enfocadas a hacernos sentir la necesidad de rascarnos el bolsillo. Al comienzo podemos morir hasta cinco veces antes de perder el progreso obtenido con nuestro personaje de forma definitiva. Cuando perdemos todas las vidas, no queda otro remedio que pasar por la caja de las microtransacciones para comprar más o esperar 24 horas hasta que el juego nos regale un bono por conexión con más oportunidades.

Tanto por su discutible sistema de vidas como por el precio de algunas de sus armas u objetos, es inevitable que en ocasiones tengamos la sensación de que la gratuidad del producto es un mero espejismo, convirtiéndose ante todo en un gancho para rascarnos el bolsillo si queremos alcanzar nuestro objetivo. También es lógico que quieran hacer negocio.

Inflluencia de Dark Souls

Uno de los aspectos más interesantes del juego, y donde también toma prestados elementos de la saga de From Software es su interesante faceta online. Al morir definitivamente, nuestro personaje cobrará vida como un nuevo enemigo conocido como Hater, que vagará por la planta en la que haya sido derrotado. Al controlar a un nuevo luchador podremos enfrentarnos a nuestro 'yo del pasado' en una versión más poderosa. Si lo derrotamos, podremos recuperarlo.

Pero también tenemos la opción de dejarlo a su bola y que vaya a enfrentarse con otros jugadores para obtener ganancias extra... aunque así se corre el riesgo de perderlo para siempre. Como veis, la combinación de géneros que conforman Let it Die es de lo más peculiar y efectiva al mismo tiempo, dando como resultado añadidos de lo más interesantes.

Para finalizar, y en lo referente al apartado técnico, no hay nada que achacar al título, que trae a PS4 el particular estilo de Suda 51, con personajes diseñados con estéticas de lo más variopintas, esta vez en un diseño de escenarios más oscuro de lo que nos tiene acostumbrados.

Todo destila un tono desenfadado que le sienta de fábula. También ayuda a ello el excelente trabajo de localización, con el que encontramos todos los textos perfectamente traducidos al castellano. Por su parte, la banda sonora se compone de variados temas. En ella ha participado el célebre Akira Yamaoka, quien creemos que tiene potencial para menesteres mucho más imponentes.

Si Let it Die no os basta, aquí tenéis el resto de trailers que se presentaron en la pasada PlayStation Experience. 

Valoración

Let it Die es divertido y ofrece muchas posibilidades en su interior. Su mayor virtud es que es gratis, lo que permite que todo el mundo pueda disfrutarlo. Aunque es innegable que abusa de los micropagos. Aun así, es capaz de entretener gracias a una acertada combinación de géneros aunados con el sello inconfundible de Suda 51.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Es gratis. El estilo inconfundible de Suda 51. Sus mecánicas jugables tienen bastante gancho.

Lo peor

Abusa de los micropagos. Las armas y el equipo se desgastan enseguida. El sistema de combate.

Lecturas recomendadas