N.E.R.O PS4 Principal
Análisis

N.E.R.O (Nothin Ever Remains Obscure) - Análisis PS4

Por José L. Ortega
-

Versión comentada: PS4

Ya está disponible en PS4 un nuevo indie que presume de narrativa y escenarios de una gran belleza. Se trata de N.E.R.O (Nothing Ever Remains Obscure), que nos ofrece un viaje por las emociones.

N.E.R.O (Nothing Ever Remains Obscure) es una propuesta que se basa en lo puramente narrativo, sustentando su desarrollo no solo en la belleza visual, sino en tratar de contar una historia profunda, tratando de aflorar las emociones del que se encuentra a los mandos por medio de un melancólico viaje repleto de sentimientos encontrados.

NERO-PS4-1

Al frente de este peculiar proyecto se encuentra Carlo Ivo Alimo Bianchi, creativo que ha dejado plasmada su huella en títulos como Batman: Arkham Origins o Crysis 3. Ahora, al frente del estudio independiente italiano Storm in a Teacup nos ofrece este interesante N.E.R.O (Nothing Ever Remains Obscure), que aterriza en PS4 unos meses después de haberse lanzado en PC y en Xbox One.

Como decimos, la premisa de N.E.R.O (Nothing Ever Remains Obscure) es similar a la que hemos visto en títulos como Journey, The Vanishing of Ethan Carter o Everybody's Gone to the Rapture. Un paseo por lo espiritual y lo onírico que trata de emitir un bello mensaje al jugador con escenarios preciosistas y muy pocas palabras en las que aparece el amor, la esperanza o incluso la tristeza.

NERO-PS4-2

Lamentablemente, tenemos ante nosotros un viaje bastante vacuo, que no inspira demasiado ni consigue crear un nexo o una empatía suficiente en las dos o tres horas que nos lleva completar los cuatro capítulos que componen su historia, en la que nos metemos en la piel de un niño de aspecto estrambótico, con ojos luminiscentes y una túnica que inevitablemente nos recuerda al protagonista de Journey. Un listón demasiado alto.

Las mecánicas de N.E.R.O (Nothing Ever Remains Obscure) son extremadamente sencillas, y ese es quizás el mayor punto flaco del juego. Solo tendremos que caminar por preciosistas escenarios recreados con el motor Unity. Por momentos lúgubres y por momentos sensacionalmente bellos gracias a una colorida iluminación que consigue hacer que nos detengamos cada pocos metros para admirar sus paisajes. Todo ello aderezado con una banda sonora basada en notas de pianos que harán las delicias de los más taciturnos.

NERO-PS4-3

En nuestro camino, el propio sendero va narrando la historia por medio de mensajes que aparecen en el escenario de forma constante -en perfecto castellano, aunque las voces del narrador están en inglés-. Mensajes que nos dan un anticipo de lo que nos vamos a encontrar unos metros más adelante, lo que sin duda hace perder algo de emoción, aunque es un recurso narrativo realizado a propósito para 'vivir' el cuento. Como decimos, la trama de N.E.R.O (Nothing Ever Remains Obscure) trata de intimar por medio de hechos que más de uno sentirá como familiares o cercanos, pero le falta mordiente a la hora de interpretar sus ideas, y no consigue encajar del todo sus piezas para hacer que se nos escapen unas lagrimillas a pesar de intentarlo con momento que tratan de ser emotivos.

Los únicos momentos que tratan de ofrecer algo diferente llegan a la hora de resolver los puzles que nos propone N.E.R.O (Nothing Ever Remains Obscure), aunque ciertamente no suponen ningún problema, y se resuelven con una sencillez relativa, aunque esto no es óbice para que alguno pueda resistirse más de la cuenta, pero se trata de rompecabezas de sentido común, que además ofrecen muy pocas alternativas. Incluso en ocasiones están mal ejecutados, sobre todo cuando tenemos que colaborar con algún compañero de viaje, ya que generalmente estorban más que aportan.

NERO-PS4-4

A pesar de sus buenas intenciones, el ritmo extremadamente lento y anodino de N.E.R.O (Nothing Ever Remains Obscure) termina por hacer mella en una propuesta que se olvida de que es un videojuego, y no aporta absolutamente a la industria. Solo se aproxima en sus pequeños puzles que como decimos, resultan extremadamente sencillos e insulsos. Como obra narrativa tampoco es nada del otro mundo, ya que ofrece una historia sin chispa y que no acierta a impactar como se presupone que debería, ya que era el principal objetivo del estudio transalpino.

Es una pena, pero N.E.R.O (Nothing Ever Remains Obscure) es un juego bastante pobre. Pese a sus buenas intenciones, la ejecución de su concepto termina siendo mediocre, ya que no cumple en ninguno de los apartados claves para destacar en la industria del ocio electrónico. Quiere ser una fábula emotiva y no lo consigue, olvidándose además por el camino de que es un videojuego y que debe entretener de una forma u otra.

Valoración

Una propuesta que se centra en contar su emotiva historia, pero que se olvida de que es un videojuego. Sus puzles no suponen ningún reto y su desarrollo es bastante anodino.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Su bella factura artística. La historia tiene resquicios muy emotivos

Lo peor

Se olvida de que es un videojuego. Tiene un ritmo excesivamente lento. Sus puzles son muy sencillos.

Lecturas recomendadas