Punisher Madre Rusia
Análisis

The Punisher: Madre Rusia, de Garth Ennis - Review

Por Jesús Delgado
-

The Punisher: Madre Rusia es el cuarto tomo de Marvel Saga dedicado al Castigador y también el 4 de la línea MAX del personaje. Ennis lleva a Frank Castle a Rusia.

Tras arrasar Hell's Kitchen en The Punisher: Cocina Irlandesa y ajustar cuentas con su pasado en Punisher: En el principio, Frank Castle regresa para un tercer asalto. Pero esta vez fuera de las costas de Estados Unidos. Se trata del tomo 4 de la colección Marvel Saga que recoge el tercer tomo original de The Punisher Marvel MAX: The Punisher: Madre Rusia.

En esta historia de The Punisher: Madre Rusia, Frank Castle no deberá lidiar con el tipo de crimen con el que está familiarizado, el crimen organizado. En su lugar, es reclutado por Nick Furia para una misión fuera de los EEUU, en plena Siberia. Frank deberá infiltrarse en una base rusa, altamente vigilada y sacar de allí a una niña que sirve de portadora a un peligroso virus caníbal. ¿Podrá Frank realizar esta misión, o quizá Nick Furia ha errado encomendando la misión al hombre más peligroso de América? 

Garth Ennis (The Boys, The Pro) firma esta historia con sabor a Guerra Fría, dibujada por el británico Dougie Braithwaite (2000 AD). 

"Esto no es la Unión Soviética, es Rusia..."

Es un hecho conocido que Garth Ennis, además de su faceta como guionista, es un historiador bélico. El escritor norirlandés disfruta como un enano con la historia de las distintas guerras. Esa pasión se nota en sus relatos. Sin ir más lejos una muestra de ello podéis constatar en su espléndida serie de Battlefields, traducida también al castellano. Y lo mismo se transpira en la trama que nos ocupa.

The Punisher: Madre Rusia es una historia de espías con aire bélico, que respira la tensión de la Guerra Fría, aunque diez años después de su final (recordemos que este cómic se publicó allá por el 2000). Con este cómic, el escritor cambia completamente el escenario de actuación de Frank Castle, en lo que aparentemente parecería sacar al pato del agua. ¡Nada más lejos de la verdad!

En realidad, lo que hace Ennis es llevar a Castle a donde pertenece, a la guerra. Para ello se ciñe a la premisa de esta serie de la línea MAX, hiperrealista, en donde el Castigador fue engendrado en Vietnam, de ahí que sea un justiciero quemado ya entrado en años, y que haya visto tanto horrores en combate como él mismo ha causado en su interminable cruzada. A él se une la figura de Nick Furia, que es presentado como otro veterano de la vieja escuela, con incluso algo más de experiencia que Castle a la hora de desatar el infierno, aunque sea desde su sillón de mando. 

Garth Ennis propuso una historia llamada Nacimiento, en la que asistíamos a la creación de Punisher en Vietnam. Esta es su review. 

Partiendo de este base, Ennis propone como estos dos dinosaurios alimentados por la Guerra Fría vuelven a reunirse para una "última" actuación: la de entrar en una base rusa, rescatar a una niña que porta un peligroso virus y salir de allí sin que la opinión pública se entere de lo sucedido. ¿Discreción y Castle fueron alguna vez juntos en la misma frase? No os respondemos, leed el cómic.

Lo que sí os diremos es que se nota que el guionista se encuentra a sus anchas con esta premisa. Y el truco, por cierto, le sale muy bien. The Punisher: Madre Rusia es hasta el momento de las mejores historias del personaje. También de las más atípicas, por cierto. Pero en conjunto se trata de una joya narrativa del personaje. Frank Castle posiblemente no esté realizando la tarea para la que fue diseñado, la de arrasar con los criminales de EEUU. Sin embargo, no es que tampoco esté fuera de su elemento. La guerra le hizo, y la guerra es lo único que conoce.

En este aspecto, Ennis incide en la idea de que estamos ante dos tipos de soldados (Furia y Castle) muy distintos a los altos mandos y a los soldados actuales. Se trata de tipos forjados en otro mundo distinto, con valores y formas de ver la vida que difieren de las líneas morales actuales. Algo similar se propone con el bando ruso. Ennis presenta esta dualidad al confrontar al Zakharov "el Hombre de Piedra" con las actualidades autoridades castrenses de Rusia. Este retrato de dos mundos tan diferentes, pero a la vez tan similares, resulta tremendamente atractivo, ya que el guionista desarrolla un antagonista que en lo sucesivo dará mucho juego. 

Toda la trama se construye limpiamente, presentando una "novela de espías" con el toque sanguinolento de Punisher y el crudo humor negro de Ennis. También transpira ese sabor rancio a testosterona, que lejos de resultar insultante incluso para el más quisquilloso, está llevado con enorme buen gusto y un dosificación más que óptima. Quizá, la única pega que tengamos en este volumen es que la historia no es la típica del Castigador y se deba más a la pasión bélica de Ennis que a ceñirse al marco habitual del personaje. Claro que en la variedad está el gusto.

Por cierto, se debe señalar también que la ilustración es de lo mejor que hemos tenido hasta el momento. Dougie Braithwaite es tremendamente respetuoso con los diseños de personaje de acuerdo a cómo se diseñó para los anteriores números de la serie. De ahí que el lector que se encuentre con esta lectura llegue a creer que hemos vuelto al mismo dibujante que el primer tomo. Pero nada de eso. De hecho, la continuidad en cuanto a estilo resulta un valor que ayuda mucho al lector al trazar una línea continuista que mantenga una coherencia visual en la narrativa. 

Por otro lado, hemos de decir que la elección de Braithwaite como ilustrador para esta historia resulta tremendamente acertada. No solo se trata de un dibujante que sepa manejar muy bien las luces y las sombras previas al entintado y coloreado, sino que su forma de trabajar con la narrativa en viñetas es muy limpia, permitiendo una lectura comprensible de los sucesos. Incluyendo, claro, las escenas de combate y flashbacks. De ahí que hayamos de elogiar su trabajo en este tomo que nos ocupa.

Por cierto, no os perdáis la reflexión final de Zakharov sobre Frank Castle. Es posiblemente la mejor definición que jamás se haya hecho del personaje. Palabra. 

Punisher: Madre Rusia

Punisher: Madre Rusia  es el tomo 4 de la colección Marvel Saga del Castigador. Podéis encontrarlo por 15,00 euros en Librerias especializadas y tiendas online. De hecho, os recomendamos la lectura de toda esta serie de cara al estreno de la serie Marvel's The Punisher de Netflix, que protagonizará Jon Bernthal

Valoración

Posiblemente lo mejor de Punisher MAX hasta ahora. Una historia bélica de las que le gustan a Garth Ennis en un entorno distinto, con el mejor Punisher.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

Los diálogos, el desarrollo de la historia, el antagonista, la frescura de la trama. Ennis devolviendo a Frank Castle y a Nick Furia a la guerra Fría

Lo peor

Quizá sea el cómic menos "de Punisher" de la serie. Frank no lucha contra el crimen organizado, sino que se sale de su ámbito natural de acción.

Lecturas recomendadas