Análisis

Review de Super Mario Galaxy 2

Por Gustavo Bernaldo
-

Sin lugar a dudas, Mario es todo un referente en el mundo videojueguil, uno de esos personajes de toda la vida que, inevitablemente, está ligado a la compañía que le dio a luz y que le ha convertido en su seña de identidad durante décadas, Nintendo. Por suerte, ahora nos llega Super Mario Galaxy 2.

 

Corría el año 1985 y, después de su aparición en la Game & Watch de Donkey Kong con el nombre de jumpman y otras en recreativas, Nintendo lanzó un videojuego para su consola NES. Así surgió el primer Super Mario Bros, que no tardó en convertirse en el mejor título de la historia, gracias a un sistema de scroll que revolucionó el mercado y a las grandes cifras de ventas, con más de un millón de unidades vendidas ¡Casi nada para la época!

 

Al rescate de la Princesa Peach

Como antaño, el guión de Super Mario Galaxy 2 gira en torno al secuestro de la Princesa Peach, que estaba preparando una fiesta donde iba a obsequiar a Mario con un suculento pastel. Como siempre, Bowser evitará que el festín se produzca y se llevará a la princesa a la galaxia más lejana del universo.

Os preguntareis, ¿cómo ha podido entrar en el palacio de la princesa? Pues muy sencillo, Bowser se ha convertido en un supermatón gigante gracias al poder de las superestrellas. Estas le han permitido entrar en la fortaleza como Pedro por su casa, sin que ningún guardia tuviera oportunidad de detenerlo.

 

Cómo no podía ser de otra forma, nuestro fontanero favorito y su hermano Luigi se pondrán manos a la obra, en busca de las superestrellas escondidas en las seis galaxias. Así conseguirán el poder necesario para derrotar a Bowser y rescatar a la Peach.

 

Un fontanero al que le gustan las plataformas

Como en el primer Super Mario Galaxy, y en todos los Super Mario en general, el desarrollo de las partidas es principalmente plataformero, pero la variedad de retos es mucho más abundante y divertida de lo que hayamos visto en cualquier otro título del género.

 

El universo de este Super Mario Galaxy 2 está formado por seis universos –más uno desbloqueable- que a su vez se dividen en 50 galaxias que esconden 240 estrellas. Para movernos de galaxia en galaxia, contamos con la ayuda de la astronave que se nutre de las estrellas recogidas para permitirnos avanzar, dándonos libertad a la hora de escoger la galaxia que vamos a visitar. Siempre y cuando tengamos suficientes estrellas para alcanzarla. Así, podremos visitar cada galaxia, una y otra vez hasta que consigamos todas las estrellas que esconde.

Para conseguir las 240 estrellas debemos saber que no todas las podrá recoger Mario. Si al principio de la fase tenemos la suerte de cruzarnos con Luigi, podremos elegirlo para afrontar con él la misión y pillar las estrellas que Mario no puede. Ni qué decir tiene que el título está planteado para que tanto uno como otro cojan 120 estrellas cada uno.

 

 

Al igual que el primer Super Mario Galaxy, lo más llamativo dentro de las misiones es el uso de la gravedad para resolver los entuertos que nos pondrán boca abajo, corriendo como locos en un pequeño planeta esférico, o bien, avanzando en vertical. ¡Las 3D de Wii jamás se han aprovechado mejor! Aunque esto nos puede despistar en un principio, una vez cogido el truquillo nos divertiremos como enanos con la gran variedad de pruebas y retos a los que nos somete cada nivel. Ganar carreras, resolver puzzles, vencer a imponentes jefes finales, participar en minipruebas tipo Whack-a-mole... son sólo algunos ejemplos de lo que debemos superar para conseguir las estrellas que nos esperan en cada fase.

Un Mario multiusos

Por suerte, Mario ha evolucionado con sus poderes gracias a las super setas que encontramos por el camino. Además de las habilidades de las que hacía gala en Super Mario Galaxy, que le permitían desde convertirse en fantasma hasta adoptar la forma de un muelle, cuenta con nuevos trucos que le permiten afrontar las misiones de una forma más divertida.

 

Ahora en Super Mario Galaxy 2, Mario puede coger el disfraz Trompotaladro, un objeto con el que si agitamos el mando de Wii le permite al fontanero perforar el suelo y aparecer en el extremo opuesto del planeta. También podrá convertirse en roca para rodar y derribar los objetos más resistentes. O, convertirse en Mario Nube y crear tres plataformas con forma de nube para subirse a ella.

 

Por suerte, no estaremos solos en Super Mario Galaxy 2, contaremos con la ayuda de algunos personajes secundarios que nos darán consejos, propondrán atajos y, cómo no, nos retarán a divertidas pruebas extras.

 

Aunque la mejor ayuda en Super Mario Galaxy 2 nos la proporcionará Yoshi. Este dinosaurio tan peculiar, nos acompañará durante muchos niveles si somos capaces de encontrar su huevo y romperlo. Será entonces cuando agitaremos el mando de nuestra Wii para saltar sobre su lomo y utilizarlo como montura. Esta simple acción nos otorgará un montón de habilidades extra, que nos permiten alcanzar lugares que de cualquier otra forma sería imposible.

 

 

Y es que la glotonería de Yoshi no conoce límites en Super Mario Galaxy 2. Nos permite tragarnos enemigos y coger frutas especiales que otorgan nuevas habilidades a este dinosaurio. Básicamente, encontramos tres, la fruta brillante, que nos muestra plataformas que serían invisibles e intangibles de otro modo; la guindilla, que azuzará a Yoshi para correr como un loco; y la fruta globo, que hincha a Yoshi como un globo que va soltando aire para acceder a las plataformas más altas.

¿El mejor plataformas de todos los tiempos?

Completar Super Mario Galaxy 2 entero nos llevará decenas de horas, pero si vamos a cuchillo esta cifra se reducirá, ya que tan sólo nos hacen falta 70. Aunque os aseguramos que este es un juego para repetir las misiones una y otra vez.

 

Eso sí, al igual que en Super Mario Galaxy, el multijugador cojea un poco, ya que lo único que permite hacer a nuestro compañero será manejar un cursor llamado Destello Maestro para eliminar a enemigos o disparar trozos de estrella mientras nosotros nos dedicamos a manejar a Mario correteando por el escenario.

 

Técnicamente, la estética y el colorido son la nota predominante durante todas las fases, deslumbrando por encima de todo los personajes, tanto protagonistas como secundarios. Están tan bien modelados que parece que van a salir de la pantalla en cualquier momento. Además, los jefes finales son espectaculares y mastodónticos, más de uno se quedará con la boca abierta cuando los vea aparecer. Todo, aderezado con unos alucinantes efectos y una cámara mucho más cómoda que antes.

 

Resumiendo, Super Mario Galaxy 2 es una obra maestra muy trabajada, un título que representa a toda una compañía y, sobre todo, nos hace pensar que por meritos propios es el mejor juego de plataformas de todos los tiempos. Palabra.

Valoración

Un título para toda la familia que explota el potencial técnico de la consola de Nintendo y nos hace disfrutar con sus geniales plataformas. Para la mayoría, el mejor juego de plataformas de todos los tiempos.

Hobby

99

Obra maestra

Lo mejor

La variedad de misiones, las horas de diversión y el apartado técnico. ¡Sublime!

Lo peor

El modo multijugador y que no es tan sorprendente como el primero.

Lecturas recomendadas