Análisis

Vanquish nos regala una gran review

Por José Luis Sanz
-

La primera impresión que me produjo este Vanquish fue la de ser espectacular, brutalmente espectacular. Eso fue hace algún tiempo, cuando desde SEGA vinieron hasta nuestras oficinas para enseñarnos todo el comienzo del juego. Eran tiempos en los que estábamos impresionados por lo que habíamos visto en el E3 y algunos vídeos que trascendían con cuentagotas.

Un día de furia

Vanquish nos cuenta la historia de un ataque despiadado sobre algunas ciudades de la Tierra por parte de un lunático armado con un gigantesco ejército de máquinas. Bestias crueles y sin sentimientos que aniquilan todo a su paso (incluso a nuestro protagonista si llega el caso), y que tienen en la mayor parte de las veces, un tamaño descomunal.

Así las cosas, nos sueltan en medio de una batalla campal en la que vamos acompañados de un grupo de corajudos soldados que lo dan todo por la patria, "Nasíos pa matar" que diría el clásico. Pero de entre todos esos efectivos que van a la guerra, hay uno que destaca sobre los demás y que goza de una herramienta de trabajo más que avanzada. El personaje somos nosotros y el arma, nuestro exoesqueleto que resiste más impactos del enemigo que nadie.

De multiplayer... nada de nada

No soy de los que buscan los modos online siempre que abre un juego pero entiendo que haya quien lo haga, y que lo eche de menos y, sobre todo, que le enfade y le haga no decantarse por uno u otro título. Que quede claro que Vanquish tiene el mismo multiplayer que el legendario Pac Man, es decir, ninguno. Así que si anhelas pegarle un tiro a algún amiguete de esos que están todo el día dándote la murga, búscate otro juego para hacerlo.

Por lo demás, Vanquish es un juegazo que a mí por lo menos me ha gustado mucho. Me he sentido arropado por los gráficos y la historia, por la acción que tiene y por la facilidad con la que se maneja el personaje principal. Es de los juegos que quieres seguir y seguir para ver los nuevos enemigos, escenarios y fases y que se disfrutan del tirón hasta que te lo acabas...

.. y aquí viene el problema. Las ansias no son buenas consejeras y lo que empieza con una alegría tremenda por ponerle las manos encima a este Vanquish, se acaba conviertiendo en una frustración: la de no tener más fases y horas de diversión para seguir disfrutando de un juego que, por todas sus enormes virtudes, parecía estinado a empresas mayores.

Un juego letal, espectacular, apasionante, divertido y, sobre todo, indispensable.

Valoración

Portentoso espectáculo pirotécnico el que ha llevado a cabo Shinji Mikami para SEGA. Acción, grandes enemigos, escenarios increíbles y toda una colección de apasionantes fases. Un juego importante...

Hobby

83

Muy bueno

Lo mejor

El apartado gráfico y el sentido del espectáculo de todo el conjunto... ¡¡alucinante!!

Lo peor

Como siempre, las pocas horas que nos brinda de diversión antes de terminarlo.

Lecturas recomendadas