Zombie Vikings
Análisis

Análisis de Zombie Vikings, ahora disponible en Xbox One

Por Luis López Zamorano
-

Versión comentada: PS4

El análisis de Zombie Vikings Ragnarok Edition llega a HobbyConsolas.com para contaros si merece la pena hacerse con la edición física exclusiva para PS4 de este título desarrollado por Zoink Games.

ACTUALIZADO 01-03-2017: Unos seis meses después de la Ragnarok Edition de Zombie Vikings para PS4, el juego aterriza en Xbox One con una versión digital que incluye extras similares a los que vimos en esa edición especial: dos nuevos personajes controlables, 5 mapas multijugador y un vídeo de "Así se hizo". Por lo demás, Zombie Vikings para Xbox One es idéntico al juego ya visto en PS4 y PC, por lo que os invitamos a leer nuestro análisis original, con todas sus claves.

TEXTO ORIGINAL: En septiembre del año pasado, los chicos de Zoink Games lanzaron Zombie Vikings en formato digital, demostrando que tras el éxito de Sitck it to the Man! seguían en plena forma. Ahora, el título acaba de llegar de manera exclusiva a PS4 en formato físico bajo el nombre de Zombie Vikings Ragnarok Edition y nosotros lo hemos jugado en profundidad para ofreceros este análisis en el que descubriréis qué es lo que ofrece este curioso beat'em up plagado de acción y buen humor. ¿Lograrán su añadidos llevar a Zombie Vikings Ragnarok Edition al valhalla?

 

La mitología nórdica como nunca fue contada

Zombie Vikings destaca particularmente por su historia. Todo comienza cuando Loki, dios vikingo del engaño, roba el único ojo bueno de Odín, dios supremo de los nórdicos. Éste último, desesperado por recuperar su preciado ojo, acude a su hijo para que vaya tras Loki y lo recupere, pero Thor está de farra junto al resto de los dioses de Asgard y no tiene intención de parar la fiesta por algo así. Enfurecido por los acontecimientos, Odín se ve forzado a traer de vuelta a la vida a varios guerreros vikingos que estén dispuestos a obedecer y luchar contra las muchas artimañas de Loki.

Como veis, la historia comienza de una manera disparatada, y continúa así durante toda la aventura con constantes bromas que hacen que riamos sin poder evitarlo. El humor está presente en todos los aspectos de Zombie Vikings, desde los diálogos (en inglés con subtítulos en castellano) hasta los diseños de personajes, armas y localizaciones. Y esto se nota especialmente en las escenas de introducción y finales de cada nivel.

De esta manera, nosotros tomamos el control de uno de los seis personajes disponibles en Zombie Viking Ragnarok Edition (en la versión digital sólo eran cuatro) y emprendemos un viaje en busca del ojo de Loki y pelea, mucha pelea. A lo largo de 25 niveles, ambientados en ocho mundos muy diferentes entre sí que dan para jugar entre 8 y 10 horas (dependiendo de nuestra pericia y de si realizamos todas las misiones secundarias), nos toca acabar con todos los enemigos que nos salen al paso a base de espadazos y golpes especiales.

 

Zombis dignos de levantar el Mjolnir

Para poder derrotar a los enemigos de Zombie Vikings contamos con un sistema de combate bastante sencillo: Un botón para atacar, otro para ataques especiales, otro para saltar, otro para agarrar y un último para esquivar o cubrirse. Esto hace que los combates puedan llegar a resultar repetitivos ya que no hay una gran variedad de combos y sólo se nota diferencia entre el uso de los distintos personajes en que sus ataques especiales son distintos. Por suerte, hay otros elementos que hacen que las batallas resulten divertidas.

Por un lado, con las monedas que obtenemos al derrotar enemigos o al romper ciertos elementos de los escenario, podemos comprar nuevas armas y runas especiales que modifican las características de los personajes que las portan (más velocidad, recuperación de vida, dejar un rastro venenoso al correr, etc). Por otro, la variedad de enemigos hace que afrontemos cada desafío de una manera diferente.

 

Lo más normal en la campaña de Zombie Vikings es encontrarse con enemigos básicos que atacan cuerpo a cuerpo, pero también existen otros capaces de volar, atacar a distancia con bolas de fuego, protegerse... Así, dependiendo de cómo sean nuestros rivales, nuestra estrategia de combate cambia. Además, en cada fase tenemos que hacer frente a uno o varios jefes finales (cuentan con unos diseños fantásticos y originales) que aportan aún más variedad de técnicas y ponen las cosas más difíciles, obligándonos a buscar una estrategia para atacar sus puntos débiles. Pero aún así, puede que a mitad de juego ya estéis cansados de machacar botones. Menos mal que Zombies Vikings cuenta con un multijugador de lo más divertido que hace que el título de Zoink Games gane muchos enteros.

Alcanzando el Valhalla

Hasta cuatro jugadores pueden disfrutar a la vez de la campaña principal de Zombies Vikings, tanto online como de manera local en la misma consola. Esto hace que se añadan más mecánicas a los combates que aportan una diversión mucho mayor. Al jugar con amigos, por ejemplo, podemos revivir a los protagonistas que caigan en combate volviendo a colocar sus cabezas sobre sus cuerpos, o subirnos sobre los hombros de nuestros aliados para ganar altura y atacar a enemigos que vuelan con más facilidad o llegar a zonas antes inalcanzables.

Además, al jugar entre cuatro, podemos formar un mega-zombi en ciertos momentos de algunos niveles, juntando los cuatro personajes y haciendo que cada jugador controle una de las extremidades. Este mega-zombi también está disponible al jugar en solitario, pero su control resulta mucho menos divertido ya que se limita a golpear con el brazo derecho con un botón y con el izquierdo con otro, restando el valor cómico de la coordinación entre jugadores.

 

Además, el cooperativo de Zombie Vikings aporta también buenas dosis de piques ya que las monedas no son compartidas entre los usuarios, provocando que haya auténticas peleas por ver quién recoge más para poder comprar mejores armas y runas de mejoras. Y es que, se nota mucho que Zombie Vikins ha sido pensado para ser jugado en compañía. Y otra muestra de ello también es su Modo Versus, que nos permite enfrentarnos contra otros jugadores de manera local en un total de 11 escenarios inspirados en los que visitamos durante la campaña principal (5 de ellos son exclusivos de este Zombie Vikings Ragnarok Edition).

Llamando a las puertas del Helheim

Si bien es cierto que Zombie Vikings cuenta con un genial sentido del humor y con un apartado visual y sonoro bastante destacable, también lo es que tiene con algunos fallos que hacen que nos sorprenda negativamente. Y es que, no comprendemos que, siendo esta Ragnarok Edition una edición bastante posterior a la digital, el título aún siga teniendo algunos bugs que pueden estropear la experiencia (aunque no son muy frecuentes).

Por ejemplo, en algunas ocasiones los personajes se quedan atascados tras objetos, obligando a reiniciar la partida o a esperar a que otro jugador se acerque a nosotros e intente movernos de alguna manera. Otro ejemplo de bug que hemos visto, éste bastante más molesto, es uno en el que el menú de aceptar o rechazar una misión secundaria se queda fijo en mitad de la pantalla y no desaparece hasta que concluimos el nivel y volvemos al mapa principal donde se seleccionan las misiones.

 

Y resulta una auténtica lástima que estos bugs aún estén presentes porque, como ya hemos dicho, Zombie Vikings Ragnarok Edition podría ser técnicamente perfecto. Y es que los diseños rebosan amor por el arte y humor, con unos personajes diseñados en 2D y con escenarios con varios niveles de profundidad, al más puro estilo retro.

Por su parte, la música encaja a la perfección con el tono de la aventura y aporta aún más simpatía y velocidad a las batallas. Pero lo que realmente destaca del apartado sonoro son las voces que, aún en inglés, dotan a los personajes de una gran personalidad. Lástima que algunas de las bromas que hacen (con referencias constantes a la actualidad que cuadran perfectamente en el contexto) se pierdan al tener que estar leyendo subtítulos mientras luchamos.

 

Conclusión

Zombie Vikings Ragnarok Edition es un beat'em up que, aunque dista mucho de ser el mejor del género, divierte gracias a su gran humor en los diálogos y en los diseños. Tiene un apartado sonoro y visual muy destacable, pero cuenta con algunos bugs que entorpecen la experiencia, algo imperdonable al haberse lanzado ya con anterioridad en formato digital. Por tanto, si la pregunta es si los dos personajes nuevos y las 5 arenas extras del Modo Versus justifican la compra de este título en formato físico, la respuesta es negativa en caso de ya contar con la digital. Pero si no es así y buscáis una aventura con la que reír y disfrutar jugando con amigos, os dará muy buenos momentos (no tantos en solitario).

Valoración

Lejos de ser el mejor beat'em up, divierte al ser jugado en compañía de amigos, no tanto en solitario. Cuenta con fallos imperdonables después de haber salido hace meses en digital y sus pocos añadidos no justifican la compra.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

El sentido del humor, el cooperativo, el apartado sonoro y su diseño de personajes y escenarios.

Lo peor

Pocos añadidos, simple sistema de combate, baja dificultad y bugs imperdonables.

Lecturas recomendadas