Los actores de X-Men 2 estuvieron a punto de abandonar por una escena de acción de Hugh Jackman que salió mal

X-Men 2
Ahora que se cumplen 20 años del estreno de X-Men, la anécdotas del rodaje empiezan a salir de la luz, sobre todo las relacionadas con el complicado director Bryan Singer.

Aunque parezca mentira, este año se cumplen 20 años del estreno de la primera película de X-Men en los cines, la cual, en su momento fue una película rompedora que abrió las puertas al cine de superhéroes. Su director, Bryan Singer, se convirtió en uno de los mejores activos de Hollywood pero ahora, se ha demostrado que, por mucho que sus películas funcionen en taquilla, el comportamiento del director en el set de rodaje no era, precisamente ejemplar. 

Tal como ha publicado The Hollywood Reporter en una retrospectiva sobre el rodaje de las películas de X-Men, hubo un momento durante el rodaje de la segunda, que el casting principal de la saga estuvo a punto de abandonar por un incidente relacionado con una escena de acción y Hugh Jackman, por el que el australiano acabó sangrando delante de las cámaras. Según lo publicado por el medio, el comportamiento de Singer durante el rodaje de X-Men 2 era cada vez más destructivo y errático hasta llegar el día en el que el director había consumido un fuerte narcótico, compartido con gran parte del equipo, que según el productor DeSanto, le impedía continuar con el rodaje.

Después de una fuerte discusión en el set de rodaje, Singer continuó la grabación y se empeñó en rodar una escena de acción, programada para otro día, a pesar de que no había ningún responsable de escenas de acción en ese momento. La escena en cuestión, que implicaba el X Jet y que se puede ver al final de X-Men 2, acabó siendo un desastre e incluso provocó que Hugh Jackman tuviese un grave accidente por el que acabó sangrando delante de la cámara. 

Ante esta situación, el productor DeSanto decidió paralizar el rodaje pero el estudio le dio la razón a Singer e hizo que siguiese adelante sin el productor, lo que provocó que todo el reparto principal de la película de mutantes se enfrentase directamente con el director amenazándole con dimitir en bloque si DeSanto no volvía a la producción. Al final todo se solucionó y la película salió adelante, pero la fama de Singer como un tirano continuó. 

 

Y además