Análisis de Cult of the Lamb, que te convierte en líder de una secta oscura, sanguinaria y "cuqui"

Cult of The Lamb

El análisis de Cult of The Lamb nos propone volver de la muerte y liderar una secta para acabar con los ritos antiguos, sus sacerdotes y sus dioses... pero no os asustéis, porque tenemos los adeptos más adorables que uno pueda imaginar. 

Devolver Digital se caracteriza por distribuir juegos muy "valientes", y Cult of The Lamb puede ser el más arriesgado de todos. ¿Un juego en que fundar nuestra propia secta? ¿y protagonizado por un cordero que ha vuelto de la muerte? Será mejor que os lo expliquemos. 

Cult of the Lamb es un desarrollo de Massive Monster, el estudio "indie" que nos brindó Adventure Pals y el dificilísimo Never Give Up, y se trata de su obra más ambiciosa, que se adentra en el terreno de los Roguelite y los juegos de gestión.

VIDEO

Cult of the Lamb - Tráiler de anuncio

El argumento es bastante rocambolesco. Comienza cuando nuestro héroe (un cordero la mar de simpático) es sacrificado en el altar de los falsos dioses. 

Lo que para cualquier otro sería el final, para nosotros sólo es el principio, porque en ese momento nos encontramos con "El que espera", que nos devuelve a la vida y nos encomienda una misión.

Cult of the Lamb

Nuestro objetivo es borrar del mapa a "los cuatro", y a todos los herejes que les rinden culto, y de paso instaurar la fe verdadera, a través de una secta de adoradores. Y para ello tendremos que procurarles un lugar donde dormir, alimento para el cuerpo y también para el espíritu, en forma de sermones, ritos y bendiciones. 

Seguramente esta historia os haya sorprendido tanto como a nosotros, y estaréis deseando saber cómo se convierte todo esto en un videojuego. Os lo contamos en nuestro análisis de Cult of the Lamb, que se lanza en todas las plataformas. 

Mucho más que un "roguelite"

El desarrollo del juego alterna dos partes muy diferentes entre sí. Por un lado, todo lo que tiene que ver con nuestro culto, el cuidado de los seguidores y el crecimiento de la fe, y por otro las cruzadas, en que salimos a machacar a los herejes. 

Comencemos por estas cruzadas. En este punto, nos encontramos con la parte "roguelite" más clásica. Se trata de avanzar por una serie de estancias, generadas de forma procedimental, cargándonos a todo bicho viviente. Aquí, la palabra "bicho" es bastante literal.

Nintendo Switch OLED Blanca

Nintendo Switch OLED Blanca

Disfruta de los juegos en el formato de la consola Nintendo Switch OLED en color blanco, pensada para el hogar con la diferencia de ser también portátil para llevarte tus partidas a todas partes. La innovación en el formato del diseño con pantalla OLED y su gran flexibilidad te alucinará.

Consíguela al mejor precio

Si estáis familiarizados con el género, seguro que no os sorprende. En cada una de las salas, aparecen una serie de enemigos y recompensas aleatorios, hasta llegar al correspondiente jefe final, que a su vez nos dejará un gran botín después de caer. 

En cada una de estas "mazmorras", nuestro cordero consigue una serie de armas aleatorias (contamos con un ataque cuerpo a cuerpo y un especial, además del botón de esquiva) y puede equiparse con ventajas en forma de cartas de tarot. 

Pero al terminar, perdemos todo este equipo, y se "reinicia" nuestro camino. La curva de dificultad, en modo normal, nos ha parecido bien ajustada, y se agradece que haya diferentes caminos con indicaciones de las recompensas: madera, armas, nuevos seguidores... 

Y la parte argumental del juego también descansa en este desarrollo. A veces, también nos encontramos con NPC que nos van contando la historia y el "lore" que se encuentra detrás de los combates. 

Cult of the Lamb

Si nos matan (mejor dicho, si nos vuelven a mandar frente a "El que espera") perdemos armas y equipo, pero conservamos una parte de los recursos que hayamos acumulado y también a los seguidores rescatados. 

Así, poco a poco, vamos progresando en Cult of the Lamb, y eso significa que nuestro personaje desbloquea nuevas cartas de tarot, aumentos de vida permanente y la posibilidad de que las armas que aparezcan en nuestro camino sean más poderosas. 

Cult of the Lamb

Como podéis ver no es muy diferente de lo que ofrecen otros clásicos del género como Hades o The Binding of Isaac. Y en general, este aspecto del juego nos ha resultado bastante entretenido, con combates rápidos y cruzadas que comienzan en menos de 5 minutos, y que se van alargando a medida que progresamos.

Pero la parte más interesante está en cómo utilizamos los recursos que hemos ido recogiendo en la expedición. Ahí es donde entra en juego el segundo desarrollo de Cult of the Lamb; un juego de "gestión de sectas".  

Si Animal Crossing estuviera ambientado en Midsommar

Como acabamos de contaros, en las áreas de combates vamos rescatando a nuevos miembros del culto. Estos simpáticos animalejos (que tienen unos diseños que recuerdan a Gumball) aparecen en nuestro campamento a través de un portal. 

El Culto del cordero, que es como se llama nuestro "cuartel general" comienza siendo una pradera, en la que recolectar madera, piedras y bayas para ir haciendo construcciones. Lo primero es cubrir las necesidades básicas de nuestros seguidores, así que nos tocará construir sacos de dormir y una cocina para mantenerlos descansados y alimentados. 

Cult of the Lamb

Pero a partir de ese punto, las posibilidades de gestión se disparan. Construimos granjas, espantapájaros y silos de grano para alimentar a una multitud, los alojamos en barracones, preparamos suculentos (o no) platos de comida y, ESTO ES REAL, recogemos sus cacas

Somos el líder, así que no hay problema en encargar a cada uno de nuestros adoradores funciones específicas, como recoger más recursos o ponerles a rezar frente a un ídolo. Porque la parte espiritual es tan importante como la física. 

La fe es lo que nos permite mejorar nuestras habilidades. Construimos un templo para que nuestros fieles escuchen el sermón diario y lleven a cabo rituales. Y podemos recoger su devoción para tener inspiración divina y desbloquear nuevas construcciones. Hay numerosos árboles de progreso, que llevan la duración de Cult of the Lamb por encima de las 15 horas.

Así, a medida que crece la comunidad, vamos dictando mandamientos,  y desbloqueando esas mejoras de personaje que nos serán útiles en las fases de combate

Cult of the Lamb

Esta segunda sección del juego es mucho más relajada, y a veces hemos tenido la sensación de que rompe el ritmo. Pero también es la que destila un sentido del humor más negro. Y cuando decimos esto, nos referimos a cosas bastante "hardcore" ya que los fieles tienen algunas peticiones perturbadoras, como "comer un plato de caca". 

Cult of the Lamb tiene algunos momentos que nunca pensamos que veríamos en un videojuego, pero nunca es ofensivo, porque al fin y al cabo, son sólo animales de estilo cartoon.

La dirección artística que necesitaba

Cult of the Lamb tiene sangre, vómitos, sacrificios y además trata temas muy "chungos", por eso nos parece perfecta la dirección artística que toma, y que constantemente le dice al jugador que sólo es humor macabro. 

Los personajes están diseñados con estilo animado, y grandes ojos, que como hemos dicho recuerda mucho a Gumball (la serie animada de Cartoon Network) o Aggretsuko, y nada de lo que aparece en el juego es desagradable. 

Cult of the Lamb

Estos personajes tienen un aspecto "plano" como en Parappa The Rapper, y animaciones muy sencillas, pero son tremendamente expresivos. Los niveles no son muy variados (hay diferentes biomas, pero la estructura es muy básica).

Eso sí, se agradece que podamos jugar a 60 FPS (hemos probado la versión de PC) porque los combates requieren de esta agilidad. En cuanto al apartado sonoro, el trabajo también es muy notable porque alterna temas "ligeros" con música ominosa que corresponde a los momentos más trascendentales.

Fe en la diversión

Nos lo hemos pasado muy bien jugando a Cult of the Lamb, y en algunos momentos no podíamos creer lo que pasaba frente a nuestros ojos. La combinación de géneros (roguelite y gestión) funciona estupendamente la mayor parte del tiempo, aunque es cierto que algunas misiones en nuestro campamento ralentizan el ritmo. 

Es una propuesta que nos ha recordado a lo que proponían Moonlighter o Don´t Starve, y su ambientación nos encanta.

DualSense Midnight Black para PS5

DualSense Midnight Black para PS5

Nuevo controlador DualSense para PlayStation 5 en color Negro Medianoche.

Cómpralo al mejor precio

Es un juego único y valiente, como sólo se puede permitir un "indie" y tiene un sentido del humor extraordinario (un poco salvaje, según el momento) que nos ha conquistado. Y en lo técnico también cumple. 

Desde luego, merece la pena sumergirse en su mundo e ir desbloqueando todas las posibilidades que ofrece... con el atractivo añadido de que tenemos adoradores, si hemos dicho ADORADORES (que no es algo a lo que estemos acostumbrados).  

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Devolver Digital nos brinda un desarrollo de Massive Monster que combina partes "roguelite" y gestión de nuestros fieles, y que además puede presumir de un sentido del humor extremo. Su estética animada suaviza los momentos más salvajes.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Un sentido del humor muy macabro con una estética cartoon. Combina el género roguelite y la gestión de un campamento.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Las partes de gestión a veces entorpecen el ritmo de nuestro avance.

Plataformas:

Nintendo Switch,

PC,

PS4,

PS5,

Xbox One,

Xbox Series X

Versión comentada: PC

Hobby

80

Muy bueno

Y además

Cult of the Lamb

Cult of the Lamb cartel

Plataformas:

Nintendo Switch, PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento: