Bungie demanda al youtuber que provocó el caos en la comunidad de Destiny 2 con su plan de venganza

Destiny 2

Bungie demanda a un youtuber que se hizo pasar por los dueños del copyright Destiny y tumbó por DMCA 96 vídeos de YouTube, causando el caos entre los youtubers del juego... como parte de un plan de venganza. Ahora, Bungie se lo devuelve con muchos intereses.

Bungie ha demandado a un youtuber llamado Lord Nazo por crear cuentas de correo falsas y emitir 96 reclamaciones de copyright falsas contra vídeos de YouTube, haciéndose pasar por los gestores de la marca de Destiny (vía The Game Post).

El caso es extraño, pero pone fin a un misterio que comenzó cuando, en marzo de 2022, algunos vídeos de populares youtubers de Destiny 2 e incluso de la propia Bungie fueran retirados de YouTube por reclamaciones por violación de copyright, o DMCA.

Con ayuda de Google, Bungie averiguó la IP de las cuentas de Gmail detrás de estos "takedowns", pues era alguien haciéndose pasar por CSC Global, la gestora externa de la marca Destiny que trabaja con Bungie.

VIDEO

Destiny 2: La Reina Bruja - Mundo trono de Savathûn

Al final se descubrió al perpetrador: Nicholas Minor, un youtuber que buscaba vengarse de CSC. Minor tenía un canal de YouTube llamado "Lord Nazo" que cerró cuando en diciembre de 2021 recibió reclamaciones de CSC Global por subir vídeos con la banda sonora original de Destiny, protegida.

Como venganza por el cierre de su canal, que fue eliminado por YouTube en enero al acumularse los DMCA, Minor creó dos nuevas cuentas de Gmail con el nombre de CSC y "atacó" indiscriminadamente a otros youtubers de Destiny e incluso a vídeos de la propia Bungie.

Los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Estos son los discos duros externos que más éxito tienen en Amazon España en distintas capacidades de almacenamiento.

Ver listado

En total, Minor emitió 96 reclamaciones contra los vídeos de youtubers inocentes de violar el copyright como My Name Is Byf, Aztecross, Promethean, que llevó a Bungie a emitir un comunicado clarificando que dichas reclamaciones no eran reales y no venían de ellos, para calmar a la comunidad.

Debido a la DMCA (La Ley de Derechos de Autor de la Era Digital) cualquier titular de copyright puede solicitar la retirada de contenido que atente o plagie el original. El problema, claro, es que no era Bungie quien solicitaba estas reclamaciones, sino un individuo haciéndose pasar por Bungie (o mejor dicho, por CSC, su "intermediario").

De hecho, a la vez que realizaba su plan (que funcionó durante un tiempo, provocando caos en la comunidad de youtubers de Destiny), Minor envió correros amenazadores a CSC con sus cuentas falsas, diciéndoles cosas como "ahora vais a ver" o "será mejor que corráis, se os acaba el tiempo".

Al descubrir el pastel, Bungie tiene derecho a reclamar a Minor una indemnización de 150.000 dólares por cada obra implicada en las reclamaciones fraudulentas, lo que eleva la cifra a 7.650.000 millones de dólares.

Solo hace unos días, Bungie ha conseguido una indemnización de 13,7 millones de dólares de un creador de "cheats" en Destiny 2.

Y además

Destiny 2

Plataformas:

PC, PS4, Xbox One

Lanzamiento: