Ir al contenido principal

La cara y la voz de Max Payne agradecen a los fans el apoyo a la franquicia por su 20 aniversario

max payne sam lake

James McCaffrey y Sam Lake se juntan en un vídeo lanzado por Remedy Entertainment para celebrar el veinte cumpleaños del videojuego Max Payne.

Este 2021 cumplen años muchas sagas de videojuegos, y concretamente en el mes de julio celebran su aniversario varios títulos muy conocidos, como Donkey Kong, que cumple 40 años, Final Fantasy IV y Final Fantasy X, que celebran sus 30 y 20 aniversario respectivamente, o Max Payne, que ya tiene dos décadas.

Remedy Entertainment no se olvida del 20 aniversario de Max Payne a pesar de tener centrados sus esfuerzos en las secuelas de Crossfire y del exitoso Control, pues ha publicado un vídeo en su canal de YouTube para celebrar el acontecimiento.

En el vídeo podemos ver a James McCaffrey, el actor que dio vida a Max Payne con su voz, y a Sam Lake, el director creativo de Remedy, quien prestó su rostro para que fuera modelado en 3D para el juego y fotografiado para las escenas del cómic.

Sam Lake le da las gracias principalmente al equipo de desarrollo que estuvo detrás de Max Payne, un equipo del que ya no quedan muchos miembros ahora. También le da las gracias los editores del título: 3D Realms y Rockstar Games. Lake tampoco se olvida de hacer mención al resto de intérpretes que ayudaron a darle vida al juego. 

Tanto James McCaffrey como Sam Lake agradecen el apoyo de los fans, quienes han conseguido hacer de la obra algo imperecedero. Con Max Payne, Remedy Entertainment empezó a explorar ciertos campos que serían sus sellos de identidad en título futuros, distinguiéndose por su vertiente cinematográfica en los juegos de acción en tercera persona.

El vídeo concluye con Sam Lake vistiéndose con la misma chaqueta de cuero que lleva su personaje en el videojuego, que había estado en el sótano de la sede de Remedy todo este tiempo. Ningún anuncio nuevo al término del vídeo, sólo un poco de nostalgia: “Los cumpleaños son como los arrepentimientos, siguen llegando.

Y además