Ir al contenido principal

El creador de True Detective explica las motivaciones de Batman y por qué podría matar a Dios

Batman

A pesar de todas las adaptaciones de Batman, incluida la trilogía de Christopher Nolan y las anteriores, la próxima The Batman de Matt Reeves, la serie de Batwoman e incluso Joker con su particular versión del villano clásico de Gotham, no se agotan las ideas para posibles películas basadas en el personaje de DC Comics. 

Esta vez ha sido Nic Pizzolatto, el creador de True Detective, quien ha formulado su propia idea para una película de Batman. Aunque es un planteamiento bastante ambicioso, sí que es cierto que no se aleja demasiado de sus tramas originales. "Batman es el único personaje del mundo con el que quiero una oportunidad y que no he creado. Es la única parte de la cultura geek por la que siento una cierta afinidad", escribía Pizzolatto en un post de sus redes sociales. 

El guionista y creador también aprovechó para enumerar algunas de las cualidades del superhéroe. "Batman tiene una política de no matar, y que es válida y siempre debería ser así. Pero esta política no existe porque 'matar me hace tan malo como ellos', o alguna mierda infantil así, no se sostiene. La política sin muertes de Batman existe porque el verdadero y eterno enemigo de Batman es la muerte. La muerte es su enemigo".

 

 

Pizzolato siguió elaborando sus ideas sobre Batman, refiriéndose a la historia del personaje como la de "un santo consiguió convertir una tragedia en el culmen de lo que un ser humano puede conseguir". Según el guionista, el mayor poder de Batman es su fuerza de voluntad, y además se atrevió a aventurar que "Si tuviera el tiempo para formar una estrategia, Batman podría incluso matar a Dios". 

Para terminar de cerrar el tema, Damon Lindelof (Watchmen) le dio el visto bueno a la propuesta de que Batman se enfrentase a Dios en una película guionizada por Pizzolatto y animó a sus seguidores a lanzar una petición. ¿A vosotros qué os parece? ¿Tenemos ya suficientes películas de Batman u os interesaría un enfoque como el que propone el creador de True Detective?

Y además