Ir al contenido principal

Una demanda por el DLC de Fallout 4 podría retrasar la compra de Bethesda por parte de Microsoft

Fallout 4
Una demanda colectiva contra Bethesda, acusando a la compañía de negligencia y fraude por la gestión de los DLC de Fallout 4, podría retrasar el acuerdo con Microsoft.

Bethesda se enfrenta a una demanda colectiva relacionada con la forma en la que vendió los DLC de Fallout 4. Como reportan desde GamesBeat, esto podría retrasar la adquisición de ZeniMax Media, matriz de Bethesda, por parte de Microsoft, tal y como se anunció hace unos meses, y que se esperaba que se realizara a lo largo de la primera mitad de 2021.

La razón es que Bethesda prometió, en septiembre 2015, que el Season Pass de Fallout 4 daría acceso a todos los futuros DLC del juego, una promesa lanzada incluso cuando no se había decidido la magnitud de este contenido adicional. El precio del pase de temporada era de 30 dólares, que posteriormente en 2016 subió a 50 dólares.

Sin embargo, la razón por la que Bethesda se enfrenta a acusaciones de negligencia, incumplimiento de contrato, enriquecimiento ilícito y fraude es que, en 2017, lanzaron nuevos DLC que no estaban incluidos en el pase de temporada, obligando a los usuarios a pagar de nuevo por ello, y rompiendo la promesa inicial que garantizaba a los usuarios acceso a todos los DLC con ese único pago.

Bethesda los justificó porque, el nuevo DLC en cuestión, el Club de Creación, era descrito como una colección de nuevo contenido creado por Bethesda y otros estudios externos, así como creadores de la comunidad, moviéndose en un área gris entre DLC y mods.

Pero según Philippo Marchino, abogado de la firma The X-Law Group que ha demandado a Bethesda, la mayoría del contenido lanzado en el Club de Creación estaba realizado por la propia Bethesda, y no había ninguna distinción entre este contenido y el ofrecido en el pase de temporada.

"Bethesda vendió un Season Pass con la promesa de que daría a sus compradores todo el contenido DLC que se fuera a crear para Fallout 4. Primero lanzaron unos DLC. Lluego sacaron una segunda tanda, pero decidieron llamarlo Club de Creación y quitar artificialmente la definición de DLC, renegando de la promesa hecha a los consumidores para su propio beneficio, en detrimento de los demandantes. Mintieron".

La demanda se puso en julio de 2019, y todo el caso podría costar a Bethesda más de mil millones de dólares, quizás más teniendo en cuenta los daños punitivos si Bethesda se viera obligada a compensar a los millones de usuarios que compraron los DLC. El caso podría ir a juicio en 2022, según GamesBeat, y la firma demandante está considerando pedir a un juez que paralice el acuerdo entre Microsoft y ZeniMax.

Fuente: GamesBeat

Y además