Demon's Souls

El 5 de febrero de 2009 se ponía a la venta en Japón Demon's Souls para PS3. Ni FromSoftware ni el director de la obra, Hidetaka Miyazaki, podían haber imaginado en aquel entonces que este action RPG, una suerte de sucesor espiritual de la saga King's Field, se terminaría convirtiendo 11 años después en uno de los juegos más influyentes de la historia y, a efectos prácticos, en un nuevo género. 

VIDEO

Demon's Souls Trailer PS3

De hecho, su elevada dificultad y las malas críticas que recibió en Japón llevaron a Sony a descartar el lanzamiento en el resto del mundo. Como anécdota, Shuhei Yoshida lo llamó "un juego increíblemente malo" tras pasar dos horas sin ser capaz de salir del área inicial. Yoshida en particular siempre se ha arrepentido de no haber lanzado Demon's Souls fuera de Japón. 

Estos son los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Por surte Atlus se hizo con los derechos para publicarlo en Norteamérica, culminando en su lanzamiento ocho meses después de la fecha de estreno japonesa. Y esa versión es la que muchos europeos conocieron, pues originalmente el lanzamiento a este lado del charco tampoco estuvo planeado. Por aquel entonces la popularidad del juego ya había empezado a crecer, y las historias sobre su elevada dificultad, su diseño de niveles y su multijugador diferente a cualquier cosa que se había hecho antes, convencieron a muchos jugadores para importar la versión norteamericana.

Análisis de Demon's Souls para PS3

Finalmente, y después de que Bandai Namco se hiciese con los derechos, un 25 de junio de 2010 Demon's Souls llegaba a España y otros países europeos (con textos en español, además). Y aunque hoy, al hablar del fenómeno "soulslike" se cita el primer Dark Souls en el 99% de los casos (ser multiplataforma probablemente haya tenido algo que ver), nosotros siempre recordaremos Demon's Souls como la verdadera archipiedra angular.

Y además