El director de Mad Max: Furia en la carretera demanda a Warner Bros

George Miller, director de Mad Max: Furia en la carretera, ha demandado a Warner Bros por incumplir el contrato que tenían firmado. El director acordó con Warner Bros una prima de 7 millones de dólares, si el coste de la producción no superaba los 157 millones de dólares.

Miller defiende que la producción rondó los 150 millones de dólares, pero culpa a Warner por excederse en el presupuesto pactado. Finalmente, Mad Max: Furia en la carretera costó cerca de 200 millones entre producción, marketing y distribución.

Según el diario Sydney Morning Herald, George Miller ha llevado a Warner Bros a los tribunales el pasado mes de septiembre, alegando que el estudio tomó una serie de decisiones que causaron que el presupuesto de producción de la película superara el límite acordado de 157 millones.

Mad Max: Furia en la carretera - Edición Especial Black Chrome [Blu-ray]

El director de Mad Max: Furia en la carretera argumenta que si las decisiones de producción de Warner Bros se restaran del resto del presupuesto, este estaría por debajo del límite. Por lo tanto, tendría derecho a una bonificación de 7 millones de dólares, según lo acordado con el distribuidor.

Warner Bros emitió una breve declaración afirmando que "están en desacuerdo y defenderán enérgicamente" la demanda, que se desarrollará en Australia a pesar de las afirmaciones de los demandados era un lugar inadecuado para el caso.

La secuela de Mad Max tuvo varios retrasos, incluso antes de comenzar la producción, pero finalmente se convirtió en un éxito mundial con una recaudación de 378 millones de dólares en todo el mundo, una gran acogida por crítica y público y seis premios de la Academia. 

Lecturas recomendadas