Dos productoras envían cartas a varios usuarios de España exigiendo una indemnización por piratería

Dos productoras envían cartas a varios usuarios de España exigiendo una indemnización por piratería

Aunque es cierto que ya se han asentados las bases de los servicios de streaming (con nuevas plataformas en camino), lo cierto es que la piratería sigue estando muy presente entre muchos de los usuarios. Aunque se trata de erradicar las páginas de descargas, no dejan de aparecer más y más. Es por ello que dos productoras han optado por tomarse la justicia por su mano, enviando cartas a varios usuarios exigiéndoles una sanción económica por haber consumido cualquier tipo de contenido audiovisual de forma ilegal.

Aprovecha el periodo de prueba de Amazon Prime Video para disfrutar durante un mes de las mejores series y películas de la plataforma... ¡Totalmente gratis!

Según recogen los compañeros de eCartelera, esta indemnización que exigen las productoras a los usuarios una sanción de 400 euros, ofreciéndose como último aviso antes de decidirse a proceder a la compañía telefónica del usuario y llevar esta denuncia a juicio.

Esto no es algo nuevo en España, pues en 2016 ya se procedió de igual manera en el País Vasco a miles de usuarios. Según indica David Maeztu, abogado especialista en derechos digitales, todavía es pronto para ver cuántos serán los afectados por esta oleada de cartas que se prevé que lanzarán estas productoras de cine a lo largo de las ciudades de toda España. El letrado señala que el hecho de que las productoras exijan dinero a modo de indemnización antes de pasar la denuncia a los tribunales podría ser "una prueba pequeña para ver qué decía el juzgado".

VIDEO

Sagas de películas que regresan en 2019

No obstante, Maeztu afirma que este método para identificar al usuario no es nada válido tampoco a nivel legal, por lo que se recomienda a aquellos que hayan recibido la carta de la discordia no pagar importe alguno, ya que no tiene por qué ser el titular de la línea quien haya procedido a realizar una descarga ilegal. Incluso alguien externo que se conectara a su red Wi-Fi podría haberlo hecho, por lo que no se puede demostrar con total rotundidad la acusación de las productoras.

Grandes películas que no se hicieron nunca realidad

Queda por ver en qué quedará toda esta controversia en este nuevo capítulo de la erradicación de la piratería, pero sin duda el asunto va a traer mucha cola. Y vosotros, ¿qué opináis de esta medida tomada por las productoras de cine? Contadnos vuestras impresiones en nuestro apartado de comentarios.

Y además