Dragon Ball Super capítulo 130 - Las reacciones masivas de Latinoamérica y la legalidad

Dragon Ball Super 130

Como todos sabéis, el episodio 130 de Dragon Ball Super nos presentó el clímax de la batalla final entre Jiren y Goku. La expectación mundial ante este combate fue tremenda, superando a la tensión que Beerus o Krilín estaban sufriendo en la grada del Torneo del Poder. ¿Pero hasta dónde llegaron los fans de la franquicia de Akira Toriyama?  

Tal y como os adelantábamos aquí, la semana pasada se inició un movimiento masivo en Latinoamérica para que se proyectara el episodio 130 de la serie en pantallas gigantes, en las plazas públicas de las grandes ciudades. Los líderes políticos dieron el visto bueno a la iniciativa, haciendo los preparativos pertinentes para que todo fuera una gran fiesta, sin ánimo alguno de lucro, pero...

¡Consigue aquí el mejor merchandising de Dragon Ball!

Obviamente, este tipo de eventos no se pueden organizar sin el permiso previo de Toei Animation. Por este motivo, la compañía nipona se pronunció en la red con el siguiente comunicado, alertando de la prohibición de cualquier tipo de proyección pública de la serie. ¿Qué ocurrió entonces?

Dragon Ball Super 130

Algunas ciudades se echaron para atrás, pues Toei Animation no solo se limitó a publicar un tweet, sino también a emitir comunicados formales a los dirigentes políticos, con el objeto de detener dicho acto ilegal. Si bien ciertas ciudades cancelaron la proyección, otras siguieron con el plan establecido, dando lugar a este vídeo de más abajo, con reacciones masivas que ponen el vello de punta, sin lugar a dudas:

¿Pero realmente se emitió de manera ilegal? Sí y no. Algunos medios generalistas han publicado que estas proyecciones fueron totalmente ilegales, pero lo cierto es que sí hubo algunas que se realizaron de manera legal, tal y como nos ha podido contar en exclusiva Crunchyroll. De hecho, la compañía líder de streaming anime nos ha confirmado que Toei Animation ofreció manga ancha a última hora, siempre y cuando los organizadores respetaran los siguientes puntos: 

1) Tener una cuenta Premium en Crunchyroll. 

2) Informar a los espectadores que la transmisión se realiza a través de Crunchyroll y agradecerles el que apoyen los medios legales. 

3) No utilizar imágenes no autorizadas con el logo de Crunchyroll, ni con los personajes de la serie para promocionarse.

Además, desde la empresa de streaming nos aseguraron que en España se podría también organizar una proyección de estas características, pero al ofrecer la serie con subtítulos en inglés, el interés no es tan masivo como en Latinoamérica, que la tienen subtitulada al español. 

Dragon Ball Super 130

¡Por fin sabéis toda la verdad de lo sucedido! Esperamos que os haya gustado toda esta información y nos leemos mañana, como siempre, en una nueva entrega Z. ¡Kai, Kai!

Fuente | Crunchyroll

Lecturas recomendadas