Electronic Arts es nombrada como la quinta empresa más odiada de los Estados Unidos

Electronic Arts

Electronic Arts es una de las compañías más grandes del mundo de los videojuegos, y una compañía que ha estado muy presente en las noticias (y en las redes) los últimos meses. El pasado mes de noviembre surgía la polémica con Star Wars Battlefront 2 y el empleo de los micropagos y las cajas de botín, y hace apenas una semana surgían nuevos rumores que apuntaban a la posible adquisición de la compañía por parte de Microsoft.

Si bien la compañía continúa creciendo y obteniendo beneficios, su acogida entre los usuarios se ha visto perjudicada este último año, algo que ha quedado ratificado en un estudio reciente de la agencia 24/7 Wall Street. Y es que Electronic Arts ha sido nombrada como la quinta empresa más odiada de los Estados Unidos. En base a los datos del American Customer Satisfaction Index, así como los comentarios anónimos de empleados de diversas compañías y encuestas a los ciudadanos, este estudio ha dado lugar a una lista con las 20 empresas más odiadas actualmente de los Estados Unidos.

Entre estas empresas se encuentran algunos nombres propios tan destacados como Monsanto, la Organización Trump, Uber o la propia compañía de Harvey Weinstein, todas ellas por debajo de Electronic Arts en esta lista. En cambio, en la parte superior de la lista se encuentran otras organizaciones como la NFL, la Universidad de Phoenix, el Fox Entertainment Group o Equifax, la cual ha sido nombrada como la empresa más odiada de los Estados Unidos.

Según señalan en este estudio, las polémicas recientes con Star Wars Battlefront 2 y el tema de los micropagos han tenido mucho que ver con la presencia de Electronic Arts en esta lista, así como el cierre de alguno de sus estudios (como ocurría con Visceral Games en octubre), pero tampoco podemos olvidar que Electronic Arts ya obtuvo el primer puesto de esta curiosa lista tanto en 2012 como en 2013. En cualquier caso, y por si todavía no lo habéis probado, os dejamos con el análisis de Star Wars Battlefront 2.

Fuente | USAToday