Star Wars Battlefront 2
Análisis

Análisis de Star Wars Battlefront II para PS4, Xbox One y PC

Por Borja Abadie
-

Versión comentada: PS4

Tras una primera entrega espectacular en lo técnico pero escasa de contenido, Star Wars Battlefront II llega con la vitola de haber aprendido la lección, con una entrega que ofrece modo campaña, juego a pantalla partida y, por supuesto, un gigantesco modo multijugador. Que la Fuerza nos acompañe, porque empezamos el análisis de Star Wars Battlefront II.

Cuando en 2013 nos enteramos de que DICE estaba preparando una nueva entrega de Star Wars Battlefront que serviría como reinicio de la saga empezamos a soltar pitidos de alegría al estilo R2-D2. Sin embargo, cuando el juego llegó y pese a tener un acabado gráfico y jugable más que aceptable, su escasez de contenidos nos dejó gritando de rabia cual wookie. Esta segunda entrega, sin embargo, llega con la promesa de remediar buena parte de los defectos del original.

Star Wars Battlefront II ha sido desarrollado por un tridente realmente imponente. DICE, que ya han demostrado su buen hacer con los disparos en la saga Battlefield se han encargado de la jugabilidad de shooter a pie y del apartado técnico en general. Criterion, creadores de los Burnout, han aportado su sapiencia en los modos de juego con naves. Por su parte Motive, el estudio fundado por Jade Raymond (productora de los primeros Assassin's Creed) y que encabeza Kim Swift en el diseño (la creadora de Portal) han cargado con la responsabilidad del modo campaña. 

Una nueva historia en la saga

La campaña no es el elemento principal de un juego que está, una vez más, bastante orientado al multijugador. Sin embargo, sí que es uno de los modos más esperados y, por eso, vamos a empezar aquí. Como sabréis, está protagonizada por Iden Versio, la comandante del Escuadrón Infernal del Imperio Galáctico. Nuestra heroína es testigo de la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte, lo que supone un duro varapalo para el Imperio que, sin embargo, le encarga una serie de misiones para tratar de recomponer su dominio sobre la Galaxia.

Las mecánicas de juego durante las 13 misiones disponibles (incluyendo el prólogo) son muy similares a lo que podemos disfrutar en los distintos modos multijugador. Básicamente, nos dedicamos a disparar a todo lo que se mueve. Es cierto que Motive ha tratado de ofrecernos algo más. Algo que no podamos disfrutar en el resto de modos de juego y, por eso, han introducido dos mecánicas exclusivas del modo historia: el sigilo y el uso de un robot para hackear todo tipo de dispositivos o electrocutar a nuestros enemigos. Sin embargo, la realidad es que tanto el diseño de niveles como la colocación de los enemigos hace poco menos que imposible el pasar desapercibidos y el asunto acaba siempre a tiros. No es algo malo de por sí, nos encantan los tiros, pero hay que avisarlo. Las mecánicas de sigilo y de hackeo no están muy bien explotadas ni son demasiado profundas que digamos. 

También podemos disfrutar de una exploración mínima gracias a algunos coleccionables que hay desperdigados por los escenarios. Pero no nos flipemos, los coleccionables son pocos y se encuentran muy fácilmente (casi nos los ponen en la cara). Entonces, dicho lo dicho, ¿la campaña es un fiasco? Pues nada más lejos.

Es cierto que la campaña no aporta gran cosa en lo jugable y se asienta sobre los mismo tiroteos y batallas espaciales del multijugador, pero eso no es precisamente poco. Además, lo que verdaderamente nos ha cautivado ha sido la trama y el ritmo. Así, durante las aproximadamente 5 horas que dura, no hemos podido soltar el mando en ningún momento. No vamos a destriparos nada, pero ya os adelantamos que Iden Versio no es, ni de lejos, el único personaje que controlamos y que los giros de guión están a la orden del día. Como sabéis, narra los acontecimientos entre la caída del Imperio en el Episodio VI y el inicio del VII, y además de ser una trama canónica, nos ha parecido tan interesante o más que lo que hemos podido ver en las últimas películas de la saga. Todos los personajes, tanto los nuevos (que resultan creíbles dentro del universo de la saga) como los viejos conocidos, tienen su momento de gloria y hay misiones realmente épicas y diálogos que nos han encandilado.

Es, en definitiva, un añadido de lo más interesante y que hará las delicias de los fans de Star Wars. Además, los jugadores que sienten repelús por los modos online tienen otro modo para disfrutar además de la campaña en Star Wars Battlefront II. Hablamos del modo Arcade, que nos permite disfrutar de partidas en solitario o junto a un amigo en pantalla partida en las que nos enfrentamos a enemigos controlados por la IA. No dejan de ser misiones bastante simplonas, pero sirven de lujo para familiarizarnos con los mapas multijugador y consiguen picarnos con su sistema de tres niveles de dificultad, especialmente si jugamos acompañados. Incluso podemos personalizar el número de enemigos y otras variantes para alargar la duración de este modo. 

Una Galaxia en guerra

Las batallas multijugador son, sin embargo, las verdaderas protagonistas de la experiencia de juego. Durante nuestra visita a los estudios de DICE en Estocolmo pudimos capturar todos los modos de juego multijugador y el modo Arcade. Como veréis, los textos están en inglés, aunque en la versión final, que ya hemos podido probar, están en castellano. En cuanto a las voces, comprobaréis que hay algunos vídeos en inglés y otros en castellano, ya que descubrimos que se podía cambiar el idioma del doblaje cuando ya habíamos jugado bastantes horas. Sí soy así de cortito. Los más observadores, además, podréis observar que las partidas enfrentaron a la prensa mundial, por lo que podéis disfrutar viéndonos eliminar a otras web de la industria. Eso sí, la tropa española, siempre tratamos de ir en el mismo equipo, aunque no siempre fue posible. 

Pero volvamos al lío. En las partidas multijugador tenemos cinco modos de juego. En Estallido nos enfrentamos en equipos de 10vs10 en peleas a muerte. Este clásico Team Deathmatch es un modo simple y sin más pretensiones, pero que no puede faltar. En el modo Héroes y Villanos nos ponemos en la piel de los rostros más conocidos de ambos bandos de la fuerza en batallas de 4vs4. Así, podemos encarnar a Yoda, Luke, Leia, Han Solo, Rey, Chewbacca, Lando Calrissian, Boba Fett, Bossk, Darth Vader, Emperador Palpatine, Kylo Ren, Darth Maul e Iden Versio. Cada equipo cuenta con un VIP al que debemos matar mientras que el resto de eliminaciones que hagamos no cuentan, así que debemos defender a nuestro VIP mientras tratamos de acabar con el rival. El hecho de que haya ocho jugadores controlando a estos personajes, con sus habilidades especiales, hace que las batallas sean un verdadero caos y que a veces no tengan mucho sentido, pero no por ello dejan de ser divertidas y son el desengrase perfecto si llevamos un rato compitiendo en otros modos más “serios”.

En el modo Ataque luchamos en equipos de 8 jugadores con la obligación de cumplir distintos objetivos, que siempre consisten en la captura de un par de zonas del mapa. Es, lógicamente, una propuesta más estratégica y pausada. Utiliza versiones más reducidas de los mapas que podemos disfrutar en los modos más multitudinarios y resulta entretenido, aunque nos ha dejado con la sensación de ofrecer muy poca variedad en cuanto a objetivos. Esperamos que con el paso de las actualizaciones y la llegada de nuevos mapas, se añadan otros objetivos a cumplir que no se limiten a conquistar territorios. 

Mención especial merece el modo Asalto de Cazas Estelares, en el que la mano de Criterion ha supuesto un auténtico lavado de cara que ha mejorado notablemente el control de las distintas naves. El espectáculo, además, con 24 jugadores disparando más una ingente cantidad de naves controladas por la IA, destructores imperiales pululando y un largo etcétera, está más que asegurado. Es, sin duda, uno de los modos de juego más adictivos de todo el elenco. El control de las naves es exquisito a la par que simple y los distintos tipos de nave nos ofrecen montones de opciones estratégicas durante las batallas. Además de cazas, interceptores y bombarderos normales, también podemos pilotar naves épicas como el Halcón Milenario (podéis ver como doy buena cuenta de él en el gameplay), la Esclavo I de Bobba Fett o el TIE avanzado de Darth Vader, entre otras muchas. 

Eso sí, como nos ha sucedido con el modo Asalto Galáctico, nos ha dejado la sensación de que cuando estamos en el equipo de los atacantes la victoria es más asequible. No es que las partidas estén desequilibradas o mal ajustadas, sino que los jugadores que defienden deben de coordinarse mucho más que los atacantes y, claro, al juntar equipos de 12 personas en el caso de las naves y 20 en el Asalto Galáctico resulta harto complicado. 

El modo estrella, de la muerte, es Asalto Galáctico, en el que se reúnen 40 jugadores y todos los elementos de los otros modos. Así, visitamos escenarios gigantescos como Hoth, Naboo, Takodana, Kamino, Endor, Tattoine,... y hacemos de todo, desde eliminar a nuestros rivales o completar distintos objetivos hasta pilotar naves, encarnar a héroes o manejar todo tipo de vehículos. Por suerte, se han eliminado los power-up que podíamos recoger de forma aleatoria por el escenario para convertirnos en héroe, pilotar naves,... en la pasada entrega. Era un sistema de lo más ridículo, que no premiaba nuestro buen hacer jugando sino la suerte de encontrarnos con el dichoso power-up en nuestro camino. Ahora, vamos recibiendo puntos por realizar cualquier acción (incluso morir), que luego podemos gastar para ponernos en la piel de soldados especiales, naves, vehículos o héroes.

El sistema de clases, que divide a los soldados en asalto, oficial, pesado y especialista también es un acierto tremendo, ya que nos permite personalizar mucho más nuestra experiencia de juego y multiplica las posibilidades tácticas de todos los enfrentamientos. Es uno de los grandes cambios jugables del multijugador de esta entrega y es un cambio para bien. Cada uno, por supuesto, tiene sus ventajas e inconvenientes y resultan más útiles en determinados momentos de la batalla, especialmente en las cambiantes contiendas de este último modo de juego, en el que lo mismo estamos defendiendo un territorio que eliminando a nuestros rivales o destruyendo un gigantesco AT-AT. Sinceramente, este modo da para muchísimo y aún no hemos sido capaces de soltar el mando desde que comenzamos nuestra aventura en Star Wars Battlefront II

Progresión, micropagos y otras polémicas

ACTUALIZADO: 14/11/2017 - 00:05

No han pasado ni 5 minutos desde que he publicado el análisis de Star Wars Battlefront II y, tal y como comentaba alegando que EA aún estaba a tiempo de recular, EA ha reculado. Desbloquear personajes costará un 75% menos en la versión final del juego, algo mucho más sensato y asequible. Así, nos llevará unas 6 horas de juego desbloquear a los personajes más costosos. 

El sistema de progresión, ligado a las cartas y cajas de botín, también ha mejorado bastante respecto a lo visto en la beta. Cada clase, héroe y nave puede equiparse con tres cartas, que nos otorgan distintas habilidades y mejoras. Sí, seguimos dependiendo en cierta forma del azar, pero se han eliminado las cartas épicas de las cajas de botín y ahora sólo podemos obtenerlas construyéndolas con piezas. Las mejoras en las cartas, además, nos obligan a haber alcanzado un rango determinado jugando, por lo que no vale sólo con gastar dinero sin más.

La mayoría de nuevas armas y equipo se consiguen completando desafíos, por lo que el sistema es, en general, mucho más justo con los que no quieran pasar por caja. Sin embargo, en las últimas horas ha saltado la polémica y no nos extraña. Según algunos usuarios de Reddit, el tiempo necesario para conseguir 60.000 créditos y así desbloquear a los héroes más caros del catálogo disponible actualmente sería unas 40 horas de juego. Es, sin duda, una inversión de tiempo algo disparatada, aunque no dista mucho de lo que necesitamos invertir en otros juegos similares, como Destiny 2 o decenas de juegos de rol para obtener los mejores ítems. Sin embargo, aquí llueve sobre mojado y la respuesta de EA ha sido absurda y muy poco diplomática. 

Star Wars Battlefront 2

Cualquiera que lea la revista PlayManía, Hobby Consolas en versión impresa o versión web podrá comprobar que soy muy poco amigo de los micropagos. Le he dedicado numerosos artículos de opinión y es algo que he criticado en bastantes análisis. Aquí haré lo mismo, pero hay una diferencia grande y que debemos tener en cuenta antes de sacar las horcas y las antorchas. Los planes del estudio, que podéis ver en detalle aquí, son muy claros. Todos los DLCs van a ser gratuitos. Veremos nuevos héroes como Finn y Phasma, naves, vehículos, armas, equipo, mapas y hasta nuevos capítulos de la campaña de forma completamente gratuita.

Me encantaría que todo llegase, además, sin micropagos, pero hay muy pocas compañías de videojuegos en la actualidad que hagan algo semejante. Destiny 2 sólo tiene micropagos para cuestiones estéticas, pero te cobra por los DLC's, por ejemplo. De hecho, sólo se me ocurre un caso de este tipo. Muchos se preguntan cómo es posible que sea un fenómeno tan bestial, cómo hace tantísimo dinero, cómo no hay otro hero shooter que le pueda hacer rival, etc... Una posible respuesta a todas estas preguntas, o al menos en parte, es que Overwatch ofrece todos los nuevos contenidos de forma gratuita y, además, sólo incluye micropagos para cuestiones estéticas. ¿No habría sido una gran idea que EA crease cajas de botín para comprar elementos estéticos en Star Wars Battlefront II en lugar de para cuestiones jugables y de contenido? Sí, es cierto que todo se puede conseguir jugando, pero la paciencia que requiere quizás sea demasiada. En cambio, si los micropagos sólo sirviesen para jugar con un Yoda azul (por decir algo muy loco que seguro que Disney no permitiría) o para cambiar el color de nuestro sable láser (no hay nada erótico en esta frase) nuestra percepción sería muy diferente. Yo, desde luego, he tenido en cuenta esta política de cajas de botín, que le ha restado unos cuantos puntos a la nota final de este análisis y, por supuesto, vosotros estáis en vuestro derecho de bajarle aún más y defenestrarlo o pensar que tampoco es para tanto.

Star Wars Battlefront II

Desde luego, en lo jugable, que es lo que más me toca analizar, el juego es sobresaliente. Del apartado gráfico, poco podemos decir, salvo que el espectáculo es enorme y constante. El contenido que ofrece, más allá de que haya dos personajes (Luke y Darth Vader que requieren demasiados créditos) es bestial. Tiene montones de modos de juego: campaña, arcade, multijugador, tiene una cifra muy decente de mapas y héroes y la promesa de que esto es sólo el comienzo de nuestras aventuras galácticas en los próximos meses. Si, además, EA decidiese recular un poco y ofrecer más créditos por partida o rebajar el precio de algunos personajes (tal y como hizo tras la beta), todo sería mucho más apetecible para el usuario. Están a tiempo de no corregirlo y no caer en un error distinto, pero con consecuencias muy similares, al cometido con la primera entrega. 

Valoración

EA, DICE y compañía han aprendido la lección de la primera entrega y, esta vez sí, no sólo nos ofrecen un juego vistoso, también uno variado y, sobre todo, repleto de contenido para todos los gustos.

Hobby

91

Excelente

Lo mejor

La enorme cantidad de contenido disponible. El apartado técnico, con unos gráficos y una banda sonora soberbios. El plan de actualizaciones gratis.

Lo peor

La campaña entretiene sin ofrecer mucha novedad. El sistema de colisiones a veces falla. Las cajas de botín, que no deberían existir en ningún juego.

Lecturas recomendadas