Harry Potter - Maggie Smith no está satisfecha con su trabajo en la saga

Maggie Smith como Minerva McGonagall

Participar en una saga cinematográfica tiene grandes ventajas, como estar varios años ganando dinero a mogollón, pero también tiene sus desventajas, como quedarte encasillado para siempre en un papel, lo que le suele suceder a aquellos actores que no eran conocidos antes de empezar con este compromiso. 

Esto es lo que le ha sucedido a algunos de los protagonistas de la saga Harry Potter que no consiguen salir de su encasillamiento, y a otros, que ya eran conocidos antes de participar en la franquicia de películas del niño mago, parece haberles supuesto un trabajo poco agradable. Primero fue Gary Oldman, que interpretaba a Sirius Black en la saga, el que confesó no gustarle nada lo que había hecho durante su tiempo en Harry Potter, y ahora es la actriz Maggie Smith, que interpretó a la Profesora McGonagall en las ocho películas, la que ha revelado que no fue un trabajo "satisfactorio".

Los mejores juegos de mesa de Harry Potter para disfrutar en familia 

"Estoy profundamente agradecida de haber trabajado en Harry Potter, y en Downton Abbey, pero no diría que me siento satisfecha. Realmente no sentía que estuviese actuando en ninguna de las dos", confesaba la actriz durante una entrevista con el periódico de Evening Standard, en el que aclaraba que para ella lo verdaderamente satisfactorio es el teatro, aunque tuvo que aceptar estos papeles porque no le ofrecían nada sobre el escenario, "quería volver al teatro con todas mis ganas porque, básicamente, es mi forma de arte favorita y creo que todavía no lo he terminado del todo. Pero en ese momento no me ofrecían nada". 

Tal como cuenta la propia Smith, no solo ella tenía esa opinión sobre su trabajo en la saga Harry Potter, pues Alan Rickman, que interpretaba a Severus Snape, describía sus actuaciones como "meras reacciones" a lo que sucedía a su alrededor.

Y además