Los juegos de Switch aumentan gracias al cross-play con Xbox One

El juego cruzado entre plataformas de distintas marcas es un deseo que los usuarios vienen teniendo desde hace tiempo y Microsoft decidió dar un paso al frente y abrir la posibilidad a los desarrolladores para introducirlo en sus juegos. Ya hemos visto varios juegos hacer uso de funciones cross-play entre Xbox One y PC Windows 10, ambas plataformas de Microsoft, pero también hemos podido disfrutar de los primeros títulos con verdadero juego cruzado entre plataformas de distintas marcas gracias a que Nintendo también se ha abierto a esta opción con Switch.

Un buen ejemplo de ello es Rocket League, que ofrece cross-play entre Nintendo Switch y Xbox One, de modo que sus usuarios pueden jugar entre sí sin importar la consola desde la que lo hagan. Y lo mismo ocurre con Minecraft, que también ofrece juego cruzado entre Nintendo Switch y Xbox One, pero además suma otras plataformas como PC Windows 10, Android e iOS.

Las mejores camisetas de Nintendo

Todo esto ha hecho que más compañías se interesen por llevar sus juegos a Nintendo Switch y la última en confirmarlo ha sido Black Riddles, que ha confirmado que lanzará Crazy Justice para Nintendo Switch, PC y Xbox One ofreciendo juego cruzado entre las tres plataformas. Y es que, tal y como explican los desarrolles en la página oficial de Crazy Justice en Fig, "es una increíble función que permitirá jugar en el autobús o en casa con Switch mientras tus amigos juegan en sus casas con PC o Xbox One".

Cross-play PS4 Xbox One Switch

Por tanto, cada vez son más los juegos que llegan a Nintendo Switch para aprovechar el cross-play con Xbox One. Ahora habrá que ver si otros títulos como DOOM, que ya tiene fecha de lanzamiento en Switch, deciden aprovechar esta característica y si Sony decide abrirse también al juego cruzado entre plataformas de distintas marcas con PS4, aunque esto último parece bastante complicado por ahora.