The Legend of Zelda Ocarina of Time cumple 20 años

Zelda Ocarina of Time

The Legend of Zelda Ocarina of Time, el considerado por muchos como mejor juego de la historia, cumple 20 años. El 21 de noviembre de 1998 se ponía a la venta para Nintendo 64 en las tiendas japonesas; por estos lares llegaría unos días después, a principios de diciembre. Y el resto es historia: el salto a las 3D de la saga The Legend of Zelda supuso una revolución para toda la industria del videojuego, y su influencia sigue siendo patente hoy en día.

Análisis de The Legend of Zelda Ocarina of Time para Nintendo 64

Zelda Ocarina of Time era un juego que brillaba de forma cegadora a todos los niveles: gráficamente no se había visto nada igual, la banda sonora de Koji Kondo sigue siendo difícil de superar y la historia supuso el paso de la adolescencia a la madurez para toda una generación. Pero fue en lo jugable donde se convirtió en una auténtica revolución: aspectos como la fijación de objetivo (apodada aquí Z targeting) o las acciones contextuales se convirtieron en un estándar de los juegos en tercera persona, y el ciclo día/noche o el uso de la música siguen siendo muy recordados.

De hecho, el momento de la salida a la campiña de Hyrule en The Legend of Zelda of Ocarina of Time supuso una sensación de libertad que no se había conocido hasta entonces en un videojuego, sensación que se ha visto replicada (y sumamente ampliada) con su último heredero, The Legend of Zelda Breath of the Wild.

En 2011, Nintendo lanzaba para Nintendo 3DS The Legend of Zelda Ocarina of Time 3D, un versión actualizada del clásico cuya principal novedad era un apratdo gráfico renovado y la posibilidad de jugarlo usando el 3D estereoscópico de la portátil. 

Análisis de The Legend of Zelda Ocarina of Time 3D

Y vosotros, ¿dónde estabais cuando se lanzó Ocarina of Time?  ¿Creéis que el juego sigue estando a la altura de la leyenda, o que sin embargo ya ha sido superado?