Mecánicas ocultas de Elden Ring que te harán la vida más fácil en las Tierras Intermedias

Elden Ring

Elden Ring esconde multitud de secretos, entre ellos, una serie de mecánicas ocultas que nunca se detallan y que pueden resultar de lo más útiles para sobrevivir en las Tierras Intermedias.

Oh, Elden Ring. Pasan las semanas y seguimos recorriendo las Tierras Intermedias, conociendo nuevos y extravagante personajes, consiguiendo las mejores armas, aprendiendo los hechizos legendarios y derrotando a poderosos jefes... después de mucho intentos.

El nuevo juego de FromSoftware parece no tener fin y, al mismo tiempo, no queremos que acabe nunca. Pero quizás lo más llamativo es que después de cientos de horas, Elden Ring sigue sorprendiéndonos con cosas que no habíamos visto antes

VIDEO

Análisis de Elden Ring

Para lograrlo, el juego omite información que en cualquier otro título probablemente habría formado parte de un tutorial.

Pero tranquilos, que para eso estamos aquí: hoy os hablamos de una serie de mecánicas ocultas en Elden Ring que el juego nunca explica, pero que pueden ser de muchísima utilidad para entender sus sistemas... Y para sobrevivir unos minutos más.

Podéis considerarlo una continuación de nuestra guía: 11 cosas que me habría gustado saber antes de empezar a jugar a Elden Ring.

Escalado de atributos

Una de las mecánicas más importantes de Elden Ring es el escalado de armas. En realidad se trata de una mecánica que se remonta a Demon's Souls y desde entonces ha funcionado de forma más o menos parecida en todos los juegos de FromSoftware (exceptuando Sekiro).

Resumiéndolo mucho: las letras (E, D, C, B, A y S) que se muestran en las estadísticas de un arma indican cuánto se beneficiará de los puntos que hayamos invertido en el atributo correspondiente. 

Elden Ring

Por ejemplo, si tenemos un espada con una C en Fuerza y un hacha con una B en Fuerza, el hacha se beneficiará en mayor medida de los puntos que hayamos invertido en Fuerza.

Ahora bien, hay ocasiones en las que dos armas muestran la misma letra para el mismo atributo... ¡Pero eso no significa que el incremento sea el mismo! Para saber cuál de las dos armas nos interesa más, basta con equipar una y compararla con la otra; si la letra del arma no equipada aparece de color rojo, significa que el incremento es menor. Y si es de color azul, significa que es mayor.

Cuidado con el agua

Al hablar de Elden Ring, es habitual mencionar también Breath of the Wild por la forma en que ambos juegos se han aproximado al concepto de mundo abierto. Curiosamente, Elden Ring toma prestadas algunas ideas del último Zelda.

Por ejemplo, cuando está lloviendo, todos los ataques y daños de fuego ven reducida su efectividad. En el polo opuesto encontramos los ataques eléctricos, que además de aumentar el daño, también aumentan su radio de acción.

Elden Ring

Esto no sólo es aplicable durante la lluvia: si estamos sobre una zona encharcada (como Liurnia), los ataques eléctricos crearán una onda expansiva que más os vale evitar (o aprovechar).

Y no es lo único a tener en cuenta sobre la lluvia: cuando caen gotas de agua, el ruido que hacemos al desplazarnos se reduce, así que es más fácil pillar a los enemigos por sorpresa. La lluvia también provoca que a los enemigos les cuesta más vernos.

Cuidado con rodar donde no debes

Como suele ser costumbre en los últimos juegos de FromSoftware, Elden Ring incluye un buen puñado de pantanos venenosos en los que el simple hecho de andar hará que seamos susceptibles a ser envenenados.

Esto provoca que, cuando pisamos una de estas zonas, nuestro instinto nos invita a hacer cosas que nos saquen cuanto antes del lugar, como correr... o rodar.

Elden Ring

Sin embargo, harías bien en evitar esto último: al rodar sobre superficies que provoquen acumulación de veneno o putrefacción roja, el cuerpo de nuestro personaje quedará cubierto por la sustancia. Esto significa que, incluso aunque dejemos de pisar el suelo venenoso, nuestro personaje seguirá acumulando infección durante unos segundos.

Hay dos formas de evitar esto: la primera, obviamente, es NO RODAR. La segunda es utilizar el objeto consumible "Jabón". Este ítem no sólo elimina las acumulaciones de veneno; también dejará a vuestro personaje como los chorros el oro si estabais cubiertos de sangre.

¡Aprieta todos los botones!

Otra mecánica que está presente desde Demon's Souls y ha acabado en Elden Ring, pero que es muy fácil pasar por alto y el juego no menciona: cuando seáis presa del agarre de un enemigo, presionad a toda velocidad los gatillos.

En algunos casos, esto interrumpirá el agarre. En otros se mostrará la animación de agarre al completo, pero notaréis que el daño del ataque se reduce considerablemente. Así que si logran atraparos, machacad los gatillos sin miedo.

¡Lluvia de hojas doradas!

En ocasiones, mientras recorráis las Tierras Intermedias, veréis que se produce un extraño fenómeno: un sinfín de partículas doradas cubrirá toda la pantalla, dejándonos con una hermosa estampa. 

Esas partículas son en realidad las hojas del Árbol Áureo y no sólo se trata de un fenómeno de gran belleza. 

Elden Ring

Mientras dure, la obtención de runas aumentará, así que aprovechad esos momentos para visitar vuestra ruta de "farmeo" favorita.

En ese sentido, seguro que os habéis percatado de que algunos enemigos tienen un extraño brillo dorado en los ojos. Al derrotarlos, obtendréis más runas de lo normal.

Busca tipo rechoncho

Seguro que alguna vez os habéis topado con una piedra de gran tamaño de la que parecía salir el brillo que indica la presencia de un objeto. Por desgracia, la fuerza de nuestro personaje no es suficiente para romperla, así que si queréis conseguir lo que se esconde en su interior, debéis buscar a alguien de mayor tamaño.

Gigantes, osos... Buscad por los alrededores y daréis con algunas de estas criaturas. Atraedlos hasta el lugar donde se encuentra la piedra e intentad que uno de sus ataques la golpee para poder recoger el objeto.

¡Sí a las capas!

Si os habéis hecho con los útiles de sastrería o habéis ayudado al bueno de Boc, el costurero, podéis alterar la apariencia de muchas piezas de equipo.

Esto se suele limitar a alternar entre quitar o poner la capa... Pero hay más. Las estadísticas de las piezas de equipo también cambian al modificarlas. Y, como normal general, si quitamos la capa el objeto va a EMPEORAR. Así que, incluso aunque odiéis las capas, os recomendamos que las dejéis puestas.

Los dardos locos

Según la descripción de los dardos de cristal, este objeto se usa para infligir daño mágico. Sin embargo, tiene un efecto añadido: provocan la acumulación de locura en el enemigo

Esto significa que si acertáis a un enemigo el número suficiente de veces, entrará en un estado en el que atacará a todo el mundo, sin importar si son amigos o enemigos.

Esto especialmente útil en el caso de los jefes "dobles", es decir, aquellos que se traen a algún amigo para ayudarles. Si os están dando problemas los "gatos raros de las profundidades", este objeto os sacará del apuro.

Huevos venenosos

Esto, más que una mecánica, es un pequeño truco: ¿habéis visto a esos enemigos que parecen los huevos de la película Alien? ¿Esos que atacan en grupo y escupen nubes de vapor venenoso? Hay una forma muy entretenida de acabar con ellos.

Usad un arma que contenga el mismo tipo de veneno que expulsan, y veréis cómo se sobrecargan y explotan, provocando una reacción en cadena con todos los enemigos similares que haya cerca.

Y hasta aquí el repaso a las mecánicas ocultas de Elden Ring. Si habéis descubierto alguna cosa interesante que se nos haya pasado, no dudéis en dejárnoslo en los comentarios.

Y además

Elden Ring

Elden Ring Ficha

Plataformas:

PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento: