Ir al contenido principal

Neil Gaiman, Chuck Wendig y más autores se unen para que Disney pague los royalties de sus franquicias

Darth Vader

Después de la polémica por la negativa de Disney a pagar sus royalties a Alan Dean Foster, varios autores se han unido para reclamar el pago en otras situaciones similares.

El año pasado surgió una polémica en La Casa del Ratón, ya que varios autores de las novelas de Star Wars (y otras franquicias) denunciaron que Disney no estaba pagando los royalties correspondientes a las ventas de sus novelas. 

La situación venía dándose desde hace años, ya que Alan Dean Foster reclamó que no percibía estos pagos desde 2012, cuando Disney se hizo con el control de Lucasfilm y toda la franquicia. Después de mucha batalla legal, parece que por fin el asunto se está resolviendo, pero ahora más autores están reclamando sus propios pagos al encontrarse en una situación similar. 

ttps://www.dailymotion.com/video/k2A6SU1F3ioSTxwOY1d

Haciéndose eco de esta situación, varios autores incluyendo Neil Gaiman, Chuch Wending o Mary Robinette Kowal se han aliado con la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción y Fantasía de América y otros gremios similares para crear el "Comando Disney Debe Pagar", llamado así por el hashtag de Twitter que se hizo viral para apoyar a Foster.

Disney Plus: precio, cómo registrarse y ver online

Date de alta en Disney+

Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

La asociación reclama que aunque el caso concreto de Foster se está resolviendo satisfactoriamente, un buen número de escritores de novelas y cómics de licencias como Star Wars, Buffy Cazavampiros, Alien, o incluso Spider-Man han confirmado no estar recibiendo los pagos contractuales por su trabajo Todos ellos llevan años sin percibir sus royalties y creen que Disney habría cancelado los contratos que se firmaron antes de que la compañía adquiriera ciertas franquicias. Las negociaciones además están en un punto muerto y desde Disney no estarían cooperando para cumplir los contratos oficiales.

En concreto, la asociación cita el caso de un guionista que escribió varios cómics de Buffy para Dark Horse a partir de 1998. Desde que se firmó su contrato, los cómics pasaron a ser propiedad de Boom Studios cuando Disney adquirió Fox. "Cuando este guionista contactó a Boom Studios sobre el impago de sus royalties, le dijeron como explicación que los royalties no se transfieren".

Y además