Netflix aterriza en Japón, algo que aplaude Tomohiro Machiyama

Tomohiro Machiyama

Netflix es la plataforma de streaming multimedia más destacada del momento (y desde hace unos años). Cada aterrizaje en un país es más que bienvenido, ya que además de ofrecer un servicio, los responsables invierten en la producción propia. Lo hemos visto en el caso de España, y es algo que también veremos en Japón, sobre todo en lo que se refiere al anime.

Netflix comienza 2018 con un catálogo cargado de estrenos

La compañía de VOD (Vídeo Bajo Demanda) anunció recientemente una oferta variada y en exclusiva de anime, entre las que destacan Knights of the Zodiac: Saint Seiya, B: The Beginning o A.I.C.O. -Incarnation-, y esto puede ser sólo la punta de un iceberg.

En una entrevista en el programa de TBS Radio, Tama Musubi, se le preguntó a Tomohiro Machiyama, conocido escritor y crítico de cine, su opinión sobre la llegada de Netflix a Japón: “Lo increíble de verdad es que en Japón no se invierte nada en el anime. Incluso el director Sunao Katabuchi tuvo que hacer su película Kono Sekai no Katasumi ni al borde de la pobreza. Estuvo realizando el filme durante cinco años sin recibir más dinero y apoyo que el de su mujer. Japón ha aplastado y humillado a sus creativos durante mucho tiempo y ahora será Netflix quien castigue su negligencia”.

Machiyama cree que Netflixpermitirá a los directores y productores japoneses realizar los proyectos que deseen” y que “la industria del anime cambiará por completo dentro de poco, igual que la industria del cine”. El crítico señala como factor importante la inversión: “tienen al menos cinco veces más presupuesto que una película japonesa. Cinco veces en un solo episodio”.

Las mejores ofertas del día en Amazon post-navidad

Pero no se queda sólo ahí, según comentó en el programa cree que podría darse una “guerra a gran escala” entre la plataforma digital y los medios japoneses. Por ello, ha advertido a las compañías japonesas que piensen en su forma de actuar ahora. En la entrevista hizo hincapié en el cambio que supondrá para la industria cinematográfica y de entretenimiento japonesa: “Está sucediendo un grandísimo cambio en el paradigma de la industria del entretenimiento. Hasta ahora, aquellos que hacían las películas y el anime en Japón sufrían una vida de pobreza. Pero ahora ha aparecido gente con diez o veinte veces más presupuesto y se está convirtiendo en un mundo en el que dicen ‘puedes hacerlo, no importa el dinero que cueste’”.

Lecturas recomendadas