Ir al contenido principal

Un niño de 4 años es señalado por un organismo de Reino Unido contra el terrorismo por hablar de Fortnite

Fortnite
La madre del niño cree que, si este hubiera sido blanco y no de origen musulmán, no se habría tenido en consideración como riesgo de radicalización terrorista.

Un niño de cuatro año ha sido referido a la organización gubernamental Prevent contra el extremismo tras conversar sobre Fortnite con su amigo tras la escuela. El chico, de Midlands Occidentales y de origen musulmán, fue informado a Prevent en septiembre de 2019 tras decir que su padre tenía "armas y bombas en su cobertizo".

Tal y como informa The Guardian, este aviso hizo que en la casa de este niño se presentara la policía debido a los comentarios en torno al juego, algo que ha avivado las llamas del racismo. En una primera entrevista -anónima- de un padre con un menor de seis años envuelto en el mismo asunto con Prevent, decía: "Podría haber ido muy mal, me preocupa que la policía venga armada a mi casa y arreste a los padres, con servicios sociales justo detrás".

La conversación transcrita de este chico de 4 años descubrió que simplemente estaba hablando de armas en Fortnite, ya que además estaba viendo a su primo jugar; no obstante, sus palabras se sacaron muy de contexto. Este caso ha amplificado el malestar general por este sistemas, que ha sido tachado de anti-musulmán y calificado de discriminatorio y divisivo.

No obstante, la seriedad de este asunto en particular, ligado a la inocencia de los comentarios del muchacho, ha llevado a unas duras críticas ante el esquema puesto por Prevent, ya que depende de muchas figuras públicas (escuelas, hospitales, etc) a "informar en torno a preocupaciones sobre radicalización".

Fortnite

La misma historia ocurrió en 2016, cuando más de 2000 niños británicos menores de nueve años fueron informados a Prevent, llevando al miedo de que los niños musulmanes están siendo objetivo de este sistema injustamente.

Epic Games compró un fallido centro comercial, que se convertirá en su sede en 2024

"...es...preocupante de cientos de niños tan jóvenes que aún no sepan abrocharse los cordones, sean objetivo como futuros y/o potenciales criminales en base a los juegos que juegan o a las opiniones de sus familias", decía a The Guardian Rosalind Comyn, responsable de políticas y campañas de Liberty.

Y además