Nintendo patenta cartas coleccionables con tecnología NFC

Cartas Nintendo

Nintendo ha patentado unas cartas coleccionables con tecnología NFC. Os damos todos los detalles sobre este nuevo producto que sería compatible con consolas.

Nintendo no para de innovar y de buscar nuevas formas de revolucionar la industria de los videojuegos. Durante los últimos años hemos visto a la compañía sorprender con productos como Nintendo Switch y las figuras y tarjetas Amiibo y ahora, Nintendo ha patentado un nuevo producto que guarda relación con éste último: Las cartas coleccionables con tecnología NFC (misma tecnología que usa Amiibo).

¿Buscas una funda para Nintendo Switch? Aquí tienes las mejor valoradas

Tal y como se puede ver en la oficina virtual de patentes estadounidenses, Nintendo solicitó durante el pasado mes de noviembre el registro de unas cartas coleccionables con tecnología NFC. Aunque pueda parecer lo mismo que las tarjetas Amiibo, no es así ya que se trataría de unas cartas coleccionables independientes a los juegos.

Cartas NFC Nintendo

Según la patente, las cartas NFC de Nintendo representan un objetivo con el objeto de hacer que sean coleccionables e intercambiables. Así, siempre según lo señalado en la patente, "las cartas serían fabricadas y vendidas con el objetivo de ser intercambiadas o coleccionadas por sus imágenes". Y es que, a juzgar por las fotografías que acompañas a la patente, estas cartas representarían a algunos de los personajes más populares de Nintendo en su parte frontal.

Además, en la patente se puede ver que, gracias a la tecnología NFC, las cartas coleccionables de Nintendo se podrían pasar por el lector de las consolas de la compañía para acceder a las estadísticas y las funciones de cada carta. Eso sí, no se ha aclarado qué tipo de funciones tendrían estas cartas coleccionables de llegar finalmente al mercado.

Cartas NFC Nintendo

Por ahora tendremos que seguir esperando para saber más sobre las cartas coleccionables de Nintendo con tecnología NFC, aunque puede que nunca se decidan a ponerlas a la venta y que simplemente hayan decidido registrar su patente como un método de seguridad por si alguien tuviese la misma idea en el futuro.