Ir al contenido principal
Cadillacs and Dinosaurs
Reportaje

El imposible regreso de Cadillacs and Dinosaurs. La recreativa perdida de Capcom

Cadillacs and Dinosaurs es una de las recreativas de Capcom que todo el mundo cuenta entre sus favoritas, y que lamentablemente no volveremos a ver en ninguno de los sistema retro y consolas mini de la compañía.

Capcom sigue sacando partido a su legado de juegos clásicos con numerosos sistemas y recopilatorios. Hace muy poco que os hemos ofrecido nuestro análisis de Capcom Arcade Stadium (una recopilación de 32 juegos de las recreativas para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC.

También os hemos presentado sus consolas retro: Capcom Retro Station (que incluye su propia pantalla) y Capcom Home Arcade (con controles SANWA para dos jugadores, y conexión a TV a través de HDMI). Incluso os hablamos del recopilatorio Capcom Beat´em Up Bundle, dedicado exclusivamente a los brawler de la compañía. 

Reportaje LICENCIAS CAPCOM

Todas estas recopilaciones tienen en común la calidad de sus juegos, y el enorme peso nostálgico de las máquinas recreativas. Pero también comparten la ausencia de Cadillacs and Dinosaurs, uno de los arcades más recordados de la compañía. 

Pese a que Cadillacs and Dinosaurs (el original de Capcom) nunca ha tenido una adaptación para consolas domésticas o PC, es una de las recreativas que siempre aparece en las conversaciones sobre lo mejor del género. ¿Por qué se ha perdido este "brawler"?

En este reportaje repasamos la historia de Cadillacs and Dinosaurs y los motivos por los que no hemos vuelto a disfrutar del juego original en otras plataformas. 

Un poco de historia... jurásica

Cadillacs and Dinosaurs es un "beat´em up" para tres jugadores simultáneos que corre sobre una placa CPS (Capcom Play System). Esta placa de máquinas recreativas es el vehículo en que también nos llegaron obras maestras como Final Fight, Street Fighter II o The King of Dragons. Llegó al mercado en 1992. 

Aunque en nuestro país esta franquicia no fuese muy conocida, de hecho el arcade es uno de sus productos más populares, Cadillacs and Dinosaurs está basado en el cómic Xenozoic Tales, de Mike Schulz. Es una autor que ha publicado títulos para Marvel (en La espada salvaje de Conan), Dark Horse y DC. Y Xenozoic Tales fue su primera obra original.

Cadillacs and Dinosaurs recreativa

La serie de cómics, que se publicó a partir de 1986 está ambientada en el siglo XXVI, después de un cataclismo. Los supervivientes de la Tierra salen de sus búnker para descubrir que el planeta está destruido... y poblado por dinosaurios. 

Los protagonistas de aquella historia eran Jack Tenrec (un mecánico que sobrevive en los restos de Nueva York y que es capaz de reparar los Cadillac que aún quedan entre las ruinas) y Hannah Dundee, científica que pertenece a una de las tribus de la antigua Washington.

La serie tuvo cierta popularidad a comienzos de los noventa, suficiente para que se lanzase una adaptación animada para TV de 13 capítulos, e incluso una línea de juguetes. Cuando Capcom lanzó la máquina recreativa, se publicaron los cómics "spin off" Cadillacs and Dinosaurs, en que se introducía a los dos personajes adicionales: Mess o´Bradovich y Mustapha Cairo. 

La recreativa de Capcom

El papel de los cuatro personajes de Cadillacs and Dinosaurs recupera el esquema que ya había utilizado Capcom en 1991 con Captain Commando. Jack es el personaje más equilibrado (como el Capitán), Hannah, como la momia, es un personaje que destaca por la técnica.

Mustapha (su equivalente en Captain Commando sería el ninja) es el personaje más rápido, y Mess es el personaje lento, pero con ataques más fuertes, como el "mecha" de Baby Head. Es un catálogo de luchadores perfecto para un desarrollo horizontal en que "apalizar" a los salvajes, mutantes y algunos dinosaurios que se crucen en nuestro camino. 

Cadillacs and dinosaurs

Cadillacs and Dinosaurs tenía unos sprites enormes y un buen catálogo de ataques (también con golpes combinados entre dos personajes), pero destacaba por dos elementos únicos. El primero de ellos era el nivel a bordo del Cadillac, que cambiaba ligeramente el gameplay -pero era esencial para la licencia-.

El segundo aspecto único de la recreativa era  la posibilidad de utilizar armas de fuego. Capcom recuperaría esta característica en otra de sus máquinas "pedidas", The Punisher, pero fue Cadillacs and Dinosaurs la que nos voló la cabeza con la posibilidad de recoger una UZI o una escopeta de cartuchos para eliminar enemigos a distancia. 

Cadillacs and dinosaurs

En cuanto al catálogo de enemigos, nos encontramos guiños a Blanka de Street Fighter II, a Bill Bull y El Gado de Final Fight... y las patas de un brontosaurio también nos recuerdan a las garras del dragón final en The King of Dragons. 

Un juego maldito

Si casi todos los nostálgicos estamos de acuerdo en que Cadillacs and Dinosaurs era uno de los mejores "beat´em up" de la compañía, ¿cómo es posible que no hayamos podido disfrutarlo en consola (ni en su momento, ni en las recopilaciones más actuales)?

La respuesta es sencilla, y es el mismo motivo por el que tampoco hemos vuelto a disfrutar de The Punisher. Capcom ya no tiene la licencia de la saga. En 1994 se hizo con los derechos Rocket Science games, para lanzar Cadillacs and Dinosaurs The Second Cataclysm en Sega Mega CD y posteriormente,  PC. 

Game & Watch Zelda

Game & Watch The Legend of Zelda

Game & Watch: The Legend of Zelda incluye tres juegos clásicos de la serie The Legend of Zelda: The Legend of Zelda, Zelda II: The Adventure of Link y The Legend of Zelda: Link’s Awakening; así como una versión especial de Vermin de Game & Watch, protagonizado por Link. 

Esta segunda adaptación era un "shooter" sobre raíles (siempre al volante del Cadillac) que contaba con unos gráficos resultones, voces y secuencias animadas, pero no estaba a la altura de la recreativa.

A partir de entonces la licencia pasó de Marvel a Topp Comics, a Kitchen Sink Press (que cerró sus puertas en 1999) y a Dark Horse Comics. IDW publicó un recopilatorio de Xenozoic Tales en 2013, pero Capcom no ha tratado de recuperar los derechos para traer de vuelta esta recreativa de culto. 

Y además