Oliver Jackson-Cohen asegura que la secuela de La maldición de Hill House es todavía mejor

Oliver Jackson-Cohen

Dentro de las producciones originales de Netflix, una de las más valoradas ha sido La maldición de Hill House, una interesante serie de terror creada por Mike Flanagan en la que, siguiendo el estilo de otras series como American Horror Story, cada temporada relata una historia autoconclusiva, estando ya confirmada su segunda temporada para este 2020 bajo el título de La maldición de Bly Manor, adelantando su creador que será más terrorífica que Hill House.

Pero no es el único que ha adelantado maravillas sobre la secuela de La Maldición de Hill House. El actor Oliver Jackson-Cohen, quien se encuentra promocionando la película de terror de El hombre invisible, comentó que esta nueva temporada será todavía mejor que su predecesora. "Tengo que decir que es algo bastante extraño. Al principio era raro regresar junto a Victoria Pedretti que ambos hacíamos de hermanos gemelos el año pasado. Pero ahora estamos en Vancouver, con un equipo completamente diferente, pero al final es el mismo creador. Para empezar, fue muy muy raro. Fue extraño porque, ¿cómo podemos tomar una serie que fue tan bien recibida y que yo adoraba y hacer una segunda versión de ella? Y desde luego (Mike Flanagan) se ha superado. Es muy sorprendente lo que ha hecho con Bly Manor", comentó el actor a Collider.

Adaptando varias novelas de Henry James, entre ellas Otra vuelta de tuerca, la trama de la serie La maldición de Bly Manor girará en torno a Dani, una institutriz que, durante el cuidado de dos huérfanos en una mansión remota, se percata de la presencia de varios fantasmas. Siguiendo la mecánica de American Horror Story veremos a varios actores de La maldición de Hill House en esta nuevo relato interpretando otros papeles, como el propio Oliver Jackson-Cohen o Victoria Pedretti, quien será la protagonista de La maldición de Bly Manor.

La Maldición de Bly Manor aterrizará en Netflix en algún momento de este 2020. Mientras tanto, aquí os recordamos nuestra crítica de La maldición de Hill House.

Y además