Olivia Wilde consigue que la aerolínea Delta Air Lines no censure Rocketman y Súper empollonas

Súper empollonas

Aunque en la mayoría de los casos parece que Twitter se ha vuelto una forma de lanzar puñales hacia aquellos que hacen cosas que no nos gustan, por ejemplo contra directores como Rian Johnson por Los últimos Jedi, a veces, la red social también sirve para zanjar injusticias. 

Todo empezó cuando un fan de Olivia Wilde escribió a la actriz a través de Twitter para comunicarle que su debut como directora, Súper empollonas, había sido reeditado y censurado en la versión que se puede ver en un viaje con la aerolínea Delta Airlines. Según el fan, habían borrado al completo la escena de sexo lésbico de una de las protagonistas. La propia actriz tuvo la oportunidad de comprobarlo, y tras viajar con la compañía, mostró a través de Twitter su enfado por la censura de la misma. 

[SPOILERS de Súper empollonas]

"Finalmente he tenido la oportunidad de ver la versión editada de Súper empollonas para ver exactamente que han censurado. Parece ser que algunas compañías aéreas trabajan con un tercero que edita la película según lo que ellos creen que es inapropiado. Lo que, en este caso, ¿es la sexualidad femenina?", escribía Wilde antes de continuar, "para empezar, antes de elegir esta película entre cientos de opciones tienes que estar de acuerdo con el "bloqueo parental" que te advierte que debes verla con discreción. Una vez que le das a "proceder" parece que has accedido a ver la película en su formato original. Sin embargo...".

"-Han muteado o cortado la palabra "vagina". VAGINA. -Han borrado la escena entera de la tijera con Molly. (¿No hay un emoji de tijeras? Una lucha para otro momento...). -Han cortado la parte en la que Molly se masturba y no termina bien. -Han cortado la parte del porno en el Lyft (escena de Oscar). -Han cortado la segunda parte de la escena de las muñecas, porque ver el cuerpo de dos muñecas, hechas para niños, es demasiado chocante aunque no tengan genitales. Hablando de esto, han cortado la palabra "genitales". Y lo más decepcionante, han cortado casi toda la escena de amor entre Amy y Hope en el baño, que no incluye ningún desnudo y es una parte esencial de la trama de la protagonista".

Accede al catálogo de Amazon Prime Video gratis durante el primer mes

"Por cierto, no han cortado ningún insulto. Cada "joder" se oye alto y claro, a veces en la misma escena en la que han muteado "vagina". Enseñan perfectamente a George (elegantemente) tragarse un micrófono, pero no pueden soportar una escena de amor consentido entre dos mujeres. ¿Qué mensaje les está mandando a los espectadores, especialmente a las mujeres? ¿Que sus cuerpos son obscenos? ¿Que tienen que avergonzarse de su sexualidad? Animo a todas las aerolíneas, especialmente aquellas que presumen de ser inclusivas, a que paren de trabajar con esta tercera compañía y confíen en el aviso parental para que sean los espectadores quienes elijan qué ver o no". 

No obstante, aunque Olivia Wilde se centrase únicamente en su película, varios usuarios de Twitter le recordaron que también había otra película que había sido censurada, concretamente, Rocketman, sobre la vida de Elton John, en la que una escena de sexo entre Taron Egerton y Richard Madden había sido completamente eliminada del metraje.

Ante esta avalancha, la compañía Delta Air Lines ha hecho llegar un comunicado a los medios estadounidenses asegurando que iban a empezar a vigilar a la compañía que censura sus películas: "Valoramos mucho los contenidos que ofrecemos en nuestros vuelos como opciones para reflejar la diversidad del mundo. Estamos revisando los procedimientos de la compañía que edita los contenidos para asegurarnos de que se adecúan a nuestros valores de inclusión y diversidad". 

¡Punto para Wilde!

Y además