Ir al contenido principal

Así se preparó físicamente Tom Holland para convertirse en Spiderman

Spider-Man
Tras asegurarse el papel como el Peter Parker del Universo Cinematográfico de Marvel, así se preparó físicamente Tom Holland para ponerse en la piel de Spider-man.

Si hoy en día os hablamos de Tom Holland, es normal que le asociemos rápidamente con Spider-Man, ya que el actor británico terminó de saltar a la fama a nivel mundial por su papel como Peter Parker en el Universo Cinematográfico de Marvel con su debut en Capitán América: Civil War

Antes de su incursión en el mundo de los superhéroes, Holland ya tenía tablas de sobra a nivel interpretativo, ya que era conocido por su participación en Lo imposible y también había protagonizado el musical de Billy Elliot. Precisamente gracias a su preparación como bailarín de ballet, Holland ya estaba en buena forma, pero aún así tuvo que pasar por un rígido entrenamiento para conseguir la forma física de Spider-Man.

El entrenamiento físico de cada actor es diferente dependiendo del tipo de héroe al que interpreta y del set de habilidades concreto que tiene que conseguir. En el caso de Holland, su entrenamiento estuvo muy orientado a potenciar sus habilidades acrobáticas y gimnásticas. Como el propio Holland comparte en su perfil de Instagram, buena parte de su entrenamiento consiste en lanzarse desde trampolines y realizar todo tipo de saltos para potenciar su agilidad.

 

 

Además de esto, Holland también realiza un tipo de parkour que incluye acrobacias creativas. "Mis amigos y yo hacemos 'free running' todo el tiempo... He saltado desde una altura de cuatro metros a la hierba y unos dos metros entre edificios", ha explicado el actor en alguna ocasión. 

Si los saltos y el parkour fueran poco, el "entrenamiento de Spider-man" también incluye un circuito con varios ejercicios diferentes que mezclan actividades aeróbicas y de fuerza. Para terminar de cerrar el calendario de actividad física, Holland también hace boxeo, entrenando en dos gimnasios de Brixton y Nueva York. 

Si hasta aquí habíais estado tomando notas para convertiros en Spider-Man, ya queda un detalle final. Además de seguir una dieta rigurosa y realizar todo tipo de ejercicios de cardio y musculatura de manera regular y estricta con entrenadores profesionales, Holland también utiliza Estimulación Muscular Eléctrica (EMS en inglés), una técnica para potenciar la musculatura que incluye ponerse un traje especial que conecta tu cuerpo a una máquina, con lo que varias descargas de electricidad van directas a los músculos mientras realizas una serie de movimientos. 

Tom Holland usando EMS

Aunque es una técnica un poco controvertida y Holland la describe como "20 minutos de un absoluto infierno", el actor sigue incluyendo el EMS como parte du entrenamiento y dice que ha ayudado con su definición muscular.

Y vosotros, ¿os atrevéis con alguna parte de este entrenamiento físico para convertiros en Spider-Man?

Y además