El productor de Need for Speed Payback habla del uso de microtransacciones en la industria

coches need for speed payback

Las microtransacciones son un elemento con una presencia que va en aumento en la industria de los videojuegos. Cada vez se ven más y más títulos que incorporan micropagos de algún tipo, así como sistemas de cajas de botín, o "loot boxes". Uno de los últimos juegos en incorporar medidas de este tipo es Need for Speed Payback, el cual llegará a las tiendas esta misma semana, y ahora su productor ejecutivo, Marcus Nilsson, ha hablado sobre estas prácticas, y por qué cada vez están más presentes en los grandes desarrollos de videojuegos.

En una pieza para Glixel, en la que preguntaban al productor de Need for Speed Payback si el uso creciente de micropagos se debía al coste creciente de los juegos, Nilsson comentaba lo siguiente: "Está claro que los precios no han aumentado realmente. Eso está claro. También sé que el coste de producir un juego es más elevado que nunca. El mundo de los juegos está cambiando delante de nuestros ojos. Cada vez vemos más personas que juegan a menos juegos por más tiempo. Es importante mantenerles entretenidos, pero ¿cómo hacemos para crear experiencias más duraderas?".

Las mejores ofertas del día y flash en Amazon

"El caso es que es muy complicado encontrar el camino adecuado que contente a todo el mundo. Nosotros hacemos juegos que valen 60 dólares, y alguno puede pensar que tendrían que costar 40, pero ¿Cuál es el valor en lo que se ofrece? Si comparas algo como GTA V y GTA Online con The Last of Us, que se puede completar en 10 horas... ¿Cómo se valora eso?", comentaba Nilsson. Es cierto que el precio medio de los lanzamientos no ha variado mucho desde hace años, mientras que el coste de producir un juego AAA ha aumentado cada vez más, lo cual, tal y como comenta el miembro de Ghost Games, incentiva el uso de micropagos para hacerlos rentables.

Y es que el propio Need for Speed Payback cuenta con un sistema de progresión basado en las recompensas aleatorias y las cajas de botín. Según lo explica Nilsson, "cuando acabas una carrera recibes una carta como recompensa. Te aparecen tres cartas y tú eliges una de ellas, la cual se genera de manera aleatoria, y luego la puedes equipar a tu coche, guardarla en el garaje, venderla o reciclarla. En el juego están los cargamentos [loot boxes] que son la base de su economía. En un cargamento puedes encontrar dinero par el juego, objetos decorativos y fichas para obtener piezas. También puedes comprar cargamentos premium, pero la única diferencia son los objetos decorativos. Están hechos para ahorrar tiempo a la gente".

Hay quienes ven la presencia de las cajas de botín como una manera de extender la duración de un juego, mientras que otros las perciben como un incordio que frena su progreso, aunque los últimos meses han demostrado que muchas editoras las ven simplemente como un elemento necesario para hacer rentables sus títulos. En esta línea, os recordamos que hace poco Electronic Arts anunció nuevos cambios en las cajas de botín de Battlefront 2 debido a las quejas de los jugadores. En cualquier caso, de vuelta al título de Ghost Games, si queréis conocer más a fondo el nuevo Need for Speed, os dejamos con nuestra entrevista con uno de los principales diseñadores de Need for speed Payback.

Lecturas recomendadas