El Servicio Nacional de Salud de Londres afirma que las cajas de botín empujan a los niños a apostar

Cajas botín

El debate en cuanto a las cajas de botín o de recompensa, y sobre su uso en videojuegos, siempre ha estado, está hoy día y seguirá estando presente en cualquier debate en torno a su regulación y hasta su prohibición. Aunque algunas de las veces, por no decir todas, los comentarios al respecto siempre han optado por lo segundo.

Claire Murdoch, directora de salud mental en el Servicio Nacional de Salud de Londres, ha reavivado la discusión en torno a las cajas de botín con un informe donde afirma que estas empujan a los jóvenes al mundo de las apuestas. Además, comenta que los juegos con esta práctica deberían eliminarse inmediatamente.

Si necesitas 128GB de espacio extra para tu Nintendo Switch, esta es la tarjeta microSD más barata que puedes encontrar

"Francamente, ninguna compañía debería estar poniendo esto delante de los niños y enseñándoles a apostar, ya que al final lo que se consigue es adicción por el contenido de estas cajas", comenta Murdoch. Ninguna marca debería tampoco venderles juegos con cajas a los niños con estos elementos aleatorios; esta práctica debería terminar".

Las cajas de botín no están reguladas con la Comisión de Apuestas de Londres porque su contenido no puede ser monetizado. Esto cae en una especie de "agujero de apuestas" ya que "A pesar de ello, en páginas web de terceros sí que venden objetos raros y poco comunes, además de que pueden encontrarse fácilmente".

Loot Boxes

Murdoch pidió a los editores que prohíban estas cajas, al mismo tiempo que impongan límites, informen al jugador de las probabilidades de cada objeto en las cajas -algo que ya introdujo Epic Games en Fortnite- e "Informen a los padres y madres de estas prácticas y del riesgo que supone para sus hijos".

Sony, Microsoft y Nintendo serán más transparentes de cara a las cajas botín

En cuanto a los riesgos, el informe dice "Las investigaciones han encontrado numerosos casos de niños que han gastado dinero sin el permiso de su familia, incluyendo un joven de 16 años que pagó 2.000£ en un juego de baloncesto y uno de 15 que perdió 1.000£ en un shooter".

Fuente | PC Gamer

Y además