Squabble

Así se juega a Squabble, una versión multijugador Battle Royale de Wordle que está empezando a causar furor.

El primer juego viral de 2022 no es un título para consolas ni lo puedes encontrar en Steam, sino que es un juego para navegador llamado Wordle, donde se nos invita a adivinar una serie de palabras, en un programa que ya ha causado auténtico furor, con multitud de clones apareciendo poco después.

No obstante, ha sido tanto el éxito de Worlde que incluso ha sido adquirido por The New York Times para poder explotarlo mucho más en el futuro, pero otras tantas mentes pensantes se están aprovechando de la situación para lanzar nuevas versiones, una de ellas ofreciendo una vertiente multijugador inesperada: una especie de Wordle al estilo Battle Royale.

Y es que ahora mismo está en fase beta Squabble, una versión de Wordle multijugador donde pueden participar hasta 99 jugadores al mismo tiempo compitiendo para ver quién queda el último en pie, adivinando palabras.

Squabble

Si bien tiene la misma mecánica de tener que adivinar una palabra de cinco letras, hay muchas diferencias en sus normas de juego porque recibiremos un punto de daño cada segundo que tardemos en adivinar la palabra pero curándonos el daño cuando acertemos la palabra correspondiente.

Por otra parte, existen dos modos de juego como es el modo Blitz donde pueden jugar de 2 a 5 jugadores aunque más interesante es el modo Squabble Royale donde pueden jugar de 6 a 99 jugadores.

Squabble

De momento Squabble está en fase beta, con lo que todavía puede tener ciertos errores y es algo complicado encontrar partidas abiertas, pero lo mejor de todo es que puedes disfrutarlo como invitado sin necesidad de introducir ningún tipo de dato personal.

La interfaz de pantalla es muy sencilla, el funcionamiento ya lo sabe todo el mundo, y si siempre quisiste disfrutar de Wordle con otros tantos jugadores al mismo tiempo, es probable que te acabe enganchando este nuevo juego de navegador que ya está preparando multitud de novedades para una versión más estable.

Y además