Convocan un paro laboral en Ubisoft Paris como protesta a los recortes y contra el CEO Yves Guillemot

Yves Guillemot - CEO de Ubisoft

Los empleados de Ubisoft Paris han sido convocados a un paro laboral el próximo 27 de enero como protesta por los recortes de la compañía y a las palabras del CEO Yves Guillemot, que exigía responsabilidades a los empleados por los malos resultados de la compañía y les decía que "la pelota está en vuestro campo".

Ubisoft lleva años pasando por una muy mala racha, y el temporal no parece que vaya a mejorar en 2023, sino todo lo contrario, tras los malos resultados financieros que anunciaron la semana pasada y que provocaron un desplome en bolsa.

En 2021 pudieron alejar las miradas de los numerosos casos de acoso sexual y malas prácticas, pero la compañía quedó muy tocada... y muchos exigieron una mayor depuración que incluía a su cabecilla, Yves Guillemot.

Desde entonces, la multinacional de sede francesa, una de las compañías de videojuegos más grandes del mundo con cerca de 20.000 empleados, no ha lazado ningún juego exitoso en crítica o ventas que le ayudara a pasar página... 

Y ahora el polémico CEO y cofundador de la compañía ha vuelto a meter la mata con unos comentarios que han contribuido a la convocatoria de una huelga en Ubisoft Paris, como informaban desde Game Developer.

Ubisoft

Convocan un paro laboral el viernes 27 de enero en Ubisoft Paris

Solidaires Informatique, un sindicato de empresas de tecnología y videojuegos en Francia, ha convocado un paro laboral de 4 horas para el viernes 27 de enero, de 14:00 a 18:00, como medida de protesta por los recortes previstos en Ubisoft.

La protesta tiene una serie de exigencias, como un aumento inmediato del 10% del salario para contrarrestar la inflación, la implementación de semanas de cuatro días y transparencia en la evolución de sus empleados.

El sindicato ironiza que, según Guillemot, "la pelota está en nuestro campo... pero el dinero se queda en su bolsillo". 

Hacen referencia a un correo electrónico urgente firmado por Guillemot y enviado a todos sus empleados, en los que pedía a los empleados mayor compromiso para entregar "toda vuestra energía y compromiso" y que de ellos dependía más que nunca entregar sus proyectos a tiempo y sin gastos innecesarios para poder salvar la compañía.

Un correo sin directrices explícitas, pretendiendo ser motivacional pero con evidentes intenciones amenazantes pasivo-agresivas, que algunos empleados enviaron al medio Kotaku, que lo publicó.

Estas no han pasado desapercibidas a Solidaires Informatique, que denuncia que están echando toda la culpa a los empleados, y que sus palabras son en realidad amenazas disfrazadas para justificar trabajar horas extra y una mayor presión laboral, reducciones de salarios, ERES, cierres discretos de estudios...

En concreto, también exigen una mayor transparencia sobre el estado de sus empleados para saber qué ha sido de los equipos que han salido de sus proyectos agotados, como Just Dance o Mario + Rabbids Sparks of Hope, a quienes les ha caído gran parte de la culpa.

Y además