Ir al contenido principal

Las ventas de PS4 y sus juegos bajan, 38,8 millones de suscritos a PS+ y otros datos económicos de PlayStation

PS4 Pro

Sony Interactive Entertainment ha presentado los resultados ecónomicos del último trimestre, que terminó el 31 de diciembre de 2019, siguiendo la estela de otras compañías que han hecho lo propio recientemente, como Nintendo y sus espectaculares números de ventas, confirmando los más de 52,8 millones de Nintendo Switch vendidos, o Microsoft, con un notable descenso en ventas de consolas y juegos.

Los datos de la casa de PlayStation no han sido mucho mejores que los de su rival más directa, presentando la división de juegos y servicios online, bajo la que opera PlayStation, un sensible descenso. Las ventas de PlayStation 4 han alcanzado los 6,1 millones de unidades, lo que supone una caída respecto a los 8,1 millones de unidades correspondientes al mismo período del anterior año fiscal (2018). En total, PlayStation ha distribuido un total de 108,9 millones de consolas PS4.

Estos son los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Un descenso similar han experimentado también las ventas de juegos, que ha caído de los 87,2 millones de unidades de 2018 a los 81,1 millones de unidades de 2019. Estos factores, junto con el impacto del cambio de divisas, ha provocado unos beneficios menores para el negocio de juegos y servicios online de Sony.

No obstante, a pesar de este descenso en ventas de hardware y software de PlayStation, contrasta con el aumento de las suscripciones de PS Plus, que han aumentado respecto al año anterior. En concreto, hay un total de 38,8 millones de usuarios suscritos a PlayStation Plus a 31 de diciembre de 2019, lo que supone un incremento de 2,5 millones respecto al mismo período del anterior año fiscal.

Este descenso en ventas no ha afectado a las previsiones de Sony para el año fiscal 2019, para el que preveía vender 13,5 millones de consolas PlayStation 4 (que termina el 31 de marzo de 2020), y que no han sido modificadas pese a este sensible descenso. Lo que no da lugar a duda es que estos números se pueden interpretar de muchas maneras.

El primer dato significativo es que el número de lanzamientos exclusivos ha menguado en cantidad. La pasada campaña navideña, PlayStation apenas tuvo Death Stranding, lo último de Hideo Kojima, y el remake de Medievil, títulos que a pesar de su bondades, el primero puede no ser para todos los paladares, y el segundo, un remake destinado a un público muy concreto. Ha faltado un "blockbuster" como God of War o Spiderman.

Pero, sin duda, el factor clave aquí es el agotamiento del ciclo de vida de la consola, el retraso de muchas exclusivas como The Last of Us Parte 2 y, sobre todo, la proximidad de PS5, cuyo lanzamiento previsto para finales de 2020 podría estar siendo también decisivo para el ritmo de ventas de la actual consola.

Y además