BLOODBORNE

Repasamos las virtudes de Bloodborne, el clásico de FromSoftware para PS4, y explicamos los motivos por los que creemos que no es necesario un remaster o remake para PS5.

Este artículo forma parte de nuestra newsletter exclusiva, si quieres recibirlo en tu correo electrónico antes que nadie solo tienes que suscribirte... ¡Es gratis!

... y no le hace falta una remasterización, un remake, ni una secuela.

Han pasado siete años (me cago en todo, cómo pasa el tiempo) desde que el "Project Beast" se lanzó en PlayStation 4 y tengo la sensación de que desde entonces su popularidad no ha dejado de crecer. 

Y no es de extrañar: FromSoftware ha hecho mejores juegos (como cierta monstruosidad lanzada hace escasos meses), pero Bloodborne fue algo verdaderamente especial... y diría que la obra más redonda hasta la fecha del estudio japonés.

  •  La ambientación es la cima de From. Un viaje que empieza en las decadentes calles de una ciudad de estilo gótico-victoriano y poco a poco se va transformando en una pesadilla cósmica. Es como estar leyendo Drácula, de Bram Stoker, y que a mitad del libro y casi sin percatarnos se transforme en En las montañas de la locura, de H. P. Lovecraft. No existe nada igual.
  • Jugablemente es el soulslike más visceral, manteniendo el acercamiento "táctico" de Demon's Souls/Dark Souls, pero elevando el tempo de los combates e introduciendo una mecánica de recuperación de salud que nos obliga a contraatacar si queremos sobrevivir.
Bloodborne
  • Tiene la duración perfecta. Ha habido quejas por lo largo que puede llegar a ser Elden Ring (no las comparto, pero las entiendo); a Bloodborne no le sobra ni un segundo. Tiene un ritmo envidiable, localizaciones muy variadas, situaciones muy memorables y un modo infinito (las Mazmorras Cáliz). Y para quien se quede con ganas de más, está el multijugador... Y por supuesto Antiguos Cazadores, uno de los mejores DLC que se han hecho jamás.
  • La banda sonora.
  • Los jefes son absolutamente increíbles. Si después de siete años seguimos hablando de la Bestia Sedienta de Sangre, el Padre Gascoigne, la Vicaria Amelia, Ebrietas o el Huérfano de Kos (o como algunos dicen Kosm), es por algo.

Todo estos aspectos que acabo de citar eran ciertos en 2015. Todos estos aspectos que acabo de citar siguen siendo ciertos en 2022. De hecho, creo que con el tiempo incluso ha "mejorado". 

Me explico: no soy experto en vino (ni siquiera me gusta), pero me atrevería a decir que Bloodborne es como un buen vino. Cuando lo jugué me pareció algo increíble, lo disfruté muchísimo (aunque estuve A PUNTO de dejarlo en los primeros compases; tiene un inicio despiadado), y a medida que ha ido pasando el tiempo, el recuerdo de aquella partida no ha hecho más que mejorar en mi cabeza.

Los 10 jefes más difíciles de los juegos de FromSoftware: ¿cuántos has podido derrotar?

Elden Ring - General Radahn, Azote de las estrellas

¿Le hace falta un parche o actualización next-gen que mejore sus problemas de rendimiento? Sí, por supuesto. ¿Una versión para PC? Por favor y gracias. Pero no creo que sea necesaria una versión hipervitaminada del mismo juego.

Sé de sobra cómo acaban estos trabajos: le dan el proyecto a otro estudio y acaban realizando cambios que pervierten el juego original, especialmente a nivel artístico (y cualquier cambio en el estilo artístico de Bloodborne, por pequeño que sea, va a estar a la altura de la restauración del Ecce Homo). 

Bloodborne

Sé que me estoy poniendo muy dramático o que sueno muy exagerado, y lo siento, pero creo que Bloodborne es el juego con el que más fácil es "cagarla".

Apreciaré el trabajo que hagan con la remasterización/remake/secuela/lo que sea (porque va a pasar, estoy convencido) y lo valoraré igual que he valorado el trabajo que han hecho con juegos como Shadow of the Colossus o Demon's Souls, no os quepa duda. Pero Bloodborne no necesita esa clase de puesta a punto. 

Y puede que nunca la necesite. 

Y además

Bloodborne

Plataformas:

PS4

Lanzamiento: