Imagen de perfil de Antonio Sánchez-Migallón
La opinión de
Antonio Sánchez-Migallón

¿Broly es el personaje más importante de las películas de Dragon Ball? ¿Debe volver?

Dragon Ball Super: Broly

Las últimas horas han sido apasionantes en el ámbito informativo de Dragon Ball, y es que Toei Animation ha anunciado el título definitivo de su nuevo largometraje: Dragon Ball Super - Broly. El regreso del Super Saiyan Legendario ha sorprendido a los fans de todo el mundo, por lo que hoy teníamos que abordar todo este asunto en formato blog, y por ende, con opiniones totalmente personales (aderezadas también con destellos de información objetiva). ¿Qué nos parece el regreso de este saiyan? ¿Qué relevancia tuvo en los largometrajes? Opinamos.

Un demonio legendario del cine y los videojuegos Z

Te puede gustar o no, pero está claro que Broly es una de las mayores bestias que hemos conocido en los largometrajes de Dragon Ball, y no solo lo digo por su físico, sino también por su impacto mediático. Es uno de los personajes que más ha impresionado al fandom en toda la historia de la obra, y eso tiene más mérito si cabe teniendo en cuenta que, hasta ahora, no era canon. 

Sí, lo diseñó Akira Toriyama para su primera película, pero no fue quien le aportó el alma o la historia al personaje, fue Toei Animation (concretamente, Takao Koyama) quien se encargó de hacerlo. Por este motivo, el Broly con el que vibramos en nuestra infancia fue una creación de Toei adornada con una fachada de Toriyama. 

Dragon Ball Super: Broly

Siempre se dice que Broly es un éxito gracias al extranjero, pero esto no es del todo cierto, pues arrasó en Japón antes de mostrarse a todo el planeta. Las tres películas que se estrenaron en el país del sol naciente llegaron más tarde a Occidente, luego dichas producciones no dependieron del éxito mundial, sino de la gran aceptación en el panorama doméstico. 

Qué duda cabe que, una vez cruzó el charco, Broly se convirtió en todo un referente de los largometrajes de Dragon Ball. Su fama fue tan vitoreada que raro era el videojuego en el que no hacía acto de presencia, sobre todo a partir de la generación de PS2 en adelante. Pero muchos años antes, la gente ya alucinaba con sus sprites en SNES y el aclamado Super Butoden 2, pese a que por aquel entonces el cartucho lo rebautizara como Tara. Casi nadie sabía quién era ese personaje, pero su físico impactaba tanto que era casi un fijo en cada partida. 

Dragon Ball Super: Broly

Con su llegada a EEUU el furor fue máximo (quizás porque allí casi todo es de tamaño XXL) y Broly pasó a ser uno de los personajes más queridos de la serie, con una cantidad de merchandising hiriente para cualquier bolsillo. Y esto me hace recordar que Broly fue una de las primeras figuras de Dragon Ball que tuve siendo un niño. La compré en un mercadillo, su autenticidad era más que dudosa (vamos, que era falsa de narices), pero sí que llegó antes de la explosión del saiyan en Norteamérica. ¡Os dejo una foto, que seguro que alguno la tuvo también!

Dragon Ball Super: Broly

En definitiva, por todo el impacto que generó (y genera) en el fandom y por ser el villano con más películas hasta la fecha (seguido por Cooler), Broly se erige como el personaje más importante de todas las películas de Dragon Ball. ¿Pero realmente es una creación tan buena?

¿Broly es un buen personaje?

Algo tiene este personaje que atrapa, y esto puede resultar difícil de creer, pues a lo largo de sus tres largometrajes de Dragon Ball Z nos encontramos con un personaje realmente vacío, que apenas puede articular una sola palabra: Kakarotto. Además, su obsesión por este último no podría estar peor llevada, remontándose a un trastorno que sufrió en la niñez, fruto de escuchar el llanto continuo de Son Goku en su incubadora (por no hablar de que lo apuñalaron siendo un bebé y lo arrojaron al espacio exterior junto a su padre Paragus). 

Dragon Ball Super: Broly

¡Crítica de Estalla el duelo!

Con el estreno de Estalla el duelo el 6 de marzo de 1993, comprobamos que estábamos ante un verdadero demonio, de hecho fue así cómo el mismo se denominó, y es que su inmenso poder conseguía sobrecoger al espectador. Se presentó como un ser impío, prácticamente indestructible, capaz de acabar hasta con la vida de su propio padre. Contemplamos a un verdadero animal inherente a la lucha, donde cada uno de sus frames valía por cincuenta puñetazos, veinte patadas y tres omega blasters. Ni siquiera su sistema de contención energética fue rival para él, destrozándolo con su transformación berserker, terminando así con la coraza que oprimía su poder y odio infinitos. Fue una de las transformaciones más bestias de toda la serie, capaz de alterar el medio que lo rodeaba y romperle la propia piel.  

Dragon Ball Super: Broly

Recuerdo ver su primer largometraje siendo un niño, y a día de hoy, le guardo un gran respeto y devoción a esta película. Era la primera vez que veíamos al Super Saiyan Legendario, y eso emocionaba a cualquier fan de Dragon Ball que se pusiera delante del VHS. ¿O acaso no te impactó cuando lo viste en acción por primera vez siendo un niño? Creo que ver a Vegeta paralizado, tras ser consciente de la dimensión a la que pertenecía Broly, nos dejó a todos con la boca abierta. 

¡Consigue aquí las mejores figuras de Broly!

Bien es cierto que sus secuelas no estuvieron a la altura, y su personaje se fue haciendo cada vez más repetitivo e insulso. Le tengo mucho cariño a El regreso de Broly, fue mi primer VHS de la serie y posiblemente la primera película que vi siendo un niño, pero no está a la altura de su predecesora. La trama del primer largometraje estaba muy bien tejida, comenzando con el viaje a Nuevo Vegeta y terminando con la colisión del cometa Camori. Con el regreso del saiyan legendario, la segunda unidad de la Tierra formada por Goten, Trunks, Videl, Krilín Gohan fue la encargada de hacer frente a la bestia, ayudados en última instancia por un Son Goku celestial. Su retorno aquel 12 de marzo de 1994 fue creíble, pero su impacto no fue tan exagerado como en su primera cinta. 

¡Crítica de El regreso de Broly!

Dragon Ball Super: Broly

Y claro, tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe, y eso sucedió con El combate definitivo el 9 de julio de 1994, la tercera y última película de Broly en aquella década. No solo estamos ante la peor entrega de Broly, sino ante una de las peores películas de Dragon Ball (si ya siendo un niño era la que menos me gustaba de las tres, imaginaos ahora). Fue un claro ejemplo de por qué no se debe forzar la máquina con un personaje, más que nada, porque ya teníamos la sensación de haberlo visto morir dos veces. Tenerlo de vuelta gracias a una recomposición genética, unida a un accidental revestimiento de fluido tóxico, daba como resultado un personaje completamente zombie, una sombra innecesaria de lo que había llegado a ser el saiyan de la leyenda.

¡Crítica de El combate definitivo!

Dragon Ball Super: Broly

Si con todo esto no teníamos suficiente, el 30 de junio de 2017 se estrenó un cortometraje 4D en Japón con Broly como protagonista, Dragon Ball Z: Super Tenkaichi Budokai, desatando una nueva transformación God que se adaptaría posteriormente en el arcade Super Dragon Ball Heroes. Poco se conoce sobre esta producción, pues solo se pudo ver en directo en Universal Studios Japan y no hubo filtraciones, aunque en el tráiler veíamos a Broly actuar y decir lo mismo que siempre. Sí, Kakarotto. 

Personalmente, es un personaje que me gusta por todo el impacto que me produjo en su momento, pero sus formas son harto repetitivas y apenas alcanzo a vislumbrar su carisma, más allá de la pura y gratuita locura. Podrían haber jugado más con sus debates internos, con los cimientos y solidificación de su trauma, pero Toei Animation se quedó en la más llana superficie. Ahora, Akira Toriyama, tiene la oportunidad de corregirlo. 

Akira Toriyama resucita a Broly

Ya se lo dijo Tadayoshi Yamamuro en 2015 a nuestros compañeros de Misión Tokyo: "Me gustaría que Broly volviera a aparecer y participar en su cuarta película. Podríamos tratar episodios anteriores a su muerte". Y vaya, prácticamente dicho y hecho. En Toei Animation estaban como locos por recuperar a Broly, y ahí tenemos el personaje de Kale en Dragon Ball Super, que no es más que un intento de la compañía por saciar el hambre de Super Saiyan Legendario. 

Kale

Pero ni los fans ni Toei Animation parecían tener suficiente, querían más. Fue entonces cuando el editor de Toriyama le sugirió que recuperaran a Broly para la nueva película que se estrena el próximo 14 de diciembre, y así fue cómo nació Dragon Ball Super: Broly. No os voy a engañar, cuando se filtró el póster definitivo pensaba que estábamos ante un fake, un nuevo fanart de los miles que se han dibujado del saiyan a lo largo de estos años. Horas después comprobamos que no, que todo eso era real, que Broly estaba de vuelta y que Akira Toriyama se encargaría por completo del personaje, desde su diseño hasta su personalidad e historia. Broly se hacía canon el 9 de julio de 2018 (y sí, también conseguía ser Trending Topic en todo el planeta, estos millennials...).

Dragon Ball Super Broly

Fue entonces cuando el debate interno devoraba mis entrañas. ¿Realmente quería lo que me estaban anunciando? ¿Tenía ganas de ver una cuarta película de Broly? Lo que tenía claro era que quería ver una nueva historia, con una animación asombrosa, que volvieran a tocar la temática original de los saiyans y que me ofrecieran un nuevo gran villano. Parece que se van a cumplir los tres puntos que anhelaba, pero el cuarto me ha supuesto una decepción... a medias.

Dragon Ball Super Broly

Sí, una decepción a medias. La idea de recuperar a Broly por cuarta vez en un largometraje se me hace cansina y casi ridícula. Además, es una muestra clara de que Toei Animation y Toriyama no tienen ganas de arriesgarse por algo completamente nuevo. Ya apostaron sobre seguro con la vuelta de Freezer, y se han empeñado en repetir la misma fórmula con Broly, una fórmula que empieza a ser embarazosa, llamativa y preocupante. ¿De verdad hay tanta carencia de ideas? Que se cojan dos o tres fanfics escritos por aficionados de la serie, lo digo en serio, hay auténticas maravillas. Sinceramente, yo habría optado por otra cosa menos quemada que Broly, más que nada por aportar un soplo de aire fresco a la obra.

¡Todo sobre Dragon Ball Super: Broly!

Y ahora viene la otra mitad, y es que dadas las circunstancias y el pasado de este demonio saiyan, me ilusiona ver a Broly reimaginado por Akira Toriyama. Es la oportunidad perfecta para reconstruir al personaje y aportarle ese plus que necesitó en los años 90 para ser realmente épico y marcar a una generación, no solo por sus atributos externos, sino también por lo que esta vez nos puedan mostrar de su interior. No me cabe duda de que la película tendrá una factura técnica asombrosa con el equipo de Naohiro Shintani, pero solo le pido a Dende que la historia de Toriyama y su nuevo Broly rindan tan bien o mejor que la animación que veremos en pantalla.

Dragon Ball Super: Broly

Esta película de Dragon Ball puede ser la más impresionante de toda su historia, pero no depende de nosotros, sino del arte narrativo y gráfico que nos regalen en diciembre. Yo de momento voy preparando las palomitas, que el 19 de julio tenemos por fin el primer tráiler oficial, y nos podremos ir haciendo una idea de lo que veremos en pantalla grande dentro de unos meses. ¿Destrozarán a Broly o lo catapultarán al trono del Super Saiyan Legendario?

¡Todo lo que debes saber de Super Dragon Ball Heroes!

Bueno, como habéis visto, el retorno de Broly no ha dejado indiferente a nadie. ¿Qué opináis vosotros sobre su importancia en las películas de la franquicia? ¿Realmente lo consideráis importante o para vosotros es un personaje secundario sin más? ¿Os mola su perfil clásico o tenéis ganas de ver qué puede hacer Toriyama con una vuelta de tuerca al personaje? ¡Dejadnos abajo todas vuestras inquietudes! ¡Kai, Kai!

 

Lecturas recomendadas