Imagen de perfil de José L. Ortega
La opinión de
José L. Ortega

Crónica de Madrid Games Week 2018: un buen punto de partida

Madrid Games Week 2018

Y ya acabó Madrid Games Week, la feria que se erigía como la más importante de la industria del videojuego en nuestro país. Un renacimiento que no ha decepcionado y ha dejado sensaciones principalmente positivas. Aunque también algunas sombras.

Había muchas expectativas con el evento. Especialmente por el baile organizativo de los últimos años. Tras un par de años en el poder de Barcelona, la Games Week regresaba a Madrid –siguió celebrándose como Madrid Gaming Experience-. Los focos estaban puestos en mantener el elevado nivel que el evento había conservado durante su estancia en la Ciudad Condal. 

Madrid Games Week, a falta de cifras oficiales, ha sido un éxito. Durante el fin de semana la gente se ha congregado en masa para probar las últimas novedades del sector. No se ha colgado el cartel de “no hay billetes”, pero lo cierto es que en esta edición había más espacio que nunca en los pabellones 12 y 14 de Ifema.

La expectación ha venido generada por una buena nueva que no se había visto en prácticamente ninguna de las ediciones celebradas en Madrid. El público acostumbraba a recibir lanzamientos que, generalmente en su mayoría, ya estaban en las tiendas. Este año hemos podido disfrutar de primera mano de títulos cuyo lanzamiento está previsto para dentro de unos meses, como Kingdom Hearts 3, Resident Evil 2 Remake, Metro Redux, Jump Force, Days Gone, Dreams o Darksiders III.

Sin olvidar títulos que per sé acaparan la atención en masa de los jugadores, como Super Smash Bros. Ultimate o Call of Duty Black Ops IIII.
En una feria como Madrid Games Week, claramente dirigida a contentar al usuario medio, los videojuegos son los protagonistas. Eso está claro.

Hobbyconsolas elige a los mejores de Madrid Games Week

Además de la presencia de los mencionados títulos, es de recibo destacar algunos stands impresionantes como los organizados por 2K con cancha de basket callejero o por Sony, tanto con su ambientación de Spider-Man o su dedicación a los lanzamientos para PS VR y acercárselos así a un público que todavía tiene ciertas reticencias con los dispositivos de realidad virtual.

Madrid Games Week 2018

También es remarcable la amplia presencia de los esports, totalmente integrados con el resto del mercado, y ya no en un pabellón aparte como en otras ediciones. ESL, Liga PlayStation o LVP han organizado torneos con los mejores jugadores del país. Y los espectadores no han fallado a su cita.

En un evento como este, a gran escala, también se agradece la presencia de stands en apoyo al desarrollo de videojuegos en España. Bien ubicados encontrábamos a centros como U-Tad o ESNE, sin obviar el espacio dedicado a los próximos lanzamientos de PlayStation Talents. En todos ellos encontramos auténticas joyas que, esperamos lleguen al mercado en los próximos meses y arrasen, impulsando el nombre de nuestro país en el sector. 

Madrid Games Week 2018

En líneas generales, este año se han hecho muchas cosas bien en Madrid Games Week, pero en ciertos aspectos la organización se ha ganado también un tirón de orejas.

Sobre todo por la ubicación de RetroWorld, la sección dedicada al videojuego retro, totalmente marginada del resto de la feria al estar situada en una planta superior y con muy pocos carteles que dieran pistas sobre su ubicación. De hecho, el jueves ni había. 

Eso desembocaba en un pabellón considerablemente menos poblado que el principal, probablemente por la falta de información, minimizada con algún esporádico aviso por megafonía. Hay que tener en cuenta que los integrantes de los stands son, en su mayoría, empresas pequeñas que se juegan su dinero y su inversión por estar allí. Algunos de los propietarios nos hablaban de unas pérdidas del 20 % con respecto al año pasado por la falta de comunicación en este aspecto.

En Madrid Games Week también ha habido lugar para diversas conferencias y ponencias en un foro de desarrolladores ubicado entre los pabellones 12 y 14. Su ubicación se antoja excelente, pero hay que tener en cuenta que se trata de escuchar al o la ponente. La algarabía propia del recinto provocaba que no fuera sencillo escuchar lo que personas que se han trabajado una charla nos querían transmitir. Un lugar más alejado, pero con mejor sonido sería lo perfecto para este tipo de actividades. 

Madrid Games Week 2018

A niveles generales, esos han sido los mayores defectos de Madrid Games Week. Aunque, a nivel periodístico, también hemos echado de menos una sala de prensa para poder trabajar o acciones con un mayor interés informativo para los medios como la puesta en escena de conferencias de las empresas más importantes o la presencia de ilustres personalidades del sector, que nos dan tan buenos ratos como nos los ha dado Kazunori Yamauchi en la entrevista que le pudimos hacer.

Madrid Games Week ha sido un interesante renacimiento. Aunque ha distado de ser perfecto, la organización va en buen camino respecto a lo que quiere conseguir. Seguro que Madrid Games Week 2019 es incluso mejor.